Un éxito total. Ford recibe miles de pedidos anticipados por la F-150 eléctrica

Los precios de la camioneta van de los $40,000 dólares, en el modeló base, a los $90,000 en el de lujo; el gobierno otorga un crédito fiscal de $7,500 dólares a los compradores de autos eléctricos

El presidente Biden manejó el vehículo un día antes de su presentación al público, el jueves pasado.
El presidente Biden manejó el vehículo un día antes de su presentación al público, el jueves pasado.
Foto: NICHOLAS KAMM / Getty Images

En solo dos días Ford recibió casi 45,000 pedidos anticipados para la camioneta eléctrica F-150 Lightning 2022, informó el CEO de la compañía, Jim Farley. No está mal para el viejo fabricante de automóviles que finalmente emprendió la transición a vehículos eléctricos.

Tras la presentación de la camioneta, la compañía recibió 20,000 reservas. A partir del viernes por la mañana, la cifra se duplicó, dijo Farley en su cuenta de Twitter.

Aquellos que quieran reservar una de las camionetas eléctricas pueden elegir entre diversos modelos: el modelo básico, XLT, Lariat y Limited. La camioneta base tiene un precio inicial de $ 40,000 dólares, aunque todavía no se conocen la especificaciones de ese modelo. La versión Limited se eleva a más del doble: $90,000 dólares. El XLT, de gama media, costará a los compradores alrededor de $ 53,000 dólares.

Los compradores deben tener en cuenta que estos precios son anteriores a las exenciones o incentivos fiscales federales, estatales y locales aplicables para comprar un vehículo eléctrico, incluido el enorme crédito fiscal de $7,500 dólares que otorga el gobierno federal.

Las reservas permanecen abiertas y Ford se pondrá en contacto con quienes hayan apartado un vehículo este otoño para convertirla en un pedido oficial. La producción comenzará la próxima primavera.

Bueno comentarios del presidente

El presidente Joe Biden, un entusiasta de los autos, tuvo palabras amables para la F-150 eléctrica después de conducirla en la planta de Ford: “Les va a gustar… Gracias por mostrar cómo ganaremos la competencia del siglo XXI“, dijo sonriente. “Impulsemos juntos la fabricación masiva de autos eléctricos. Tomamos el mercado o nos quedamos atrás”.

Como parte de su American Jobs Plan, Biden quiere construir 500,000 estaciones de carga a lo largo del país para apoyar a los compradores de vehículos eléctricos, junto con inversiones en la red eléctrica para hacer eficiente la transición. Su programa incluye $ 35,000 millones de dólares para apoyar la investigación y el desarrollo en los Estados Unidos para temas relacionados con la energía y el clima.

Ford y otros fabricantes de automóviles han pedido al gobierno federal que apoye a las empresas en la transición a los vehículos eléctricos, con inversiones para impulsar la producción local de baterías y fortalecer la cadena de suministro nacional. Hoy, la cadena de suministro depende, increíblemente, de China.