¿Existe un límite de tiempo para que me cobren una deuda?

Es posible que puedas detener las molestas llamadas telefónicas de tus acreedores

¿Existe un límite de tiempo para que me cobren una deuda?
Las agencias de deuda suelen ser quienes quieren cobrarte a como dé lugar.
Foto: Mohamed Hassan / Pixabay

Si hay algo más molesto que deber dinero al banco o cualquier prestamista, es tener que lidiar con un cobrador de deudas. Estas personas forman parte de una agencia a la que tu acreedor le vendió tu deuda ante la falta de pago para que él se haga cargo de cobrarte. Sin embargo, a pesar de que es un trabajo estable en Estados Unidos, pueden parecerte personas muy molestas por su insistencia. Si bien, es un empleo legal, hay ciertos procedimientos a los que recurren que rayan en el acoso, por lo que es importante que conozcas tus derechos al respecto.

The balance menciona que si bien existen leyes que marcan cuánto tiempo los cobradores de deudas pueden tomar ciertas acciones con respecto a tus deudas, no existe ninguna ley que les impida continuar con los intentos de cobro.

Tenemos que decirte que no existe un límite de tiempo para que te cobren una deuda. El acreedor puede perseguirte por el saldo pendiente indefinidamente a menos de que pagues o liquides la deuda, la canceles en caso de declararte en quiebra o se elimine por alguna razón correspondiente a tu acreedor.

Entre los métodos usuales que ejecutan este tipo de agencias son las (constantes y molestas) llamadas telefónicas o enviar cartas para invitarte a pagar o llegar a un arreglo para hacerlo. Es muy posible que desde el momento en el que tu deuda llegue a estos cobradores de deuda, se haya reportado en tu informe de crédito. Dependiendo de la deuda, es posible que incluso puedan demandarte por el saldo.

Puedes solicitar que se detengan de cobrarte

A pesar de que es tu responsabilidad saldar tu deuda, es posible que limites las acciones de tus acreedores si te resultan molestas o incluso llegan al límite del acoso.

El estatuto de limitaciones es una ley que limita durante cuánto tiempo los cobradores de deudas pueden demandar legalmente a los consumidores por deudas impagas. El plazo de prescripción de la deuda varía según el estado y el tipo de deuda, desde tres años hasta 15 años, según Bankrate.

En algunos casos, los acreedores o cobradores de deudas pueden demandarte por deudas vencidas. Esto usualmente surge cuando debes más de $5,000 dólares, aunque también pueden ejecutar acciones legales en tu contra por una cantidad menor. Sin embargo, después de cierto tiempo, la deuda ya no es legalmente exigible. En otras palabras, si logras demostrar que tu deuda ya se venció en el tiempo en el que está prescrita en el estatuto de limitaciones de tu estado, entonces ya no surte efecto el hecho de que te demanden.

Pero es importante que en cuanto tengas una citación judicial, no la ignores y asistas, porque de no ir, es muy posible que el dictamen vaya en tu contra y dependiendo de la demanda, el juez podría permitir un embargo de bienes. Al contrario, si vas ante la ley, es más fácil que puedas utilizar recursos a tu favor para evitar que tus acreedores te sigan molestando con cobrarte.

Dependiendo del estado, los cobradores de deudas aún pueden perseguirte incluso después de que haya transcurrido el plazo de prescripción, el momento en que su deuda se considera “prescrita”.

También te puede interesar: