5 datos que debes conocer acerca de la promisoria vacuna de Pfizer

A las buenas noticias sobre la efectividad de la vacuna de la farmacéutica estadounidense se suman algunas interrogantes que debes conocer

Los resultados preliminares de la vacuna de la farmacéutica estadounidense son mejores de lo esperado.
Los resultados preliminares de la vacuna de la farmacéutica estadounidense son mejores de lo esperado.
Foto: David Dee Delgado / Getty Images

Cuando Estados Unidos rompe recórd de contagios y hospitalizaciones día tras día, el país recibió una buena noticia el lunes: un análisis preliminar encontró que la vacuna de Pfizer era más del 90 por ciento efectiva para prevenir el COVID-19.

“Hoy es un gran día para la ciencia y la humanidad”, dijo Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer.

Aquí hay cinco cosas que debe saber sobre el avance, de acuerdo con una nota publicada el martes por The Hill:

Los resultados son mejores de lo esperado

Los expertos habían advertido al público que muchas vacunas no tienen una efectividad del 100 por ciento. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) había establecido una efectividad mínima del 50 por ciento para que se aprobara la vacuna contra el coronavirus.

Estos resultados superarían con creces ese porcentaje y varios expertos dijeron que se sorprendieron gratamente.

“Es un número increíblemente alto para la mayoría de las vacunas”, dijo Bob Wachter, presidente del departamento de medicina de la Universidad de California-San Francisco. “La mayoría de la gente esperaba entre un 50 y un 70 por ciento”.

Todavía hay algunas incógnitas y los datos completos del ensayo clínico aún no se han publicado. Entre las preguntas pendientes está cuánto tiempo durará la protección de la vacuna. Es posible que las personas tengan que vacunarse todos los años, por ejemplo. Tampoco hay datos sobre qué tan bien funciona la vacuna en los adultos mayores, que son altamente vulnerables al contagios de COVID-19.

No estará disponible de inmediato

A pesar de los datos alentadores, la vacuna no será un aliado inmediato en la lucha contra el coronavirus.

La empresa debe esperar hasta la tercera semana de noviembre para terminar de recopilar los datos de seguridad requeridos por la FDA para solicitar una autorización de emergencia. Hasta el momento, no se han observado problemas de seguridad serios, dijo la compañía.

Incluso después de la autorización, la cantidad de dosis iniciales será limitada y se destinará primero a grupos de alto riesgo como los trabajadores de la salud o los ancianos. Los expertos esperan que las primeras dosis se puedan administrar antes de fin de año, pero gran parte de la población en general no se vacunará hasta entrado el 2021.

Alejandro Cané, un funcionario de vacunas de Pfizer, le dijo a The Hill el lunes que la compañía planea tener 100 millones de dosis de vacunas disponibles en los Estados Unidos entre diciembre y marzo, en virtud de un acuerdo previamente anunciado por el gobierno federal, que compró esas vacunas por $1,9 billones de dólares.

Sin embargo, debido a que cada persona debe recibir dos dosis, sólo 50 millones de personas la podrán recibir inicialmente. Las vacunas serán gratuitas.

Las precauciones deben continuar

Debido a que la vacuna no estará disponible para el público en general durante varios meses, es fundamental que las personas tomen precauciones, como continuar con el uso de una mascarillas cubrebocas, mantener la sana distancia y lavarse las manos.

A medida que se acerque el invierno, será aún más importante que las personas tomen precauciones.

“Todos debemos tener presentes dos hechos aparentemente contradictorios”, tuiteó el lunes Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown. “Estamos entrando en los días más duros de la pandemia. Los próximos dos meses se verán muchas infecciones y muertes. Pero ya hay una luz al final del túnel y hoy esa luz se volvió un poco más brillante “.

Oportunismo político

Los republicanos se apresuraron a dar crédito al esfuerzo de la Operation Warp Speed, ​​de la administración Trump, por ayudar a acelerar la vacuna.

“GRANDES NOTICIAS: Gracias a la asociación público-privada forjada por el presidente @realDonaldTrump, @pfizer anunció que su ensayo de vacuna contra el coronavirus es EFECTIVO, previniendo la infección en el 90% de sus voluntarios”, tuiteó el vicepresidente Pence el lunes.

Sin embargo, el panorama es complicado por el hecho de que Pfizer y su socio, la empresa alemana BioNTech, no recibieron fondos del gobierno de Estados Unidos para investigación y desarrollo, a diferencia de otras compañías farmacéuticas que trabajan en vacunas contra el coronavirus.

“Trump no debería atribuirse el mérito del progreso de Pfizer / BioNTech, pero no es justo sugerir que esto fue simplemente un esfuerzo del ‘sector privado'”, tuiteó el senador demócrata Chris Murphy. “Obtuvieron contratos de compra-distribución de Estados Unidos, la Unión Europea y Japón; BioNTech obtuvo $445 millones de dólares en fondos del gobierno alemán”.

El presidente electo Joe Biden, llamó al progreso de la vacuna “una excelente noticia”, pero advirtió que “aún faltan meses para el final de la batalla contra el COVID-19”.

La distribución, un desafío

Una vez que la vacuna sea autorizada por la FDA, vendrá la abrumadora empresa de poner las inyecciones en los brazos de millones de estadounidenses.

La vacuna de Pfizer tiene la complicación adicional de que debe almacenarse a temperaturas extremadamente frías, más allá de lo que proporciona un congelador normal.

Los funcionarios estatales de salud, en gran parte responsables del esfuerzo de vacunación, advirtieron al Congreso el mes pasado que necesitan $8.4 billones de dólares para la distribución de las vacunas. El paquete de ayuda para enfrentar al coronavirus se ha estancado durante meses en el Congreso, lo que es un obstáculo para proporcionar esos fondos.

“Esta es una empresa bastante importante”, dijo Marcus Plescia, director médico de la Asociación de Funcionarios de Salud Estatales y Territoriales. “No es solo la escala, sino también la velocidad. Tenemos que ser capaces de ampliar aún más el sistema para poder hacerlo”.