¿Comprar, hacer un lease o… nada? Los efectos de la pandemia en la venta de autos nuevos

El 39% de los consumidores ya alteraron sus planes para 2020
¿Comprar, hacer un lease o… nada? Los efectos de la pandemia en la venta de autos nuevos
Los hombres son compradores de autos usados en mayor proporción que las mujeres.
Foto: Javier Mota / Cortesía

Los efectos económicos de la pandemia del COVID-19 están afectando seriamente la venta de autos en Estados Unidos, con una brutal caída del 30% en el segundo semestre de 2020 para la mayoría de las marcas y un panorama incierto para los próximos meses.

A medida que se prolonga la crisis y la situación financiera de los estadounidenses se ve más comprometida, es más evidente que la industria de los autos tendrá que adaptarse a un panorama totalmente distinto al que existía hace apenas 5 meses.

Una encuesta realizada el mes pasado que incluyó a 30,422 consumidores en todo el país con por lo menos 18 años de edad, reveló que la crisis actual está afectando de forma distinta a los potenciales compradores según su edad.

Estos son algunos de los resultados más destacados:

· Alrededor del 33% de los llamados Millennials (nacidos entre 1981-1996) y los miembros de la Generación X (1965 – 1980) han cancelado sus planes de comprar un automóvil este año.

· Entre aquéllos que han cancelado esos planes para comprar un auto nuevo, el 14% cae en el rango de ingresos anuales de $50,000 a $100,000 dólares, el preferido para las instituciones de financiamiento.

· El 64% de los hombres planea elegir un auto usado en comparación con sólo 36% de las mujeres.

· El 38% de los miembros de la Generación Z (nacidos entre 1995 y 2015) elegiría un arrendamiento (lease) en comparación con el 62% de los Millennials.

· En términos de preferencias de pago, el 34% de los Millennials planea optar por el pago en efectivo, mientras que el 19% prefiere optar por un préstamo bancario.

Los resultados de este informe de la firma de análisis de mercadeo Piplsay revela las tendencias que definirán la industria del automóvil en los próximos meses, una vez que se superen los obstáculos creados por la pandemia y los fabricantes de automóviles, los concesionarios de automóviles y las instituciones financieras enfrenten la “nueva normalidad” del mercado.

Para los consumidores, los efectos de la pandemia podrían significar una disminución en el uso de los autos, gracias al “tele-trabajo” que muchas compañías parecen estar más dispuestas a adoptar en forma definitiva.

Sea cual sea la situación individual del consumidor, hay cosas que nunca deberían cambiar a la hora de decidir sobre la compra o lease de un auto nuevo o si elegir uno usado.

Ventajas y desventajas de un lease

Por ejemplo, aunque opción del lease es la más popular para tener un auto nuevo, la mayoría de los consumidores no entiende las ventajas o desventajas, que tienen consecuencias directas al presupuesto.

Las principales ventajas de un lease son, un pago mensual que por lo general es más bajo en comparación con el de un financiamiento de una compra, lo que permite obtener “más” auto del que se podría obtener si se compra y la posibilidad de cambiar auto cada dos o tres años.

Las desventajas incluyen un pago inicial (down payment) más alto en comparación con una compra, limitaciones en las millas que se puede manejar cada año, una póliza de seguro por lo general más cara y mayor responsabilidad en el mantenimiento del vehículo.

En cuanto al plazo del financiamiento, de compra o lease, hay que tomar en cuenta que mientras más largo sea éste, menor será el pago mensual, pero lo que a simple vista puede parecer un ahorro mensual, se traducirá en un precio total más elevado al final, debido a la acumulación de los intereses del préstamo.

Informe original de Piplsay en inglés