Biden le pide al Congreso suspender el impuesto a la gasolina por 3 meses: por qué no es tan buena idea

El presidente Joe Biden le pidió al Congreso de EE.UU. que apruebe una suspensión temporal del impuestos de la gasolina por tres meses. La medida ya tiene críticas

El presidente Joe Biden le pidió al Congreso suspender por tres meses el impuesto federal a la gasolina. (Foto por Drew Angerer/Getty Images)
El presidente Joe Biden le pidió al Congreso suspender por tres meses el impuesto federal a la gasolina. (Foto por Drew Angerer/Getty Images)
Foto: Getty Images

Este miércoles, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, le pidió al Congreso suspender el impuesto a la gasolina por tres meses, con el fin de darles un alivio a los conductores del país, que cada día se enfrentan a costos más elevados en las estaciones de servicio. 

Aunque aún no se sabe si el Congreso va a tomar la decisión de darle luz verde a esta petición, la medida ya tiene posiciones encontradas: algunos aseguran que en efecto traería ahorros a la hora de cargar gasolina, pero otros consideran que esto más que ayudar, perjudicaría al mercado, ya que mantendría elevada la demanda, ya que exacerbaría la escasez de oferta. 

“Una exención fiscal podría empeorar el desajuste entre la oferta y la demanda al estimular una mayor demanda de gasolina y, a su vez, precios más altos, lo que se sumaría de manera contraproducente a los problemas generales de inflación”, coincide por su parte, Alex Muresianu, integrante de Tax Foundation, en una entrevista con Forbes.

La inflación interanual no se ha estabilizado en los últimos meses. De acuerdo con el último reporte de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés), hasta mayo, se concentró en un 8.6%. Los aumentos han ocurrido en diferentes productos y servicios, pero quizá lo que más ha causado conmoción, son los precios de la gasolina: se ha superado los $5 dólares por galón en diversos estados del país, incluso es el promedio federal.

En este sentido, la propuesta de Biden coincide con la época del verano, una de las más concurridas para salir de viaje por carretera. El impuesto federal es de 18 centavos por galón de gasolina regular y 24 centavos por galón de diésel. El llamado del presidente también va hacia los estados, pidiendo que suspendan temporalmente los impuestos a la gasolina o que encuentren otras formas de otorgar algún alivio a los consumidores.

“Una suspensión daría a los estadounidenses un poco más de espacio para respirar mientras lidian con los efectos de la guerra [del presidente ruso Vladimir] Putin en Ucrania”, dijo la Casa Blanca en un comunicado de prensa.

“Si este proyecto de ley se firma y promulga, entra en vigencia, ayudará a los automovilistas”, dijo Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo en GasBuddy, en una entrevista con CNBC. Sin embargo, explicó que el nivel de alivio que se otorgue va a depender de que los precios mayoristas se mantengan estables. 

De acuerdo con la Oficina de Presupuesto del Congreso, el impuesto federa de la gasolina aporta $45 mil millones de dólares al año, lo que cubre casi todos los $47 mil millones del año pasado en gastos federales de carreteras.

“Parte del desafío con el impuesto a la gasolina, por supuesto, es que financia las carreteras”, dijo la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, en una entrevista con CNN. Así que, esto tendría un impacto también en la construcción de infraestructura dentro del país, ya que se tendrá que encontrar otra manera de obtener esos ingresos. 

“Por mucho que entiendo el deseo de la Administración Biden de aliviar el dolor de los precios más altos, una exención del impuesto a la gasolina es una idea terrible. Además de renunciar a valiosos ingresos, aumentará la demanda y solo aumentará los precios de la gasolina. Eso, a su vez, hará que los precios del petróleo suban un poco; no es lo que queremos hacer si queremos sofocar la principal fuente de ingresos de exportación de Rusia. Para bajar los precios, necesitamos impulsar la oferta, no la demanda. Trabajar con los saudíes es desagradable pero importante dada la importancia de luchar contra la inflación y apoyar a Ucrania”, finalizó Gilbert Metcalf, profesor de economía en la Universidad de Tufts, en entrevista para Forbes.

***

También te puede interesar:

Cuánto hay de cierto que Biden podría enviar tarjetas de reembolso para la gasolina
-Biden podría autorizar una exención del impuesto federal a la gasolina: cómo te beneficiaría