Cómo ayudará el tercer paquete de estímulo económico a los dueños de los restaurantes

Los establecimientos propiedad de mujeres, veteranos y minorías, tendrán prioridad al momento de solicitar los fondos del Fondo de Revitalización de Restaurantes

Oxígeno puro. Miles de restaurantes que sobrevivieron a la crsis podrán operar nuevamente con los fondos de ayuda.
Oxígeno puro. Miles de restaurantes que sobrevivieron a la crsis podrán operar nuevamente con los fondos de ayuda.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Aproximadamente medio millón de propietarios de restaurantes independientes consideran una gran victoria la aprobación del paquete de estímulo del presidente Joe Biden, que incluye ayuda para pequeñas empresas, incluidos miles de restaurantes que han sufrido enormes pérdidas tras los cierres obligados por la pandemia de COVID-19 .

El Fondo de Revitalización de Restaurantes, de $ 28.6 billones de dólares, ofrecerá subvenciones directas a restaurantes y otras empresas del ramo, un estímulo urgente a los establecimientos en dificultades. Los propietarios de restaurantes independientes de todo el país han sostenido durante mucho tiempo que las subvenciones, en lugar de los préstamos que tienen que devolver, son cruciales para su funcionamiento.

“Es claramente una subvención, no un préstamo y eso es super importante”, dijo Naomi Pomeroy, propietaria de un restaurante y miembro fundador de Independent Restaurant Coalition (IRC), un grupo formado para ayudar a los restaurantes afectados por la pandemia de COVID-19. “No puedo enfatizar lo poco que necesitamos más préstamos como los proporcionados por el Programa de Protección de Nóminas (PPP)”.

Esos préstamos no satisfacían las necesidades de muchos empresarios, que estaban obstaculizados por las restricciones sobre cómo se podían gastar los fondos y tenían que endeudarse para cubrir los gastos corrientes y los costos operativos.

El IRC ha abogado por el fondo de revitalización, que sigue el modelo de la Ley de Restaurantes de $120 billones, propuesta por primera vez en abril en una carta al Congreso.

Golpe severo

Más de 110,000 restaurantes, aproximadamente uno de cada seis en Estados Unidos, han cerrado de forma permanente, lo que ha provocado la pérdida de 2.4 millones de puestos de trabajo. Los pequeños restaurantes perdieron más de $135 billones de dólares en ventas el año pasado, mientras que la industria en general perdió $240 billones, según la Asociación Nacional de Restaurantes.

Aún se deben ultimar los detalles sobre cuándo y cómo la Administración de Pequeñas Empresas (SBA) otorgará subvenciones a los propietarios de los negocios elegibles. Pero algunas cosas ya están claras, por ejemplo, el fondo de revitalización dará prioridad a los establecimientos pequeños y pertenecientes a minorías que, de otro modo, podrían terminar en la parte final de la fila y que fueron eximidos de la ronda inicial de préstamos del PPP.

¿Qué establecimientos califican?

El fondo define a los restaurantes de manera libre, considerando casi cualquier tipo de negocio que sirva comida o bebida como elegible para subvenciones. Los restaurantes y bares son elegibles, al igual que los puestos de comida, food trucks, carritos de comida, empresas de catering, tabernas, posadas, cervecerías y productores de bebidas alcohólicas con licencia “donde el público puede degustar, probar o comprar productos”, dice el proyecto de ley.

Durante los primeros 21 días de subvenciones, la SBA dará prioridad a las solicitudes de establecimientos propiedad de mujeres, veteranos y minorías.

Como parte del programa, $5 billones se reservarán para los restaurantes independientes más pequeños, que antes del COVID-19 ganaban $ 500,000 dólares anuales o menos, para que los establecimientos más grandes no se acaben los fondos. Las cadenas de restaurantes con más de 20 establecimientos están excluidas, al igual que las empresas que cotizan en bolsa. En general, se otorgarán subvenciones según el orden en que se reciban las solicitudes.

¿Cómo se calcularán las subvenciones?

Los restaurantes elegibles pueden esperar subvenciones que coincidan con la pérdida de ingresos relacionada con la pandemia, calculada tomando sus ingresos en 2019 y restando los ingresos de 2020 y cualquier préstamo de PPP recibido. Por ejemplo, un restaurante que ganó $1 millón en 2019 y $ 600,000 dólares en 2020, y que también recibió un préstamo PPP de $200,000, sería elegible para una subvención de revitalización de $200,000 dólares. Los préstamos de Préstamos por Desastre por Lesiones Económicas (EIDL) no se deducen de los montos de la subvención. Las entidades tienen derecho a subvenciones por valor de hasta $10 millones o $ 5 millones de dólares por ubicación física.

¿Existen límites sobre cómo se pueden gastar los fondos?

Los propietarios de restaurantes pueden utilizar la ayuda federal para cubrir una variedad de gastos, desde la nómina hasta el equipo de protección personal y otros gastos operativos. Es probable que tengan que dar cuenta de cómo utilizaron el dinero de la subvención, pero la SBA aún no ha publicado una guía específica.

En general, los fondos cubren una amplia gama de costos incurridos durante la pandemia, como los gastos de construcción de comedores al aire libre y los desembolsos en equipo de protección personal, limpieza y desinfección, desde el 15 de febrero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2021.

Soy elegible, ¿cuándo, dónde y cómo solicito?

Dado que el fondo se ha establecido rápidamente, la SBA aún debe diseñar reglas y regulaciones que detallen cómo pueden postularse las empresas. El programa aún no se ha abierto para solicitudes y la agencia aún no ha publicado un cronograma de cuándo comenzará a aceptar y procesar solicitudes de fondos.

“Todavía estamos en un poco de limbo, no sabemos cuándo se abrirá el proceso de solicitud. La SBA tiene que tomarse un tiempo con la legislación para redactar las reglas y en ese momento habrá una solicitud disponible”, dijo Erika Polmar, director ejecutivo y cofundador del IRC. “Estamos encantados de que se haya incluido en el plan de rescate y esperamos ver cómo se desarrolla. El problema estará ahora en los detalles de la implementación”.

La ventana de 21 días reservada para mujeres, veteranos y dueños de negocios social y económicamente desfavorecidos probablemente ocurriría en mayo o junio, después de lo cual el fondo de revitalización estaría abierto a todos los solicitantes elegibles, según la NRA.

Mientras tanto, los propietarios de restaurantes pueden registrarse para obtener un número del Sistema de Numeración Universal de Datos (DUNS), un identificador de nueve dígitos (asignado a las empresas por Dun & Bradstreet) que es como una “huella digital” para las empresas. Se requiere un número DUNS para recibir subvenciones del gobierno.

Consulte el sitio web de Independent Restaurant Coalition, saverestaurants.com para obtener orientación actualizada, hojas informativas y otros recursos.

Con información de CBS News