Cómo evitar que el dinero se te vaya muy rápido con estos 5 consejos

Las fugas de capital más recurrentes en las finanzas personales se dan por no tener un control de los gastos

Cómo evitar que el dinero se te vaya muy rápido con estos 5 consejos
Detectar a dónde se va todo el dinero da espacio para generar ahorro.
Foto: Pixabay / Pexels

Uno de los principios básicos que los especialistas en las finanzas personales suelen recomendar es la elaboración de un estricto registro de los gastos que se tienen al mes para que partiendo de ahí se pueda contar con un control de dónde se generan principalmente las fugas de dinero que impiden un ahorro óptimo.

En ese sentido, el seguimiento de los gastos de una forma eficiente permite establecer una idea precisa de hacia dónde va el recurso o cómo podría redireccionarse, por lo que estos 5 consejos con base en el estudio hecho por el portal Nerdwallet ayudarán a orientar las finanzas y apuntalar el ahorro.

1.- Estados de cuenta

Se trata de elaborar un inventario de todas las cuentas bancarias que se tengan, ya sean corrientes, de ahorro o tarjeta de crédito. Contar con un registro de todos estos movimientos es un buen inicio para detectar las fugas, en especial si la costumbre es realizar gastos en compras en línea o vía electrónica en tiendas o comercios.

2.- Jerarquizar gastos

Una vez detectadas las erogaciones, es necesario agruparlas según el rubro al que pertenezcan, si es un gasto que tenga que ver con la alimentación, vivienda, transporte, recreación, etc… Esto permitirá dimensionar la cantidad de dinero que se destina a cada uno de las necesidades que se generan al mes, con especial atención a los gastos variables, apartado en el que se cuenta con un mayor espacio para ajustar.

Te puede interesar:

·Cómo ahorrar dinero con la regla 50/15/5 

3.- Apoyo tecnológico

Aunque mucha gente sigue llevando sus finanzas de forma manual a la vieja escuela, cada vez es más común que se incorporen al mercado aplicaciones para dispositivos inteligentes que facilitan mucho el seguimiento del presupuesto mensual y la categorización de los gastos. Las hay más elaboradas y de costo para las personas más estrictas en el tema, pero también otras sencillas y gratuitas que cumplen con su función.

4.- Otros métodos

Si se encuentra entre la disyuntiva de seguir llevando las finanzas personales a mano o incorporarse de lleno a la tecnología a través de una aplicación, hay una solución intermedia a través de las hojas de cálculo, la cual emerge como una alternativa eficiente para este tipo de tareas. Si resulta complicado la elaboración de fórmulas para hacerlo manual, hay plantillas precargadas de presupuesto que se pueden obtener gratuitas.

5.- Identificar oportunidades

Al tener ya un panorama amplio y a la vez detallado de cada dólar que sale de los bolsillos, el último paso es determinar cuáles son las áreas en las que se están acumulando las fugas de capital, o bien o los rubros en los que se puede optimizar el gasto y ajustarlo para que dé más espacio al ahorro.