Criptomonedas: los impuestos que se podrían pagar en 2022

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) ha intensificado sus esfuerzos por instruir a los contribuyentes en cómo deberían declarar sus impuestos con las criptomonedas; pero que deben hacerlo para evitar problemas legales

Hay muchas partes oscuras en la relación entre los impuestos y las criptomonedas; pero no te exime de tu responsabilidad fiscal.
Hay muchas partes oscuras en la relación entre los impuestos y las criptomonedas; pero no te exime de tu responsabilidad fiscal.
Foto: RODNAE Productions / Pexels

Las criptomonedas han formado parte de la vida de muchas personas en Estados Unidos durante 2021. Su mayor atractivo, su alta volatilidad, ha provocado que sus propietarios tengan enormes ganancias en el año. Al ser consideradas como un tipo de ingreso, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) ha hecho un esfuerzo para que los dueños de alguna criptografía declare sus impuestos correspondientes para este 2022.

La realidad actual en torno a las criptomonedas y los impuestos sigue siendo ambigua, ya que una de las características más atractivas para los consumidores es la falta de una entidad regulatoria, lo que hasta cierto punto genera un cierto anonimato de las transacciones de compra y venta que se realizan con ellas.

Sin embargo, si eres propietario de alguna criptomoneda en tu cartera virtual de inversiones tampoco debes confiarte porque el IRS ha intensificado sus esfuerzos de auditoría y verificación de estos activos. Un ejemplo de esta situación es el perseguimiento que tanto el IRS como el FBI realizan en algunos actos delictivos donde se involucran extorsiones con bitcoin, como sucedió con el hackeo de Colonial Capital en mayo de 2021.

Para que estés prevenido en tu próxima declaración de impuestos, el IRS trata a las criptomonedas como activos de capital, tal como considera a la compra de acciones o bonos. El punto en contra es que, al ser un medio de transacción, dificulta la declaración del uso real de las criptografías para comprar bienes y servicios que las aceptan.

¿Cómo se declaran las criptomonedas?

En tu próxima declaración de impuestos 2021, debes indicar si realizaste alguna transacción con criptomonedas dentro de la parte superior del Formulario 1040. Entonces, si obtienes más valor del que inviertes en la criptomoneda, tienes una responsabilidad fiscal.

“En algún momento durante 2021, ¿recibió, vendió, envió, intercambió o adquirió algún interés financiero en alguna moneda virtual?”, se lee en el Formulario 1040.

Con esta pregunta explícita, si tienes una criptomoneda y no la registras, corres en peligro legal por mentir en tu declaración de impuestos al IRS. Puedes tener desde una costosa multa hasta una pena punitiva por este hecho.

En una aclaración reciente, el IRS dijo que los contribuyentes que solo compraron moneda virtual con moneda real no estaban obligados a responder “sí” a la pregunta.

Por el momento, es posible que no recibas un formulario 1099, usado por los bancos y las agencias de corretaje para que sus clientes registren la compra de sus acciones. Esta situación no te exime de reportar tu transacción con criptomonedas tal como te lo dijimos anteriormente. Una ley en noviembre de 2021, requerirá que las corporaciones financieras, incluidos los corredores, detalles sus declaraciones de impuestos de activos digitales a través del 1099 a partir del 1 de enero de 2023. Debido a ciertos opositores, los legisladores siguen trabajando en un proyecto de ley para definir mejor estas reglas.

¿Cuánto impuesto pagarás por tus criptomonedas?

El IRS trata a las ganancias de las criptomonedas como cualquier otro tipo de ingreso de capital, es decir, pagarás las tasas impositivas ordinarias sobre las ganancias de capital a corto plazo (hasta el 37% en 2021 y 2022, según tus ingresos) por activos mantenidos por menos de un año. Pero para los activos mantenidos por más de un año, pagarás el impuesto a las ganancias de capital a largo plazo, probablemente a una tasa más baja del 0%, el 15% y 20%.

Y las mismas reglas para compensar las ganancias y pérdidas de capital entre sí también se aplican a las criptomonedas. Por lo tanto, puedes deducir las pérdidas de capital y obtener una pérdida neta de hasta $3,000 dólares cada año. Si tus pérdidas netas superan esta cantidad, tendrás que transferirlas al año siguiente.

Si le das o recibes criptomonedas como obsequio, este “regalo” será tratado de la misma manera que cualquier otro similar. Por lo tanto, puedes estar sujeto al impuesto sobre donaciones si superas los $15,000 dólares en 2021 (o $16,000 dólares en 2022). Y si llega el momento de que el destinatario vende el obsequio, la base de costo sigue siendo la misma que la base de costo del donante.

Asimismo, si heredas una criptomoneda se trata como otros activos de capital que se transmiten de una generación a otra. Pueden estar sujetos a impuestos sobre el patrimonio si “este patrimonio” supera ciertos umbrales como $11.7 millones de dólares en 2021 y $12.06 millones de dólares en 2022.

También te puede interesar:

• 3 predicciones sobre las criptomonedas para 2022
• Criptomonedas: 50 millones de estadounidenses podrían comprar el próximo año
• ¿Te pueden piratear tu billetera de criptomonedas? Cuál es la mejor para protegerla de los hackers