El que no arriesga, no gana: ¿podrías obtener dinero toda tu vida sólo de participar en sorteos?

Es posible ganarse la vida por medio de concursos; pero ¿es recomendable?

El que no arriesga, no gana: ¿podrías obtener dinero toda tu vida sólo de participar en sorteos?
Ganar un premio en la lotería, en un sorteo o concurso, es satisfactorio; pero descubre si debes acostumbrarte a él.
Foto: Samuele Schiró / Pixabay

Somos muchas las personas que devengamos un salario por un trabajo de 8 a 9 horas, sea físico o de oficina. Algunos tienen su propio negocio y podrían trabajar hasta más horas. Pero ¿sabías que existen personas que se dedican a cazas sorteos y concursos para conseguir su dinero y poder vivir?

Así es, parece extraordinario, pero hay personas que en cuanto comienzan a ganar un gran premio, dejan de lado sus otras actividades para dedicarse de lleno en buscar más sorteos y concursos para poder seguir manteniéndose de esa manera, con la confianza del premio previo que ganó.

Pero por mucho que se lea tentador y optimista, la realidad es que no es para nada buena idea vivir sólo de sorteos como tu principal fuente de dinero.

Según the balance everyday, es posible ganarse la vida participando en sorteos, puesto que muchos son con premios en efectivo. Con suerte y una buena estrategia, puedes obtener el premio mayor para invertirlo inteligentemente y así mantenerte por un tiempo. Pero la misma plataforma resalta que el hecho de que sea posible no significa que sea aconsejable. Y para sustentarlo, aquí las ideas más importantes para que tengas cuidado y no caigas en la trampa emocional de querer vivir de puros premios.

1. Las probabilidades están en tu contra

Son millones de personas las que participan en los grandes sorteos de Estados Unidos y del mundo. Realmente necesitas de mucha suerte para resultar ganador, por lo que si lo haces en una ocasión, repetirlo, puede volverse casi imposible.

Incluso hay juegos de azar en los que, por más estrategias que se inventen del tipo estadístico, están diseñados precisamente para que cometas un error y pierdas. Así que mantenerte sólo de las victorias que puedas obtener es algo muy arriesgado. Ya no queremos contarte lo pésimo que sería considerar solventar los gastos de una familia con sólo esa posibilidad de ingreso.

Si tienes la suerte de ganar un premio, lo mejor que puedes hacer es invertirlo o realizarte con un negocio propio, pero es necesario que te mantengas activo laboralmente para hacerlo crecer. Recuerda: el dinero no es la meta, es el medio.

2. Ganarás las cosas “incorrectas”

Aun cuando ganes, usualmente serán premios menores o recompensas que no son en efectivo como son unas extraordinarias vacaciones. Sin contar que por cada premio que adquieras como lo es un viaje, un automóvil o una casa debes pagar los impuestos correspondientes por el valor de esos artículos, lo que podría ser incluso una maldición para muchos.

3. No tienes beneficios

Un trabajo regular en Estados Unidos te da la posibilidad de realizar aportaciones al seguro social para tu jubilación; un premio no. Por eso es que recomendamos que si ganas un sorteo con obsequio en efectivo, ese dinero lo inviertas o pongas a trabajar de alguna manera que te permita hacerlo crecer para tus años posteriores.

4. Ya no hay diversión

La emoción de comprar un boleto de lotería, participar en algún concurso o simplemente tener la fortuna de ganar algo, por muy pequeño que sea, se perderá si lo ves como una obligación que te debe redituar. De hecho, la presión que sentirás conforme avance el tiempo y veas que no puedes solventar tus gastos, tus facturas, tus deudas ni tu propia alimentación, será tan alta que lo único que ocasionarás es seguir perdiendo tiempo, dinero y esfuerzo en vez de ocuparlo en una actividad que verdaderamente te reditúe.

No te quitamos la oportunidad de intentarlo de vez en cuando, de probar suerte y, en una de ésas, ganar algo, quizás hasta el premio mayor; pero no hagas de esta actividad azarosa una forma de vida ni inviertas todos tus recursos en ello, porque a largo tiempo lo único que habrás hecho es tirar tu dinero a la basura.

También te puede interesar: