¡Ni te emociones! Ganar la lotería o un gran premio no es tan bueno como parece

Aunque parezca absurdo, tienes que pagar dinero para obtener tu premio

¡Ni te emociones! Ganar la lotería o un gran premio no es tan bueno como parece
Ganar el premio mayor puede ser una gran experiencia, pero otro tipo de premios grandes pueden ser un dolor de cabeza.
Foto: Alejandro Garay / Pixabay

No hay ser humano en la Tierra que en algún momento no se haya imaginado ganarse la lotería, incluso aunque no la compre. Tener mansiones, automóviles, viajes y vivir con lujos sólo gastando unos cuantos dólares por un concurso y recibiendo millones. Aunque parte de eso puede ser posible, hay un lado oscuro de cualquier premio grande que recibes, del que debes cuidarte: los impuestos.

Te explicamos todos los puntos a considerar cuando adquieres un gran premio, sea un automóvil, un viaje, una casa o simplemente convertirte en millonario de la noche a la mañana con un billete de lotería.

1. Ganar un automóvil

Cuando tienes la fortuna de ganar un nuevo vehículo, te debes hacer responsable de pagar los impuestos sobre la renta federales y estatales para poder obtenerlo. Esa cifra se basa y suele ser de alrededor de un tercio del valor justo del mercado del artículo.

Cuando ganas un auto de $15,000 dólares puede ser gratificante pagar sólo por él $5,000 dólares, pero si tu fortuna te lleva a ganar un vehículo de lujo, que pueden estar en los concursos, de alrededor de $100,000 dólares, entonces es posible que no te sientas tan afortunado como creías. Todo esto sin contar las tarifas de registro vehicular, la licencia de conducir, las primas de seguro y los gastos continuos como gasolina, reparaciones y mantenimiento.

2. Ganar un viaje

Participar por unas merecidas vacaciones todas pagadas parece una excelente idea, hasta que se te cobran los impuestos sobre el valor justo del mercado del destino al que vas y sus gastos. Si el viaje es para dos o más personas, los impuestos de ellos también se pagan.

También toma en cuenta que si, por ejemplo, tienes todo un viaje pagado con pasaje en viaje redondo incluido de Nueva York a París, hotel, transporte terrestre y medio día de actividades turísticas, pero no vives en Nueva York, entonces tú eres responsable de los costos de traslado desde tu ciudad hasta el lugar del vuelo. Asimismo, cualquier gasto en tus vacaciones como son comidas, visitas turísticas, propinas y gastos por souvenirs, todos provienen de tu bolsillo.

3. Ganar una casa

Tal como los anteriores, tendrás que responsabilizarte de pagar el impuesto sobre la renta federal correspondiente al valor de la casa y del impuesto sobre la renta estatal, dependiendo del estado de tu residencia.

Éste es uno de los premios más costosos para recibir, porque si pagar los impuestos de un auto de lujo son costosos, los de una casa pueden superarlos con facilidad. Y no te contamos que tendrías que pagar alrededor de $166,666.66 dólares por una casa de $500,000 dólares. Esto sin contar que una vivienda de este precio, podría estar ubicada en un área de alto costo de vida.

Si puedes pagar esa cantidad de impuestos, es una gran ganga, pero también debes contemplar los costos regulares como impuestos a la propiedad, seguro de vivienda, pago de servicios públicos y mantenimiento. Tal como lo menciona Investopedia, es posible que hayas ganado un nuevo activo rico, pero podrías terminar siendo pobre en casa al final.

4. Ganar la lotería

Las loterías son consideradas como juegos dentro del IRS, por lo que, además de pagar todas las declaraciones anteriores, los premios mayores de $5,000 dólares, menos la apuesta automáticamente, tienen un 24% de impuestos federales retenidos. Y la gran mayoría de los estados también cobran impuestos de este rubro y, dependiendo de dónde vivas, es posible que podrías pagar hasta el 50% en impuestos en función de tus otros ingresos.

También te puede interesar: