Cómo traspasar una hipoteca de una casa si ya no puedes pagarla por la crisis económica

Si en medio de esta pandemia, o antes, has tenido golpes financieros, que te han impedido sostener ciertos gastos, no pierdas el control, siempre ha salidas, aunque no sean las que nosotros quisiéramos.

Cómo traspasar una hipoteca de una casa si ya no puedes pagarla por la crisis económica
Hay formas de que traspases tu hipoteca si ya no puedes pagar tu casa.
Foto: Pexels

Los tiempos de crisis económica se han arreciado con la llegada del coronavirus, el impacto que ha tenido la pandemia en diversos sectores ha sido desgarrador. Los cierres obligados y la paralización de la economía han sido, sin duda, un impacto que todos han sufrido.

Si a esto sumamos que en el mundo ya había una crisis económica, que se acentúa más para algunos, el panorama se traduce en las formas de sobrevivencia.

Si en medio de esta pandemia, o antes, has tenido golpes financieros, que te han impedido sostener ciertos gastos, no pierdas el control, siempre ha salidas, aunque no sean las que nosotros quisiéramos.

Una de ellas es para aliviar a aquéllos que tienen problemas para continuar con el pago de sus hipotecas y, por tanto, necesitan salir de esta deuda de la mejor manera posible.

Y una de esas soluciones que, pongas en venta el inmueble y con éste, se transfiera la hipoteca bancaria. Esto le facilitará la vida no solo al vendedor, sino también al comprador, quien ya no tendrá que tramitar un crédito nuevo, donde además del papeleo, seguramente se enfrentará a tasas más altas.

Transferir una hipoteca es una acción muy real, aunque debemos aclararte que tampoco es algo muy sencillo de hacer y para que puedas lograrlo necesitas manejar una hipoteca asumible.

Según el sitio The Balance, este tipo de hipoteca permite que se haga la transferencia de la deuda a otra persona. Tampoco es un camino fácil, pero abre la posibilidad de quitarse de problemas si no puedes sostener los gastos de pagar tu casa.

¿Qué se necesita?

Como en todo, no cualquiera puede calificar. Antes de iniciar cualquier trámite, debes de asegurarte de que tu posible comprador, primero, esté al tanto de tu plan, lo acepte, y, por último, que sea calificable para recibir el préstamo.

Una vez que la institución financiera recibe la solicitud, deberá de verificar los puntos crediticios del prestatario y la relación deuda-ingreso que le ayudarán a determinar si el prestatario puede pagar el préstamo.

Digamos que el proceso es casi similar a cuando decides tramitar un préstamo nuevo, con la única diferencia de que se obtendrá un préstamo ya otorgado y tal vez, a tasas más bajas.

Ya que se hayan revisado las solicitudes y de haberse analizado cada caso, se debe de solicitar el cambio a la institución financiera, quien seguramente hará el cobro de una tarifa.

De esto se tratan las hipotecas asumibles: de permitir que un comprador asuma la hipoteca pendiente del vendedor con todo y sus condiciones, es decir, con el capital actualizado, con los porcentajes establecidos, por el tiempo que se estableció desde el inicio, por mencionar algunas cosas.

Es importante que comprendas que en la hipoteca solo se suman los términos de acuerdo al saldo de la casa en cuestión. Es decir, si te hace falta otra parte de dinero para comprar el inmueble, debes de conseguirlo por tu cuenta o en su casa, tramitar otro préstamo, desde cero, para cubrir la parte que te falte.

Y sí, así como te lo imaginas, hay muchas posibilidades de que tengas dos hipotecas corriendo al mismo tiempo. Por eso debes de pensar mucho antes de tomar la decisión.

No todos los bancos ofrecen la opción de una hipoteca asumible. De hecho, algunas cláusulas que se firman a la hora de tramitar un crédito especifican que el préstamo debe de liquidarse en su totalidad una vez que se haga la transferencia del inmueble.

¿En qué casos suelen utilizarse este tipo de hipotecas?

Según The Balance, en los siguientes:

  • A un co-inquilino cuando su compañero fallece
  • A un familiar luego de que un prestatario muere
  • A la familia, es decir, cónyuge o hijos
  • Tras un acuerdo de separación o divorcio
  • Cuando existen fideicomisos

***

Te puede interesar:

-Cómo funciona y cómo aprovechar la Licencia Paga por Enfermedad en California

-Cómo acceder a los pagos del Seguro Social si estás fuera del país

-Aprende a calcular tus tasas tributarias y por qué es importante que lo hagas