El precio de Bitcoin cae a su nivel más bajo en meses ante la ofensiva de China contra las criptomonedas

Algunos analistas creen que vienen tiempos muy interesantes, en los que habrá que ver de cerca cómo se posicionan las monedas digitales de los bancos centrales frente al Bitcoin

La cotización del Bitcoin en las últimas semanas es toda una "montaña rusa".
La cotización del Bitcoin en las últimas semanas es toda una "montaña rusa".
Foto: Dan Kitwood / Getty Images

A las dudas generadas en los últimos días por las declaraciones del fundador de Tesla, Elon Musk, se suma ahora la postura del Banco Popular de China, de no aceptar como forma de pago los “tokens” digitales.

El Bitcoin, la criptomoneda más utilizada, se ha desplomado desde el miércoles de la semana pasada por los reparos de China y del Banco Central Europeo (BCE).

La divisa aceleró su caída tras la advertencia de varias federaciones bancarias chinas sobre las criptomonedas y los comentarios negativos del magnate estadounidense Elon Musk.

“China lastimó en la herida al declarar que las monedas virtuales no deberían y no pueden ser utilizadas en el mercado porque no son monedas reales”, comentó Fawad Razaqzada, analista de Thinkmarkets.

El miércoles, varias federaciones bancarias chinas de referencia consideraron que las criptomonedas “no son verdaderas divisas” y advirtieron del peligro de la “especulación”, en un país que prepara el lanzamiento de su propia moneda digital.

China fue durante un tiempo una de las plazas fuertes del Bitcoin, la moneda virtual más extendida. Sin embargo, en 2019 Pekín dio un giro radical y declaró ilegales los pagos con criptomoneda en el país, acusándolas de servir a “actividades criminales”. Al país le preocupaba el riesgo especulativo que podrían plantear las criptomonedas para su sistema financiero y su estabilidad social.

“China tiene una fuerte tendencia a prohibir todo lo que representa libertad. El gobierno chino quiere restringir el uso de criptomonedas y poner en su lugar el yuan digital (moneda digital respaldada por el banco central de China)”, señala Javier Castro-Acuña, responsable de control de negocio de la plataforma de intercambio de criptoactivos Bitnovo.

Montse Guardia, directora general del consorcio de “blockchain” Alastria, cree que vienen tiempos muy interesantes, en los que habrá que ver de cerca cómo se posicionan las monedas digitales de los bancos centrales respecto al Bitcoin, y a las diferentes criptomonedas independientes.

La presión europea

El Banco Central Europeo (BCE) ha señalado en su informe de estabilidad financiera de mayo que el Bitcoin es un activo “arriesgado y especulativo” y que genera una “exorbitante huella de carbono” para el planeta.

Montse Guardia, la directiva de Alastria, advierte de la necesidad de revisar, impulsar y adoptar una regulación y una respuesta inclusiva para todos y no solo para los expertos.

Según Sergio Ávila, analista de IG, la “fase correctiva” del Bitcoin comenzó tras los últimos comentarios de Musk sobre el impacto ambiental de esta criptodivisa.

“A eso se suma que el Banco Popular de China haya reiterado que los ‘tokens’ digitales no se pueden utilizar como forma de pago”, ha explicado Ávila.