12 millones perderían sus beneficios por desempleo después de Navidad

La terminación de dos programas de asistencia aprobados por la Ley CARES dejará en el desamparo a muchas familias

12 millones perderían sus beneficios por desempleo después de Navidad
La terminación de varios programas de asistencia dejará en el desamparo a millones de estadounidenses.
Foto: John Sommers II / Getty Images

Mientras el Congreso no se pone de acuerdo para legislar un nuevo acuerdo de ayuda, el programa de Asistencia por Desempleo Pandémico terminará justo después de Navidad, lo que dejaría sin beneficios de desempleo a 7.3 millones de contratistas independientes, trabajadores de conciertos, autónomos y personas que trabajan por cuenta propia, de acuerdo con una estimación reciente de The Century Foundation.

El programa también está disponible para algunas personas afectadas por el coronavirus, incluidas aquellas que están enfermas o en cuarentena o tienen familiares que lo están y aquellas cuyas escuelas han cerrado.

El programa de Compensación por Desempleo de Emergencia Pandémica, también expirará. Ese proporciona a los desempleados 13 semanas adicionales de pagos después de que agotan sus beneficios estatales tradicionales, que generalmente duran 26 semanas. A menos que el Congreso actúe rápidamente, unos 4.6 millones de beneficiarios verán terminar prematuramente a menos que el Congreso actúesus pagos y muchas de esas personas no serán elegibles para beneficios estatales extendidos, que pueden durar hasta 20 semanas.

El número de desempleados de larga duración ha aumentado de manera constante, son aquellas personas que no han conseguido trabajo más de seis meses después de haber sido despedidos al inicio de la pandemia, en marzo y abril. Casi 3.6 millones de estadounidenses estuvieron sin trabajo durante al menos 27 semanas en octubre, un aumento sorprendente de casi el 50% desde septiembre, según el informe federal de empleos más reciente.

“Nunca cortamos los beneficios por desempleo cuando la tasa de desempleo es tan alta en una recesión”, dijo Andrew Stettner, miembro principal de The Century Foundation, en una entrevista con CNN.

El Congreso no ha podido ponerse de acuerdo sobre otro paquete de estímulo para extender muchas de las medidas de alivio que aprobó en marzo. Atrás quedó el impulso federal de $600 dólares a las prestaciones semanales por desempleo, que expiró a fines de julio a pesar de la intensa presión ejercida por los desempleados, los defensores de los consumidores y los demócratas.

La inminente terminación de los programas de desempleo pandémico restantes se produce cuando los casos de coronavirus aumentan en todo el país, lo que ha llevado a varios gobernadores a renovar las restricciones en empresas y escuelas. Esto probablemente dará lugar a nuevos despidos: y las solicitudes de desempleo iniciales aumentaron a mediados de noviembre por primera vez en un mes. El fin de la ayuda llega además cuando varias otras iniciativas federales de rescate, incluida la moratoria de desalojo y el aplazamiento del pago de préstamos estudiantiles, terminan, lo que pone una presión adicional sobre los desempleados.