6 errores terribles que comete la gente en sus perfiles de LinkedIn

Conoce más sobre cómo mejorar tu imagen en esta importante red social laboral

6 errores terribles que comete la gente en sus perfiles de LinkedIn
Por qué debe interesarte LinkedIn hasta que necesitas el empleo. Si deseas mantener un perfil activo, entonces aparece más a menudo para que la red te conozca.
Foto: Pixabay

Mientras quienes no tienen trabajo pasan sus días buscando una oferta de forma incesante, los que tienen empleo sienten su futuro laboral incierto y por eso empiezan a buscar otras oportunidades… o deberían estar preparados para hacerlo.

En esa tarea la primera acción es mejorar su perfil curricular, sobre todo en la red social más popular entre los empleadores como lo es LinkedIn, en donde de acuerdo a Gary Burnison, director ejecutivo de Korn Ferry Consultoría, existen al menos seis terribles errores, publicados en CNBC, que los usuarios han cometido en su perfil.

No poner foto de perfil
Esta falta de fotografía puede ser una lamentable señal para los reclutadores, algo como “no tengo tiempo para esto”. No lo hagas, busca o en el mejor de los casos tómate una foto que realmente te guste, y donde muestres confianza y accesibilidad. Los gerentes de recursos humanos buscan a su candidato empezando incluso por la imagen más interesante en la red.

Una pobre introducción
Ese título que parece debajo de tu foto y nombre es igual de valioso que tu imagen. Es la primera impresión que en tu perfil profesional darás a entender. Es lo que dice de tus habilidades como profesional, es cuestión de que pienses que ese título responda a la pregunta ¿Qué es lo que sé hacer? No solo es decir que eres “diseñador gráfico” sino describir que “brindo soluciones creativas en contenidos editoriales”.

No eres atractivo en “Acerca de”
Trata de venderte lo suficiente en pocas palabras. No hables en tercera persona como “Juan es un gran talento para equis cosa”, está bien decir “Conecto las emociones del lector con los sitios en donde redacto”. Deja atrás los clichés y descríbete como alguien que aporta cierto tipo de soluciones.

La sección “Experiencia” es demasiado básica
La gente piensa en esta sección como un breve cronograma que enumera todos sus empleadores y puestos ocupados. Pero los directores ejecutivos esperan ver mucho más que eso.
Al igual que con tu currículum, debes utilizar un enfoque centrado en los logros. Enumerar algunos resultados obtenidos, destaca hazañas de antiguos empleos, usa palabras clave que hablen del nivel de experiencia adquirida.

No sacarle provecho a “Recomendaciones”
Este es más que una frase, pide a esos grandes profesionales que respaldan tus habilidades que tomen un minuto para hacer una recomendación reflexiva y bien escrita. Pídeles que escriban algunos detalles específicos que permitan a tu perfil distinguirse de entre otros perfiles genéricos.

Poca o nula “Actividad”
Por qué debe interesarte LinkedIn hasta que necesitas el empleo. Si deseas mantener un perfil activo, entonces aparece más a menudo para que la red te conozca. Si bien solo tú puedes determinar el nivel correcto de actividad, debes buscar no estar tan invisible ante las redes sociales laborales para que el mundo se involucre con tu entusiasmo laboral.