¿De qué se trata el acuerdo que “salvaría” a TikTok en Estados Unidos?

La lucha por el control de la popular plataforma parece ser un capítulo más de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y no sólo una disputa por el control de la compañía

¿De qué se trata el acuerdo que “salvaría” a TikTok en Estados Unidos?
Muchas interrogantes rodean aún la posible venta de una parte de TikTok a empresas estadounidenses.
Foto: Sean Gallup / Getty Images

¿Quién controla TikTok? ¿Es segura la plataforma ¿Se ha evitado definitivamente una prohibición estadounidense? Estas son preguntas que intentaron responder este lunes los periodistas Julia Horovitz y Charles Riley, de CNN Business.

Los intentos del presidente Donald Trump de forzar una venta rápida de la popular aplicación china produjeron un acuerdo tentativo durante el fin de semana que llevaría a Oracle y Walmart a tomar una participación minoritaria en una nueva compañía estadounidense que operará TikTok.

El Departamento de Comercio retrasó una semana la amenaza de prohibición de las descargas de la aplicación en Estados Unidos, pero mientras las empresas se apresuran para finalizar la propuesta, surgen preguntas cruciales sobre la seguridad de los datos, el interés nacional y el la estructura del acuerdo, que siguen sin respuesta.

Queda claro que la lucha por TikTok es más que quién posee una aplicación popular entre la Generación Z. También se trata del futuro de las relaciones entre Estados Unidos y China, y los nuevos terrenos que las empresas se verán obligadas a navegar debido a las tensiones entre las dos economías más grandes del mundo.

La confusión

Trump ha amenazado durante semanas con prohibir TikTok, propiedad de ByteDance, por motivos de seguridad nacional, a menos que una empresa estadounidense tome el control de sus operaciones en Estados Unidos. TikTok tiene aproximadamente 100 millones de usuarios en el país y el presidente afirma que la aplicación le da a Beijing acceso a los datos personales de los estadounidenses. TikTok ha negado esas acusaciones. La compañía ha dicho que sus centros de datos están ubicados completamente fuera de China y que ninguno de esos datos está sujeto a la ley de su país.

Durante el fin de semana, Trump dio su visto bueno a un acuerdo que le daría a Oracle y Walmart una participación combinada del 20% en una nueva compañía llamada TikTok Global, que tendría su sede en los Estados Unidos y operaría la aplicación. Cuatro de los cinco miembros del directorio de la empresa serían estadounidenses, dijeron Oracle y Walmart en un comunicado conjunto.

En declaraciones a los periodistas, Trump dijo que aprobó el acuerdo: “Le he dado mi bendición al trato. Si lo logran, es genial. Si no lo hacen, también está bien.

Pero el acuerdo no alcanzaría la venta total de TikTok que Trump quería originalmente y su estructura contradice la afirmación del sábado del presidente de que la aplicación será “totalmente controlada” por Walmart y Oracle. ByteDance poseería el 80% de TikTok Global, dijo la compañía china en un comunicado ste lunes.

Oracle dijo que alojaría datos pertenecientes a usuarios estadounidenses en su plataforma en la nube. ByteDance replicó en un comunicado que Oracle podría revisar el código fuente de la aplicación, pero el acuerdo no implica la transferencia de sus algoritmos y tecnologías.

El senador republicano Marco Rubio dijo que aún podría existir el riesgo de que se envíen datos de usuarios estadounidenses a China.

“Si China continúa controlando el código, como tengo entendido que lo harían en este acuerdo, podrían poner en ese código una instrucción para enviar en secreto datos de regreso a China, al continente. No importa dónde se encuentren los datos reales, puede haber algo incrustado en ese código que lo envía al revés “, dijo durante una entrevista en Fox News.

El ‘fondo de educación’

Trump dijo que el acuerdo también incluiría un fondo de $5 billones de dólares para la educación de Estados Unidos, aunque no dijo qué compañías realizarían el pago. ByteDance dijo el domingo que no sabía que un fondo educativo estaría vinculado al acuerdo de TikTok.

“Algunos medios de comunicación informaron que TikTok establecerá un fondo educativo de $5 billones en los Estados Unidos”, dijo ByteDance en un comunicado. “Nos gustaría aclarar que nos acabamos de enterar de la noticia”.

Walmart y Oracle no mencionaron nada sobre un fondo educativo en un comunicado emitido durante el fin de semana, pero sí dijeron que TikTok Global “pagará más de $5 billones en impuestos al Departamento Tesoro de los Estados Unidos”.

En su comunicado del lunes, ByteDance describió el “pago de impuestos” como “una estimación del impuesto sobre la renta empresarial y otros impuestos operativos que TikTok deberá pagar para su desarrollo comercial en los próximos años”.

El papel de Trump

Trump dejó en claro que debe aceptar los términos antes de que se haga oficial, aunque parezca inusual. Si bien los gobiernos suelen examinar los acuerdos pendientes para proteger a los consumidores del poder de monopolio y sopesan los temas de seguridad nacional cuando se anuncia una fusión, la profunda participación de Trump es una desviación radical de la forma en que generalmente se finalizan los acuerdos.

“Al final, Trump es el factor X”, dijo Dipayan Ghosh, codirector del Proyecto de Plataformas Digitales y Democracia en la Escuela Kennedy de Harvard. “Cualquier cosa que él quiera pasará, sin importar los méritos del conjunto de políticas relacionadas subyacentes a la propuesta”.

Algunos expertos piensan que el acuerdo de Oracle podría mejorarse debido a los vínculos de Trump con el cofundador Larry Ellison, un partidario del presidente. La directora ejecutiva, Safra Katz, también ha donado a la oferta de reelección de Trump.

Después del frenesí de la actividad del fin de semana, ahora se acaba el tiempo para revisar el acuerdo y obtener la aprobación de todas las partes. Y todavía no está claro si el acuerdo cuenta con el respaldo de Beijing.

¿Por qué importa esto?

La batalla por el control de TikTok en Estados Unidos va más allá de las redes sociales, las preocupaciones de seguridad y quién termina a cargo. El resultado tendrá importantes consecuencias geopolíticas, ya que Estados Unidos y China se han distanciado más bajo el gobierno de Trump.

Durante un tiempo, la atención se centró en el comercio y la protección de la propiedad intelectual, y ambas partes aplicaron aranceles a cientos de miles de millones de dólares en bienes mientras los funcionarios gubernamentales intentaban negociar nuevos términos de compromiso. Pero en los últimos dos años, la tecnología también se ha convertido en un gran tema de controversia.

La administración Trump sostiene una larga campaña contra la empresa china Huawei, que fabrica teléfonos inteligentes y es un fabricante líder de equipos para redes inalámbricas 5G. Citando preocupaciones similares sobre el espionaje, el gobierno de Trump ha presionado a los aliados para que opten por otros proveedores de equipos 5G, mientras corta el acceso de Huawei a la tecnología estadounidense, incluidos los chips de computadora.

A medida que la presión se expande a otros sectores de la industria tecnológica, las compañías consideran que la aparición de un nuevo orden mundial podría remodelar la forma en que las empresas globales hacen negocios.

Deutsche Bank ha estimado que las interrupciones de la oferta y la demanda, junto con la construcción de un “muro tecnológico” que obliga a las empresas a crear dos conjuntos de estándares para Estados Unidos y China, podrían costarles a las empresas $3.5 billones de dólares en los próximos cinco años.

La relación económica más amplia también está en juego en un momento delicado tras el impacto histórico de la pandemia. En un informe publicado a mediados de septiembre, la consultora Rhodium Group descubrió que la inversión entre Estados Unidos y China cayó a su nivel más bajo en nueve años durante la primera mitad de 2020.

¿Qué significa para el usuario?

A medida que la situación evoluciona, a las decenas de millones de usuarios estadounidenses de TikTok les preocupa perder el acceso a uno de sus productos favoritos.

Según los términos de la prohibición lanzada el viernes, las personas que ya tenían TikTok en sus teléfonos aún podían publicar videos cortos de bailes, recetas divertidas y rutinas de comedia como de costumbre, pero no se permitirían nuevas descargas. Los usuarios estadounidenses tampoco podrían recibir actualizaciones, lo que podría causar interrupciones o fallas en el futuro.

Aunque se ha evitado una prohibición por ahora, los temores sobre las restricciones han disparado las descargas de TikTok. Subieron un 12% (unos 247,000 usuarios) en Estados Unidos el viernes, según estimaciones preliminares de Sensor Tower, una firma de investigación.