Exclusiva

El sueño hispano (con estrategia) detrás del 100% eléctrico BMW i4 M50 2022

El ingeniero boliviano David Ferrufino Camacho es el gerente de Producto del nuevo BMW i4 y líder de los grupos de trabajo de los Coupés medianos, Gran Coupés, Convertibles y autos eléctricos del Grupo BMW.

El BMW i4 M50 2022 es una de las variantes del auto 100% eléctrico del fabricante alemán.
El BMW i4 M50 2022 es una de las variantes del auto 100% eléctrico del fabricante alemán.
Foto: Javier Mota / Cortesía

La primera vez que David Ferrufino Camacho vio Múnich, Alemania, fue en 1979, en blanco y negro.

Habían pasado 9 años desde la clausura de los Juegos Olímpicos de Múnich, pero no fue hasta entonces cuando una grabación del evento llegó al Colegio Evangélico Metodista Instituto Americano de Cochabamba, Bolivia, con imágenes que incluían al icónico edificio de los cuatro cilindros en la sede global del Grupo BMW, ubicado al frente del estadio.

“Quedé impresionado y desde entonces me puse en la cabeza que tenía que vivir y trabajar en BMW”, recuerda Ferrufino Camacho, quien más de 40 años después, no solo cumplió su sueño, sino que ahora es uno de los ingenieros más respetados en la industria automotriz de todo el mundo y responsable en parte de la nueva era de electrificación del fabricante alemán de autos de lujo.

El camino no fue fácil, pero Ferrufino Camacho tenía un sueño y, más importante que eso, una estrategia, que se resume en una cita publicada en su perfil de Linkedin: “Es muy importante en la vida ver más allá del borde del propio plato, hay que ver toda la mesa y mucho más allá”.

David Ferrufino Camacho
El ingeniero boliviano David Ferrufino Camacho fue reconocido como un EuroStar de la industria automotriz. / Foto: Cortesía Javier Mota.

La idea de mudarse de Bolivia a Alemania la mantuvo viva mientras completaba la escuela secundaria y en cuanto se graduó a los 16 años fue con su título a la Embajada de Alemania en La Paz para solicitar una beca. Lo rechazaron de inmediato por su corta edad.

Para acelerar su educación, logró ingresar a la Universidad Católica de Córdoba, Argentina para iniciar los estudios de Ingeniería Electrónica. Dos años más tarde, repitió su solicitud en la embajada alemana y aunque inicialmente fue rechazado otra vez, la evidencia de sus estudios en Argentina, convencieron a la responsable de aceptar las solicitudes para por lo menos entregarle una forma para ponerse en competencia, aunque con la advertencia de lo exigente de los requerimientos, la gran cantidad de aspirantes y la poca cantidad de plazas disponibles.

Aunque Ferrufino Camacho intuía que el proceso iba a ser complicado y lento, presentó toda la documentación de inmediato. Para su sorpresa fue aceptado en cuestión de días. Uno entre cientos de candidatos.

Entre 1987 y 1989 cursó estudios para aprender alemán y entre 1989 y 1994, mientras estudiaba en Ingeniería Automotriz en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Múnich, empezó a enviar solicitudes de pasantías a todas las compañías del ramo, desde los proveedores de piezas más modestos, hasta los grandes fabricantes como Audi, Mercedes-Benz, Porsche y por supuesto, BMW.

Tal como le sucedió con la primera solicitud de beca en la Embajada Alemana en La Paz, la mayoría de sus intentos terminaron en negativas, pero cuando una empresa pequeña lo aceptaba, usaba esa oferta como herramienta de negociación para las más grande. Siempre viendo “toda la mesa y mucho más allá”.

En 1995, tras ser rechazado en Porsche y Audi, recibió una oferta de Mercedes-Benz, pero el objetivo seguía siendo BMW y con el “sí” del gigante de Stuttgart usó una vez más su estrategia para por fin ser aceptado en la empresa de sus sueños.

A partir de junio de 1995, empezó a trabajar en el equipo de ingenieros responsables de Planificación de Procesos y Producción de los modelos BMW Serie 5, 7 y 8 en la planta de Dingolfing. Desde entonces ha trabajado para las 3 marcas del grupo, BMW, MINI y Rolls-Royce.

David Ferrufino Camacho
El ingeniero boliviano David Ferrufino Camacho, al volante de su creación, el BMW i4 M50, un deportivo de lujo 100% eléctrico. / Foto: Cortesía Javier Mota.

La semana pasada, durante las primeras pruebas de manejo del 100% eléctrico BMW i4 M50 2022, Ferrufino Camacho fue el anfitrión de la prensa especializada durante el Auto Show IAA Mobility en Múnich, en coincidencia con el reconocimiento de la revista especializada Automotive News Europe como EUROSTAR 2021 por su trabajo con este modelo.

El BMW i4 2022 está ganando elogios por ofrecer el tradicional “puro placer de conducir” de BMW en un tren motriz totalmente eléctrico, gracias al trabajo de Feruffino, quien desde el inicio del proyecto dijo que el objetivo era crear un auto que  recta no es suficiente para BMW”.

Con potencia máxima de 530 caballos de fuerza, este auto de 2.1 toneladas, acelera de 0 a 60 millas por hora en menos de 4 segundos. Así lo describe su creador: “Transmite la sensación de ser ligero y ágil, pero sólido y autoritario al mismo tiempo. Tiene una confiabilidad direccional superior y alto nivel de estabilidad en las curvas, con lo que parece literalmente adherirse al la carretera”. 

Ferrufino Camacho también ha sido instrumental en los trabajos de planeación y desarrollo de la Planta BMW en San Luis Potosí, México, de donde este verano salió el nuevo BMW 2 Series, un auto diseñado y fabricado México para todo el mundo. Esa planta emplea a más de 3,000 personas directamente y ha permitido la creación de casi 30,000 en forma indirecta gracias a los proveedores instaladlos a su alrededor. Tiene capacidad de producción de 175,000 unidades anuales y es un punto vital para el crecimiento de la marca en el continente americano.

Una evidencia más de que un sueño sin estrategia, es simplemente un sueño.

Video – Una semana eléctrica con BMW en Munich