Crédito Tributario por Hijos: demócratas quieren ampliarlo a personas que cuiden niños, aunque no sean familiares

Los legisladores demócratas buscan que por lo menos 330,000 niños que no son cuidados por familiares pueden obtener los beneficios del CTC

Hay niños que no son cuidados por sus padres o ningún pariente cercano y que no pueden recibir el Crédito Tributario por Hijos por esa circunstancia.
Hay niños que no son cuidados por sus padres o ningún pariente cercano y que no pueden recibir el Crédito Tributario por Hijos por esa circunstancia.
Foto: Pixabay

Los demócratas en el Congreso buscan que se extiendan los beneficios del actual Crédito Tributario por Hijos (CTC) más allá de este año. Además, los legisladores buscan replantear el término de “hijo” para que los pagos lleguen a más personas, especialmente aquellas que se hacen cargo de un niño, aunque no sean familiares.

Los legisladores quieren que la definición para recibir el CTC sea más amplia, y así más personas puedan reclamar los pagos de hasta $3,600 dólares por niño. Actualmente, sólo los padres y parientes directos, incluso abuelos, pueden reclamar el crédito fiscal; pero las personas que tienen niños a su cargo, sin que éstos sean sus hijos adoptivos, no son elegibles.

“Nadie puede reclamar a los niños que están siendo criados por alguien que no es un pariente cercano; esos niños simplemente quedan separados de la oportunidad por completo”, menciona Jacob Goldin, un exfuncionario del Tesoro que ahora enseña en la facultad de derecho de la Universidad de Stanford, para Politico.

Según investigadores, existen cientos de miles de niños que hoy en día no son elegibles para el crédito fiscal porque viven con, por ejemplo, un amigo de la familia. Pero muchos advierten que la propuesta demócrata sería complicada de gestionarse y difícil de cumplir por el Servicio de Impuestos Internos (IRS).

Otro punto en contras es que terminaría siendo confuso para los contribuyentes porque los legisladores no cambiarían la definición de niño utilizada para otros beneficios fiscales como el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo, lo que obligaría a las personas a entender las múltiples definiciones fiscales de lo que un niño significa.

La propuesta es parte del plan de reconciliación de los demócratas que se ha centrado en su pedido de $2 billones de dólares en nuevos impuestos para las empresas y las personas con altos ingresos, así como la extensión del nuevo y más reciente programa de pagos mensuales del Crédito Tributario por Hijos que sólo se brinda este año.

Los legisladores han luchado periódicamente sobre cómo definir a los niños a efectos fiscales, lo que afecta a las personas que buscan no solo el Crédito Tributario por Hijos, sino también el EITC, una interrupción por cuidado de dependientes y el estado civil de cabeza de familia.

Sin embargo, el Congreso no ha realizado cambios importantes en el área desde 2004, cuando, en medio de quejas de que el código tributario tenía demasiadas definiciones contradictorias de un niño, los legisladores intentaron crear un estándar más uniforme.

El término “child”, que en español puede significar niño o hijo, ha sido sumamente discutido en las acciones legislativas del último año, especialmente desde que inició la pandemia de Covid-19, sobre todo porque los contribuyentes recibieron diferentes beneficios, como los cheques de estímulo y el actual CTC, con base sus dependientes menores de edad. Sin embargo, para fines legales y fiscales, “child” se engloba como hijo para evitar engorrosos temas gubernamentales.

Las reglas actuales reconocen que no todos los niños viven en una familia nuclear tradicional y no requieren que alguien sea padre para llevarse el mérito. Pero estipulan que el niño debe ser un familiar, con una lista de relaciones aceptadas que incluye hijos, hijas, hijos adoptivos, hermanos, hermanas, sobrinas, sobrinos y nietos, entre otros. Además, el niño por el que se reclame el crédito debe vivir durante más de la mitad del año con el contribuyente.

Las personas de bajos ingresos tienen más probabilidades de quedar fuera del CTC derivado de las reglas actuales. Alrededor de 330,000 niños no califican para los pagos mensuales porque viven con un primo, vecino o alguien más que el IRS dice que no es un pariente cercano, estima Goldin.

“Los niños que quedan excluidos bajo la prueba de relación actual son muchos de los niños que se beneficiarían más de recibir los beneficios económicos de la CTC”, sostiene Goldin.

Asimismo, según el plan de los demócratas, un niño ya no tendría que vivir con alguien durante más de medio año para calificar. Gracias a que, de sancionarse, el CTC enviaría pagos parciales, ese requisito de residencia se calcularía mensualmente, por lo que los niños sólo tendrían que vivir con una persona durante más de medio mes para calificar para el pago de ese mes.

Sin embargo, otros especialistas aseguran que más de una persona reclame el beneficio por el mismo podría generar más problemas que satisfacciones. Janet Holtzblatt, una exfuncionaria del Tesoro que ayudó a desarrollar la definición de niño actual, ve problemas para el IRS en caso de que el plan se convierta en ley.

“Puede ser más ventajoso en estas situaciones familiares complicadas, pero también será oneroso para el contribuyente establecer, si se le solicita una auditoría, demostrar que cumple con estos criterios”, aseguró Holtzblatt, ahora con el Tax Policy Center con sede en Washington.

El objetivo primordial de brindar seguridad al niño podría resquebrajarse porque la agencia fiscal está imposibilitada para concluir que el niño vive en un entorno seguro. Asimismo, será difícil para los beneficiarios que son auditados demostrar al IRS que fueron ellos, por ejemplo, quienes llevaron al niño a un médico y no otras personas que reclamaron el beneficio por el mismo infante.

También te puede interesar:

• Crédito Tributario por Hijos: demócratas proponen extenderlo hasta 2025
Crédito Tributario por Hijos: la herramienta en español gratuita de Code for America que te ayuda a solicitarlo
• Crédito Tributario por Hijos 2021: mantuvo fuera de la pobreza a 3 millones de niños en EE.UU. desde la primera ronda, según estudio