Biden está dispuesto a negociar quién recibirá y quién no el tercer cheque de estímulo para sacar adelante la medida

El presidente se muestra optimista de que el Congreso apruebe su propuesta de estímulo y está dispuesto a escuchar todas las voces

Biden está dispuesto a negociar quién recibirá y quién no el tercer cheque de estímulo para sacar adelante la medida
El presidente Biden y su equipo están dispuestos a escuchar todo tipo de propuestas.
Foto: KEVIN DIETSCH / EFE

El presidente Joe Biden está abierto a negociar los criterios de elegibilidad del tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares que propuso en su plan de estímulo económico de $1.9 trillones de dólares. La declaración del mandatario es una buena señal para los legisladores que han dicho que la ayuda debería ir dirigida a las personas con ingresos más bajos.

“Ustedes saben que propuse, que nosotros propusimos los $1,400 dólares adicionales en pago directo a la gente. Bueno, hay razones legítimas para que la gente diga: ‘¿Tiene las líneas trazadas de la manera correcta? ¿Debería ir a alguien que gane más de X dólares o por qué? Estoy abierto a negociar esas cosas”, expresó Biden, de acuerdo con una nota de Fox Business.

Los dos cheques de estímulo entregados hasta ahora han llegado a los estadounidenses que ganan menos de $75,000 dólares (menos de $150,000 dólares en caso de parejas que paguen impuestos de manera conjunta).

Congresistas demócratas y republicanos han comenzado las negociaciones con la administración Biden sobre el proyecto de estímulo impulsado por la Casa Blanca para enfrentar la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

Legisladores y funcionarios de la Casa Blanca, liderados por el director del Consejo Económico Nacional, Brian Deese tuvieron una llamada el domingo, en lo que fue una clara intención de Biden de lograr un acuerdo bipartidista.

Una de las consultas de los congresistas en la reunión fue si los nuevos cheques de estímulo será entregado a grupos específicos y no a toda la población que resulte elegible.

Objeciones y propuestas

Economistas conservadores consideran que los cheques de estímulo no se deben enviar a todo el mundo porque hay gente que no necesita el dinero. Sin embargo, hay casi 10 millones más de estadounidenses desempleados desde que comenzó la pandemia y una ayuda como esta llegaría rápido y sin muchos trámites.

Quienes sí están a favor de los estímulos económicos en los términos en los que han sido propuestos argumentan que significan mucho más para una familia de bajos ingresos para cubrir sus gastos de primera necesidad.

El representante republicano de Ohio, Steve Stivers, ha propuesto limitar la recepción del próximo cheque de estímulo a personas que se pongan la vacuna del coronavirus.

Según dijo Stivers en una entrevista en Yahoo Live, “es importante alcanzar la inmunidad de rebaño lo antes posible”. “Si bien no estoy a favor de dar un cheque de estímulo de $ 1,400 por nada, estaría dispuesto a aprobar un cheque para las personas que se vacunen”, explicó.

La deuda pública ha sido un punto de conflicto por parte de los republicanos para limitar el déficit. Algunos congresistas pidieron el domingo a los funcionarios federales justificación para algunos fondos, como los $130 billones que se solicitan para escuelas.

“Cada dólar del que estamos hablando aquí se lo están pidiendo prestado a nuestros nietos”, dijo el senador independiente por Maine, Angus King, al diario The Washington Post.

La senadora republicana Susan Collins señaló que aún quedan 1.8 billones de dólares pendientes por gastar del paquete de estímulo ya aprobado: “Esperamos obtener más datos que documenten la necesidad que plantean”, dijo Collins, una de las republicanas más moderadas.

Con información de La Opinión, Telemundo y Fox Business