El Congreso se acerca al acuerdo para financiación del gobierno y un paquete de estímulo económico

El acuerdo extendería la ayuda a personas y empresas, además de proveer los recursos para enviar vacunas contra el coronavirus a millones de estadounidenses

El senador Joe Manchin, demócrata por West Virginia, es el arquitecto del acuerdo.
El senador Joe Manchin, demócrata por West Virginia, es el arquitecto del acuerdo.
Foto: Tasos Katopodis / Getty Images

Después de meses de tensas negociaciones, finalmente parece que el Congreso está más cerca de sellar un acuerdo sobre un paquete de estímulo económico para enfrentar la crisis producida por el COVID-19.

El acuerdo, que podría firmarse el miércoles, extendería la ayuda a personas y empresas, además de proveer los recursos para enviar vacunas contra el coronavirus a millones de estadounidenses.

El senador Joe Manchin (D), uno de los principales impulsores de un paquete bipartidista de $908 billones de dólares, dijo que los líderes negociadores se están acercando a un acuerdo que extenderá el segundo cheque de estímulo de $500 a $600 dólares para la mayoría de los estadounidenses, pero negaría a los negociadores demócratas la ayuda para gobiernos estatales y locales.

Un asistente anónimo del Senado agregó: “Hoy probablemente se firmará un acuerdo”. Otras fuentes cercanas las conversaciones ofrecieron evaluaciones más cautelosas. El paquete emergente ha servido para impulsar las conversaciones y el intercambio de propuestas entre ambas partes.

Es casi un hecho que se necesitará otro proyecto de ley de gastos temporal para evitar un cierre del gobierno a la medianoche del viernes, ya que es probable que se apruebe por votación oral, pero los legisladores de la Cámara tendrán que ser convocados a Washington para votar sobre el paquete de estímulo económico, que combinaría alrededor de $900 billones de dólares con proyecto de ley de financiamiento gubernamental de $1.4 trillones de dólares y otros asuntos pendientes del Congreso.

Las negociaciones se intensificaron el martes después de meses de inutilidad. Los principales líderes demócratas y republicanos del Congreso se reunieron con la esperanza de consolidar un acuerdo que reviviera los subsidios para las empresas más afectadas por la pandemia, que ayude a distribuir las vacunas contra el coronavirus, financiaría escuelas y renovaría los beneficios por desempleo que están por terminar.

Después de dos reuniones en la Cámara de Representantes, presidida por Nancy Pelosi, donde los demócratas presionaron por medidas más generosas, como cheques de estímulo directos para ayudar a las personas, el líder de la minoría de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy, republicano por California, dio una evaluación optimista.

“Creo que hemos construido mucha confianza”, dijo McCarthy. “Nos estamos moviendo en la dirección correcta. Creo que existe la posibilidad de hacerlo “.

“Estamos logrando un progreso significativo y soy optimista de que pronto podremos completar un entendimiento”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell.

La presión para llegar a un acuerdo es intensa. Los beneficios de desempleo se agotan el 26 de diciembre para más de 10 millones de personas. Muchas empresas apenas sobreviven después de nueve meses de pandemia y se necesita dinero para distribuir las nuevas vacunas contra el coronavirus, que finalmente ofrecen una esperanza para que el país vuelva a la normalidad.

McConnell presionó con fuerza para que los demócratas dejarán fuera del paquete de estímulo económico su solicitud de ayuda a gobiernos estatales y locales. Varios demócratas de alto rango, incluso los aliados cercanos del presidente electo Joe Biden, han dicho que aceptarían ahora y lucharían por la ayuda el próximo año. McConnell dijo que abandonarán la demanda de disposiciones que protejan a las empresas de las demandas relacionadas con COVID-19, si los demócratas ceden con el temas de las ayuda por $160 billones de dólares.

Manchin es el artífice de un paquete de estímulo económico bipartidista de $748 billones de dólares que tuvo como objetivo servir como la base para las conversaciones. El negociador del presidente Donald Trump, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, apoya un paquete con muchos elementos similares. También hay apoyo bipartidista para transporte y asistencia de tránsito, financiamiento para el servicio de Internet rural y ayuda para el Servicio Postal, entre otras disposiciones.

Los legisladores también trabajaron para finalizar un paquete de financiación general de fin de año que será la base de la última legislación importante de la presidencia de Trump.

Con información de AP