Estados buscan una solución para que 14 millones de personas no pierdan una semana de beneficios por desempleo

Una 'laguna' en la redacción de la ley abre la puerta a la esperanza de millones de desempleados

Trabajadores desempleados durante una protesta en Miami, en mayo.
Trabajadores desempleados durante una protesta en Miami, en mayo.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Los gobiernos estatales y el Departamento de Trabajo buscan una posible solución para evitar que 14 millones de personas pierdan una semana de beneficios por desempleo.

Michele Evermore, expertas en desempleo del Proyecto Nacional de Ley de Empleo y miembro voluntario del equipo de revisión de transición del presidente electo Joe Biden para el Departamento de Trabajo, dijo que la redacción legal del segundo programa de estímulo económico para enfrentar al COVID-19 podría ofrecer una laguna.

Dos programas clave de emergencia, el de Asistencia por desempleo pandémico y el de Compensación por desempleo de emergencia pandémica, expiraron el sábado. El primero proporcionó beneficios a los trabajadores autónomos y trabajadores “cuentapropistas”, que no suelen ser elegibles para el desempleo, mientras que el segundo extendió los beneficios más allá de las tradicionales 26 semanas disponibles en la mayoría de los estados.

El proyecto aprobado por el Congreso la semana pasada extendió ambos programas hasta mediados de marzo, pero el presidente Trump no firmó el proyecto de ley hasta el domingo, después de que expiraran los programas, lo que generó preocupaciones de que 14 millones de personas perderían una semana de beneficios, al igual que la moratoria contra desalojos que vence el 1 de enero.

Evermore dijo al portal de noticias The Hill que aunque el proyecto de ley tiene una redacción que limita los nuevos beneficios a la fecha en que se promulgó, los estados y el Departamento de Trabajo pueden tener una solución.

Según Evermore, la Administración de Empleo y Capacitación del Departamento de Trabajo, que administra la ayuda federal a los programas estatales de desempleo, podría modificar sus contratos estatales existentes en lugar de redactar nuevos por completo.

“Parece que es posible que los estados, en lugar de redactar nuevos acuerdos con los estados, puedan simplemente modificar sus acuerdos anteriores”, dijo Evermore.

En esencia, podrían retroceder sus acuerdos para evitar que los fondos caduquen. Pero Evermore advirtió que la solución podría no ser aprobada legalmente. Una oficina estatal de desempleo confirmó a The Hill que trabajan para hacerlo posible.

Si se aprueba la solución alternativa, podría potencialmente evitar el recorte de otro beneficio que proporciona $300 dólares en seguro de desempleo adicional a los aproximadamente 20 millones de personas que lo reciben.

La demora de Trump en firmar el proyecto de ley generó preocupaciones de que se pondría a prueba la capacidad del gobierno de enviar ese aumento en los beneficios a quienes califiquen para él. Debido a que la medida de estímulo autorizó 11 semanas para el aumento de $300 dólares, la demora hizo que algunos temieran que podría reducir los beneficios a 10 semanas.