Cómo hacer un presupuesto consciente que te permita deshacerte de tus deudas fácilmente

Requieres de disciplina y autocontrol financiero para lograr tu pago de deudas

Cómo hacer un presupuesto consciente que te permita deshacerte de tus deudas fácilmente
Es importante que todo el dinero que puedas vaya hacia tus deudas después de tus necesidades básicas.
Foto: Cottonbro / Pexels

El problema de la deuda ya era serio y creciente en Estados Unidos incluso antes de la pandemia. La deuda total de los hogares alcanzó los $13.86 mil millones de dólares al final del segundo trimestre de 2019, un aumento de $192 millones de dólares con respecto al primer trimestre, según el Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Pero con la presencia del COVID-19 se ha recrudecido este endeudamiento.

Los productos financieros que más deuda generan son los préstamos hipotecarios, préstamos estudiantiles, préstamos para automóviles y tarjetas de crédito, en ese orden.

Para salir de este hoyo de endeudamiento del que parece muy profundo, tenemos la cuerda que salvará tus finanzas: el presupuesto. Si lo realizas de manera consciente, más pronto saldrás de tu deuda de lo que crees. Eso sí, ninguna de estas recomendaciones son fáciles de seguir, por lo que requieres de disciplina y autocontrol financiero para cumplir tus metas y poder pagar todas tus facturas de préstamos y créditos.

1. Deshazte de tus tarjetas de crédito

Aunque el experto en finanzas personales Dave Ramsey recomienda triturar o cortar tus tarjetas de crédito para liberarte de la deuda, pensamos que lo mejor es cancelar todas aquellas que ya no utilizas y que tengan los intereses más altos, mientras te quedas solamente con una. Te recomendamos que sea la más antigua y la que tenga menos intereses.

2. Usa un termómetro de deuda

El sitio Modern Frugality de Jen Smith tiene un termómetro imprimible y descargable. Con base en una calculadora de pago de deudas en línea para calcular el monto total que pagarás, con intereses, puedes marcar las líneas del termómetro con la cantidad que necesitas desembolsar cada mes para pagar la deuda total en un período de tiempo determinado. Esta dinámica te va a motivar en tu pago de deuda cada vez que veas tu progreso.

3. Haz un presupuesto básico

Si bien todos los métodos de presupuesto abogan por reservar dinero para tus deudas, también consideran otro tipo de gastos irregulares. En caso de que tengas una deuda o varias muy fuertes, te recomendamos que vivas por un tiempo con un presupuesto básico, es decir, que sólo solventes tus gastos necesarios, sin extras ni lujos, y el resto lo encamines a deudas y ahorros.

También para descansar tus tarjetas de crédito, vive con efectivo. Todo las compras que hagas, presupuéstalas con efectivo y cumple tu regla para no endeudarte más ni tomar dinero de otros rubros. Hay un método del sobre en el que pones el dinero correspondiente a cada rubro y no te sales de él. ProActive es una aplicación que juega con esta dinámica de manera virtual y por sí sola envía dinero a los “sobres” con la cantidad que predetermines.

4. Elimina ciertos gastos o compra más consciente

Con base en el punto anterior de presupuesto básico, debes ser fiel a tu plan y eliminar las suscripciones y membresías que no son necesarias en tu vida para eliminar todos los gastos mensuales que podrían ir hacia tu deuda.

También haz que tus compras sean más inteligentes. Por ejemplo, GOBankingRates recomienda que escojas y pagues tus comestibles en línea porque te beneficiará en gastar de más al ir a la tienda.

Sitios como The Krazy Coupon Lady o Money Saving Mom tienen buenas recomendaciones sobre cupones y presupuestos.

Y por último, tal vez te encanta la ropa de marca y la terapia de compras, pero es mejor que aguantes a esto o que pruebes comprar artículos usados en buena calidad que pueden estar en páginas como Goodwill o The Salvation Army.

5. Prémiate

Privarte de algunas cosas no quiere decir que no dejes de disfrutar de tu dinero, sólo cuando hayas cumplido ciertas metas presupuestales antes. Conforme avances en el pago de tus deudas, puedes ir asignando parte de tu presupuesto a gustos y deseos para seguirte motivando. Una pequeña recompensa de vez en cuando no le hace mal a nadie.

6. Sacrifica tus entradas extras y tus deseos

Cuando tengas bonificaciones laborales o reembolsos de impuestos anuales, aprovecha esas grandes cantidades de dinero extra para aportar a tus deudas más que a tus vacaciones deseadas o cualquier otro gasto frívolo que sólo provocaría que te endeudes más.

7. Actualiza tu presupuesto según lo necesites

Conforme avances en tus deudas, puedes considerar el dinero que iba encaminado a deudas para ajustarlo en otras áreas. Además, debes tomar en cuenta que los precios están en constante cambio, por lo que deberías estar alerta a ese tipo de situaciones para que no te desajustes y no puedas seguir solventando tus deudas hasta eliminarlas por completo.

También te puede interesar: