Desalojos han contribuido a generar miles de casos de coronavirus

El hacinamiento con familiares o en refugios temporales ha potenciado los contagios en todo el país

Desalojos han contribuido a generar miles de casos de coronavirus
Un hombres es acompañado por un alguacil durante un desalojo en Maricopa, Arizona.
Foto: John Moore / Getty Images

La terminación de las prohibiciones estatales de desalojo ha producido cientos de miles de casos adicionales de coronavirus, lo que ha generado una alarma sobre lo que sucederá cuando la moratoria nacional de desalojo finalice el próximo mes.

Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles, la Universidad de California en San Francisco, la Universidad Johns Hopkins, la Universidad de Boston y la Facultad de Derecho de la Universidad Wake Forest, encontraron que al finalizar las moratorias estatales y permitir que continuaran los procedimientos de desalojo, unas 433,700 personas se contagiaron de COVID-19, además hubo unas 10,700 muertes adicionales por ese motivo entre marzo y septiembre, publicó el portal de noticias CNBC.

Durante la pandemia, que en un momento se estimó que desplazaría a hasta 40 millones de personas en 43 estados, además de Washington, D.C., se prohibieron temporalmente los desalojos. Pero muchas de las moratorias duraron solo 10 semanas, mientras que algunos estados continúan prohibiendo los procedimientos.

“Cuando las personas son desalojadas, a menudo se mudan con amigos y familiares, y eso aumenta su número de contactos”, dijo Kathryn Leifheit, una de las autoras de la investigación y becaria postdoctoral en la Facultad de Salud Pública Fielding de UCLA. “Si las personas tienen que ingresar a un refugio para personas sin hogar, estos son lugares cerrados bastante concurridos”.

Para comprender mejor el impacto directo que tienen los desalojos en la propagación del coronavirus, los investigadores controlaron las órdenes de quedarse en casa, las órdenes de usar mascarillas cubrebocas, el cierre de escuelas, las tasas de pruebas y otros factores. El periodo de estudio fue de marzo a principios de septiembre, antes del pico más reciente de casos.

También fue en septiembre cuando los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ordenaron detener la mayoría de los desalojos en todo el país hasta fin de año para frenar un nuevo brote.

Si la prohibición de desalojos de los CDC no se extiende hasta 2021, dicen los expertos, es probable que surjan muchos casos nuevos de personas que se vean obligadas a salir de sus casas y apartamentos.

“Este es un momento en el que no es exagerado decir que para muchas personas, el desalojo puede conducir a la muerte”, dijo Helen Matthews, gerente de comunicaciones de City Life Vita Urbana, una organización sin fines de lucro en Boston.