Cómo si eres estudiante universitario, podrías cobrar hasta $1,800 dólares en estímulo

De manera retroactiva puedes recibir tanto el primero como el segundo cheque de estímulo

Los estudiantes universitarios que además trabajan tienen que cuidar ciertos aspectos fiscales para poder ganar $1,800 dólares en 2021.
Los estudiantes universitarios que además trabajan tienen que cuidar ciertos aspectos fiscales para poder ganar $1,800 dólares en 2021.
Foto: Buro Millennial / Pexels

La polémica acarreada desde el primer pago de estímulo sobre la exclusión de los hijos estudiantes de la high school y la universidad entre los 17 y los 24 años, marcados como dependientes en la declaración de impuestos de sus padres, se ha mantenido en el segundo cheque. Pero si eres un joven que ha trabajado o trabaja y ha comenzado a hacer su declaración de impuestos propios, entonces tiene la posibilidad de obtener hasta $1,800 dólares de estímulo.

Según la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica para el Coronavirus (CARES), las personas elegibles obtuvieron pagos de $1,200 dólares, donde podrían adquirir $500 dólares por hijo dependiente menor de 16 años. Se estima que 13 millones de jóvenes de 17 y 24 años, que fueron declarados como dependientes dentro de los impuestos de los contribuyentes, quedaron excluidos de los requisitos para recibir un pago de alivio.

Muchos estudiantes, especialmente universitarios, perdieron sus trabajos o sus ingresos se afectaron debido a la pandemia. Gran parte de estos alumnos, figuraron como dependientes por sus padres en su declaración de impuestos, quedando al margen de cualquier pago de estímulo.

Pero con la nueva ley promulgada en diciembre de 2020, a pesar de que sus padres los hayan declarado anteriormente como dependientes, hay una opción para que los jóvenes trabajadores y estudiantes puedan cobrar $1,800 dólares.

¿Cómo pueden los jóvenes ganar $1,800 dólares en estímulo?

Sabiendo que los pagos de estímulo son en realidad un crédito tributario adelantado, los jóvenes pueden declarar sus propios impuestos de 2021 para cobrar tanto el primero ($1,200 dólares) como el segundo cheque de estímulo ($600 dólares) para juntar $1,800 dólares en crédito de reembolso de recuperación en la línea 30 del Formulario 1040 o 1040-S de 2020 por ambos pagos de alivio.

“Los estudiantes universitarios ahora también pueden reclamar el pago de estímulo en forma de un crédito de reembolso de recuperación siempre que no sean reclamados como dependientes”, dijo Lisa Greene-Lewis, contadora pública certificada y experta en impuestos de TurboTax, a The Washington Post.

Esta forma de reclamo retrasado del pago de estímulo también aplica para los padres ancianos o parientes adultos discapacitados que en otro momento fueran declarados como dependientes por otro contribuyente. Estas personas también pueden reclamar el crédito de reembolso de recuperación en la próxima declaración de impuestos de primavera de 2021, siempre y cuando otros contribuyentes no los contemplen como dependientes suyos.

Ten cuidado porque tu pago de impuestos puede aumentar

Como padres siempre verás por el bienestar de tus hijos, así sean estudiantes universitarios. Sin embargo, debes hablar con ellos sobre la situación fiscal en la que se podrían involucrar, ya que un contribuyente considerado jefe de familia tiene más posibilidades de exenciones de impuestos que si se declara como soltero al no poner dependientes en su declaración.

En términos de estrategia financiera, permitir que un estudiante universitario dependiente o un adulto joven presente una declaración para reclamar los $1,800 dólares en dinero de estímulo debe compararse con los créditos y deducciones a los que, como padre, puedes estar renunciando, lo que podría aumentar los impuestos que debes. Los padres que dejan a un hijo como dependiente podrían afectar su elegibilidad para el crédito fiscal por ingresos del trabajo (EITC), que pueden valer hasta $3,584 dólares por un hijo calificado; el crédito fiscal de oportunidad estadounidense (hasta $2,500); o el crédito de aprendizaje de por vida (hasta $2,000), señaló Greene-Lewis.

En un caso expuesto por The Washington Post, Deenice Galloway, del Servicio de Asesoría y Impuestos Expertos con sede en Maryland, explicó que tuvo un cliente cuya hija, sin el conocimiento de su madre, presentó su propia declaración para cobrar el pago de estímulo de $1,200 dólares. Hacerlo significaba que su madre ya no calificaba como cabeza de familia. El cambio en el estado civil de la madre podría haber resultado en una factura de impuestos de $4,000 dólares, aseguró Galloway. La madre se enteró cuando el IRS rechazó su declaración federal.

Lo más recomendable es acercarse con un asesor fiscal que les pueda dar una estimación sobre los beneficios o efectos negativos que significaría no declarar a tu hijo como dependiente.

Tampoco debes preocuparte de que si no pones a tu hijo joven para 2020 como dependiente, eso no significaría que no puedes volverlo a reclamar para la declaración de impuestos del 2021.

También te puede interesar:

Quiénes no podrán calificar para el segundo cheque estímulo… otra vez
Malas noticias: éstas son las personas que no recibirían un segundo cheque de estímulo
Además del monto, cuáles son las diferencias positivas entre el pago de la Ley CARES y el segundo cheque de estímulo