Cómo ahorrar al menos $300 dólares al año utilizando pañales de tela

Además de las motivaciones medioambientales, el uso de las prendas de tela para la protección de los bebés ha recobrado fuerza en la medida en la que se incorporan alternativas más prácticas y económicas

Cómo ahorrar al menos $300 dólares al año utilizando pañales de tela
Los pañales de tela han ganado más adeptos en los últimos años.
Foto: Public Domain Picture / Pexels

En los años recientes, el uso de los pañales de tela para los bebés ha sido una tendencia que recobra fuerza, luego de que por décadas, la llegada de los desechables revolucionó el mercado como una alternativa que acaparó las preferencias por su comodidad y practicidad; sin embargo, con el paso de los años, los pañales de un solo uso han sido señalados como unos de los elementos más contaminantes en el planeta, por lo que cada vez es más común que las nuevas generaciones de padres de familia regresen al tradicional concepto de los reutilizables, los cuales además representan un ahorro en los bolsillos.

Estimaciones ambientalistas indican que alrededor de 20 mil millones de pañales al año terminan en los vertederos tan solo en los Estados Unidos, lo que representa un foco de infección aunado a los patógenos de los residuos sólidos y los cientos de años que pueden tardar en degradarse, pero no solo los motivos medioambientales, están presentes, ya que el gasto en pañales desechables rebasa al menos los mil dólares por año durante el periodo de uso de los bebés.

Quizá el principal inconveniente que siguen presentando los pañales de tela es el hecho de lavarlos constantemente, pero también implican otros factores, como el de elegir el tipo que más se adapte a las circunstancias, tanto del bebé como de sus padres, así como los accesorios que acompañan estas prendas y que son indispensables para su óptimo funcionamiento. De acuerdo a la clasificación del portal financiero Money Crashers, hay al menos cuatro tipos de pañales de tela que se pueden utilizar en el proceso del crecimiento de los bebés, los cuales difieren en algunos cientos de dólares en su aplicación.

Te puede interesar:

·Cuáles es la clasificación de supermercados en la que Walmart ocupó el último lugar

Prefabricados

Son los más básicos y sencillos, así como económicos, con un precio menor a los $4 dólares por pañal, aunque con la desventaja de tener que comprar de distintos tamaños conforme el bebé crezca, con un gasto estimado de entre $200 y $300 dólares en tres años.

Ajustados

Son los más parecidos a los desechables y cuentan con capas de material absorbente, además con la ventaja de que varios de estos modelos son ajustables, lo cual permite acompañar el crecimiento de los bebés con un precio menor a los $20 dólares por pieza.

Todo en uno

Uno de los más completos de entre los pañales de tela, con una capa exterior impermeable, lo que abona en practicidad, aunque con la desventaja de que por su volumen, se requieren más cargas de lavado y su proceso de reutilización es más lento. El cálculo para este tipo de pañales es de menos de $1,000 dólares durante tres años.

Todo en dos

Cuentan tanto con absorbente interior como con forro que hacen que sean los más prácticos, ya que en muchas ocasiones solo se necesita cambiar el forro, lo que le da más agilidad al proceso de cambio de pañal y de lavado, además de que están disponibles en tallas únicas ajustables al crecimiento, con un costo menor a los $600 dólares durante todo el tiempo que se necesitan.

Según los cálculos, ya contando con los accesorios que se ocupan para su uso, así como el gasto de lavado en casa (no en lavandería), el costo de los pañales de tela es de hasta un tercio más barato con respecto a los desechables, lo que se traduce en al menos $300 dólares cada año.