Criptomonedas: por qué son una inversión riesgosa

La inseguridad y la volatilidad de las criptomonedas las hacen una inversión riesgosa. Sin embargo, también pueden reportar beneficios asombrosos

Conoce los riesgos de invertir en criptomonedas, un mercado que ha cambiado la vida de miles de personas en todo el mundo
Conoce los riesgos de invertir en criptomonedas, un mercado que ha cambiado la vida de miles de personas en todo el mundo
Foto: Shutterstock

Este lunes ocurrió otro episodio del llamado crypto-crash (término para definir la tendencia bajista del mercado de las criptomonedas que inició en mayo y que ha reducido significativamente el valor de cientos de criptoactivos): el Bitcoin, la criptomoneda más popular y con mayor porcentaje del mercado, ha caído por debajo de los $22,000, luego de haber llegado a tener el espectacular precio de $68,000 en noviembre del año 2021.

Este desplome general de activos digitales ha hecho que muchos se pregunten si vale la pena, a estas alturas, seguir apostando por este mercado tan volátil e inseguro. En SoloDinero te explicamos porqué las criptomonedas son una inversión riesgosa, y si es o no un buen momento para entrar en este mundo.

La criptomoneda, una historia de hackeos

El estado actual de las criptomonedas no es el más alentador. La capitalización global de mercado se contrajo por debajo del billón de dólares —luego de haber llegado a una cifra de tres billones de dólares—, y no solo Bitcoin ha perdido valor, sino que la mayoría de las criptomonedas han sufrido bajadas de precio que se ubican entre 67% y 80% en relación con su valor en el año 2021.

Cabe acotar, sin embargo, que esta no es la primera corrección severa de precios de criptomonedas. En la historia del dinero digital, episodios como estos son más comunes de lo que parece, y suelen estar asociados a momentos que revelan la fragilidad del ecosistema de criptomonedas.

Una de las primeras crisis que provocó la caída del precio de las criptomonedas fue el hackeo de la plataforma de intercambio Mt. Gox, la cual era líder y ocupaba 80% del mercado de intercambio de criptomonedas hasta el año 2014.

Fue en esta fecha que la confianza en las criptomonedas recibió un duro golpe, pues la plataforma fue presuntamente hackeada, dejando como resultado el robo de 744,000 bitcoins valorados en aproximadamente 375 millones de dólares. Miles de personas perdieron sus ahorros, no solo porque perdieron sus criptomonedas, sino porque el valor en sí mismo de los Bitcoins se redujo en aproximadamente un 50%.

Otro episodio que estremeció la confianza del mercado en las criptomonedas fue el hackeo de la DAO (Organización Autónoma Descentralizada) de la criptomoneda Ethereum, una de las más populares del mercado. La DAO tenía la función de cooperativa común basada en la tecnología block-chain, y sus participantes llegaron a tener 14% de todas las criptomonedas Ethereum que circulaban en el año 2016.

Fue en este momento que un hacker se aprovechó de las vulnerabilidades del código de la DAO para sustraer cientos de monedas de Ethereum, que hoy valdrían aproximadamente 50 millones de dólares.

Como puedes ver, este mundo es bastante susceptible a la inseguridad digital. De hecho, la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) indicó que las estafas de criptomonedas supusieron pérdidas para los usuarios de hasta mil millones de dólares solo en 2021, por lo que este es un aspecto a tener en cuenta si quieres invertir en criptomonedas.

La criptomoneda, un mercado volátil

Cabe acotar que no todas las correcciones de precio de las criptomonedas se han debido a robos digitales. En enero de 2018, denominado como el crack del Bitcoin, ocurrió debido a múltiples sucesos. Luego de un período alcista meteórico, muchos economistas advirtieron que la burbuja especulativa podría estallar, y así fue.

Durante esta caída del Bitcoin, pasó de $17,252 dólares a $5,500 dólares, aproximadamente 60% del ecosistema de criptomonedas desapareció.

