En qué consistirían las conversaciones en el Congreso por el paquete de ayuda económica y cuál sería el rol de Trump en esta nueva etapa

Joe Biden tiene sus propias propuestas de estímulo, pero sólo se ejecutarían si no se avala proyecto antes del cambio de gobierno

En qué consistirían las conversaciones en el Congreso por el paquete de ayuda económica y cuál sería el rol de Trump en esta nueva etapa
Foto: Pixabay

Además de la elección de presidente donde ganó el demócrata Joe Biden, estuvieron en juego algunos asientos tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes. El Congreso seguirá en las conversaciones para la aprobación de un segundo paquete de ayuda económica, pero podría ser Donald Trump quien aun tenga protagonismo en el proceso.

Aunque no se han dado resultados oficiales, parecería que la Cámara Baja se mantendría del lado demócrata donde preside Nancy Pelosi, mientras que la Cámara Alta podría seguir en manos de los republicanos, donde está el líder de la mayoría, el republicano Mitch McConnell, lo que determinaría en buena medida como se podrían efectuar las negociaciones del segundo cheque de estímulo en los próximos días.

Hay que tomar en cuenta que el hecho de que Biden haya sido elegido como el 46° presidente de Estados Unidos, tomará posesión hasta el 20 de enero de 2021, situación por la cual, a pesar de que él tiene algunas propuestas para un segundo paquete de estímulo, podría ser Trump quien finalmente firme el próximo proyecto, si el Congreso lo avala antes de que llegue el cambio de mandato.

Aunque hay una gran disposición por parte de republicanos y demócratas por avalar un nuevo paquete de estímulo, la realidad es que las conversaciones en torno al tema siguen siendo complicadas.

El pasado viernes 6 de noviembre, McConnell declaró que un apoyo “algo más pequeño” es “más apropiado”, según The Washington Post. Por otro lado, Pelosi sigue en la disputa por un paquete de estímulo de $2.2 billones de dólares.

Tal como lo señala CNET, las diferencias fundamentales en el tamaño y el alcance de más ayudas de estímulo hacen que un choque sea casi inevitable, y no está claro qué papel, si es que lo hay, jugaría Trump en la elaboración de un proyecto de ley diseñado para someterse a votación antes de la inauguración presidencial.

Si bien Trump aseguró: “tendremos un tremendo paquete de estímulo independientemente después de las elecciones”, según unas declaraciones el 30 de octubre. Sin embargo, al parecer el presidente basó su compromiso con la condición de que él ganara la reelección, mientras tanto la Cámara alta y baja se solidificaran con mayorías republicanas.

Analistas de CNET aseguran que, a pesar de que los demócratas hayan ganado la presidencia, Pelosi podría tener problemas para lograr los objetivos con republicanos ganando escaños en la Cámara de Representantes y un Senado que podría quedar en sus manos. Sin contar la presión del tiempo, ya que tienen hasta el 11 de diciembre para avalar cualquier proyecto de ayuda antes del cierre de gobierno.

En otras palabras, el panorama se ve complicado para que un nuevo paquete de estímulo se pueda avalar antes del 11 de diciembre. Al no haber una barrida electoral por parte de los demócratas, las negociaciones podrían estancarse tal como las conocimos antes de las elecciones.

Pero no todo son malas noticias, tanto republicanos como demócratas coinciden en volver a dar un pago de estímulo de $1,200 dólares para las personas que cumplan con los criterios establecidos, ahora sólo falta que se confirmen en cuanto aprueben uno de los proyectos en los que discrepan en otros rubros.

También te puede interesar: