Cuarto cheque de estímulo: tres estadísticas del 2021 que demuestran que hace falta más ayuda

De acuerdo con una investigación de Pulse Points, actualmente las personas de bajos recursos reciben menos ingresos, los consumidores gastan menos y el porcentaje de ahorro de las personas ha disminuido drásticamente, lo que demuestra la necesidad de un cuarto cheque de estímulo

(Foto por CHANDAN KHANNA/AFP via Getty Images)
(Foto por CHANDAN KHANNA/AFP via Getty Images)
Foto: Getty Images

No todo el mundo se ha beneficiado de la recuperación económica que lleva día a día Estados Unidos, luego de que la pandemia del Covid-19 impactara al país y a sus ciudadanos hace más de año y medio. Es por ello que la petición para que se apruebe un cuarto cheque de estímulo sigue sumando firmas en la plataforma Change. org.

La lucha financiera de muchos estadounidenses continua aún y cuando la mayoría de las empresas están abiertas y son cada vez más las vacantes anunciadas en diferentes industrias para ingresar a sus filas un variado personal.

Los controles de estímulo funcionan para dar un alivio económico, aunque sea temporal, para las personas que sufren todos los días para pagar sus facturas y saldar sus deudas. El dinero que ha otorgado el gobierno estadounidense para superar la crisis económica provocada por el Covid-19 se está acabando poco a poco y no queda casi nada para dar a quienes siguen sopesando sus finanzas.

Y es por eso que la presión sigue, pese a que la administración del presidente Joe Biden ya dijo que su prioridad  y el plan con el que tienen pensado ayudar a los estadounidenses más necesitados es mediante su proyecto de infraestructura. Una investigación del sitio The Ascent acaba de publicar tres estadísticas que deberían obligar a la aprobación de un cuarto cheque de estímulo, ya que demuestran que las cosas no están bien como para dejar de otorgar pagos de estímulo económico.

Los números fueron obtenidos de la encuesta de Pulse Points y son los siguientes:

1.- Menos ingresos para las familias más pobres

Los hogares que no cuentan con una seguridad alimentaria o de vivienda, experimentaron durante el primer trimestre del 2021 una disminución en sus ingresos del 17%. De acuerdo a lo establecido por los expertos, son justo este tipo de hogares a los que les impacta notablemente una baja de ingresos, aunque sea mínima, ya que les repercute en  mayor grado. Ya no recibir cheques de estímulo los pondrá en una situación de mayor riesgo.

2.- Los consumidores gastan menos

De acuerdo con la encuesta de Pulse Points, el gasto de los consumidores durante el segundo trimestre del año disminuyó en un 9% con respecto al primer trimestre de este 2021. Los expertos indican que las personas redujeron sus gastos debido a que dejaron de recibir el dinero de estímulo.

3.- Caen las tasas de ahorro

Durante el segundo trimestre del año 2021, las tasas de ahorro personales cayeron en un 9.4%. Durante el primer trimestre del año, se encontraban en un 26.9%. Los expertos aseguran que el número de los primeros meses del año es más alto porque, debido a los controles de estímulo, los estadounidenses pudieron ahorrar más para estar alertas ante cualquier dificultad. Debido a que ese dinero no existe más, entonces el porcentaje de ahorro ha caído drásticamente.

“A pesar de que la economía se reabrió después de los cierres, la mayoría de los ingresos de los hogares se mantienen estables, los ahorros están estancados y el gasto disminuyó ligeramente en la mayoría de las categorías. En general, esto reforzó las inequidades en la salud financiera de los hogares de bajos ingresos y aquellos que experimentan dificultades, y podrían pronosticar una mayor divergencia en la segunda mitad del año”, explica un comunicado de prensa enviado por Pulse Points.

***

También te puede interesar:

Cuarto cheque de estímulo: ahora presionan para ayudar a los jubilados con $1,400 dólares