Finalmente, en marzo de 2020 ocurrió la más reciente corrección de precios. En conjunto con la crisis general de los mercados financieros, el mundo de las criptomonedas perdió aproximadamente 40% de su valor, recuperándose hasta lograr un valor extraordinario que se mantuvo hasta 2022, cuando empezó el llamado crypto-crash.

La seguridad de los criptoactivos

Uno de los mayores riesgos al momento de invertir en criptoactivos es la seguridad. Si algo nos demuestra la historia es que la manutención segura de criptoactivos es mucho más compleja que la de otros instrumentos económicos como los bonos o las acciones, pues la mayoría de las veces, las criptomonedas permanecen en manos de un tercero. Es decir, en manos de una plataforma de intercambio como Coinbase o Binance.

Por lo tanto, en caso de que dicha plataforma se declare, por ejemplo, en bancarrota, tus criptomonedas podrían estar en riesgo.

Es por esto que se han establecido carteras offline, las cuales tienen también sus respectivos riesgos. El principal de ellos, perder la llave privada con la que tener acceso a las criptomonedas guardadas en la cartera.

En SoloDinero te aconsejamos cuáles son las mejores plataformas online para invertir en criptomonedas, de manera que puedas realizar transacciones seguras.

Proyectos dudosos de criptomonedas

Otro de los riesgos fundamentales es la apuesta por diversos proyectos de criptomonedas cuyo futuro puede ser incierto. En el mundo de las criptomonedas, los usuarios pueden apostar por diversos proyectos de criptoactivos en función de sus intereses, pero no todos llegan a buen puerto.

Un ejemplo claro de esto es LUNA, una de las criptomonedas más populares, que el 1 de mayo de este año tenía un valor de $80 para luego, 12 días después, valer un centavo y medio de dólar, fundiendo las inversiones de todos aquellos que pusieron sus esperanzas en este activo digital.

Lo mejor que puedes hacer este año es apostar por criptomonedas estables, que garanticen tu inversión.

Regulaciones del mundo cripto

Otro aspecto que suele afectar la volatibilidad de las criptomonedas, y supone un factor de riesgo a tener en cuenta, son las constantes regulaciones al mercado de criptoactivos por parte de los Estados del mundo.

En septiembre de 2021, por ejemplo, 10 bancos chinos establecieron que todas las transacciones de criptomonedas eran ilegales, un anuncio que probablemente influyó en el precio de las criptomonedas en el mercado.

Aunque el mundo se abre cada vez más al uso de las criptomonedas, hay países en los que las transacciones siguen siendo restringidas o prohibidas, como por ejemplo:

1) Algeria
2) Bolivia
3) China
4) Colombia
5) Egipto
6) Indonesia
7) Irán
8) India
9) Iraq
10) Kosovo
11) Nepal
12) North Macedonia
13) Rusia
14) Turquía
15) Vietnam

En Estados Unidos, Jerome Powell, director de la junta de la Reserva Federal de Estados Unidos, señaló que las criptomonedas, que son usadas por al menos 16% de la población en EE.UU., necesitan más regulaciones.

Estas declaraciones pueden ir acompañadas de otras medidas, como impuestos para los usuarios de criptomonedas. Sin embargo, cada vez más empresas estadounidenses se suman a la tendencia de aceptar criptomonedas.

¿Vale la pena invertir en criptomonedas?

Toda inversión lleva consigo un riesgo, y en el mercado de criptomonedas, la volatilidad y la inseguridad digital incrementan dicho riesgo. Sin embargo, la otra cara de la (cripto)-moneda es que, tras cada riesgo, han habido retornos de inversión asombrosos, que han cambiado la vida de miles de personas.

Lo más recomendable, como siempre, es apostar dinero que no temas perder, para evitarte dolores de cabeza en el futuro.

También te puede interesar:

Quién es Do Kwon, el “rey de los lunáticos” al que acusan del colapso del mercado de las criptomonedas
Alerta en los planes de jubilación: por qué la inversión de criptomonedas “resulta preocupante” en EE.UU.