Fondos mutuos para invertir: qué son, cómo funcionan y cuáles son los más rentables en EE.UU.

Los fondos mutuos son una alternativa para las personas naturales y jurídicas que deseen invertir en los mercados de Estados Unidos para ver crecer su dinero y son especialmente recomendados para aquellos que buscan ahorrar para su jubilación a través de un plan 401(k)

Creados con el dinero de muchos inversionistas, los fondos mutuos dirigen su capital a otros valores para multiplicar los beneficios.
Creados con el dinero de muchos inversionistas, los fondos mutuos dirigen su capital a otros valores para multiplicar los beneficios.
Foto: ktasimar / Shutterstock

En líneas generales, los fondos mutuos son dirigidos por empresas que reúnen el capital de diferentes fuentes y lo invierten en acciones, bonos, valores, y activos que se encuentran disponibles en el mercado. Tales fuentes están representadas por inversores que —según indica NerdWallet— “no son propietarios directos de las acciones de la empresa que compra el fondo, pero comparten por igual las ganancias o pérdidas derivadas de las tenencias totales del mismo, de ahí el [adjetivo] ‘mutual’ en este tipo de fondos”.

Las personas que invierten en este tipo de fondos, tienen la posibilidad de acceder a otras opciones de inversión con un costo asequible, una ventaja que el inversionista quizás no podría obtener por su cuenta. Por otro lado, estos fondos tienen un administrador que se encarga de manejarlos adecuadamente para que tengan la mayor rentabilidad posible. En ese sentido, cuando se compra una unidad de un fondo mutuo, se adquiere una parte del valor de ese portafolio o cartera, por eso no implica propiedad sobre alguna de las empresas en las cuales se invierte. En resumen, podría considerarse como una participación.

Para el ciudadano promedio en Estados Unidos, es importante entender el funcionamiento de los fondos mutuos, pues la gran mayoría del dinero en los planes de retiro patrocinados por empleadores se dirigen a este tipo de planes de inversión.

¿Cómo funcionan los fondos mutuos y cuáles son sus principales características?

Básicamente, el funcionamiento de los fondos mutuos se resume en la compra y venta continua de acciones. Según Investopedia, cuando una persona adquiere una participación en un fondo mutuo solo se trata de una propiedad parcial que le genera ciertos beneficios, pero que necesariamente no tiene que ver con las actividades que realice la empresa que ha puesto en venta las acciones. Por ejemplo, si una persona participa en un fondo mutuo asociado a una empresa automotriz, su negocio siguen siendo las inversiones, mientras que la empresa continuará con sus actividades de producción de vehículos.

De acuerdo con NerdWallet, luego que una persona decide participar en este tipo de fondos, su inversión puede multiplicarse a través de varias vías:

a.) Pago de dividendos: el cual se deriva de los intereses asociados a los valores del fondo. Cuando se perciben estos intereses, los inversionistas reciben el beneficio en partes iguales y dicho beneficio puede incluso reinvertirse en el fondo, si así lo desean.
b.) Ganancias de capital: derivadas de la venta de algún valor que forma parte del fondo. Las ganancias de capital se generan, específicamente, cuando ese valor ha aumentado de precio y se oponen a las pérdidas de capital, asociadas a la venta de un valor que ha bajado de precio. Las ganancias también se distribuyen equitativamente entre los inversores.
c.) Valor liquidativo: relacionado con el valor que adquieren las acciones en el fondo de inversión. En pocas palabras, es el precio unitario que posee cada acción después del cierre de mercado y, dicho precio, puede ser mayor en algunas ocasiones, aumentando el valor de la inversión.

Del funcionamiento de los fondos mutuos, más allá de la venta y compra constante de acciones, se generan otras características que definen su comportamiento:

1. Cuando los fondos alcanzan cierto nivel de activos, es probable que dejen de venderse.

2. Los precios de las acciones de un fondo mutuo tienen valor liquidativo (Net Asset Value, en inglés, o NAV). Este se calcula “dividiendo el precio total de los valores en la cartera por la cantidad total de acciones en circulación”.

3. Las acciones asociadas a los fondos mutuos no fluctúan durante el día, sino que su valor se establece al final de cada día.

4. La ganancia que reciben los inversores es el resultado de los dividendos generales operados por el portafolio o cartera, y se denomina “distribución”. Se da la opción de cobrar un cheque o reinvertir el dinero en más acciones del fondo.

5. Si el fondo vende acciones que han incrementado su precio, tendrá una ganancia de capital, que también se pasa a sus inversores en la distribución.

6. Si las acciones del fondo suben de precio y las mantienen, el inversor puede elegir vender sus acciones en ese fondo o aprovechar el margen que eso le dejaría, sin que se computen las comisiones que el fondo cobraría habitualmente.

¿Cuáles son los tipos de fondos mutuos que existen en EE.UU.?

Existen diferentes tipos de fondos mutuos en Estados Unidos. Cada uno de ellos puede tener una estrategia y un objetivo particular de inversión. Al mismo tiempo, cada uno de ellos está sujeto a sus propios riesgos, tarifas y gastos:

1. Fondos de acciones: son aquellos que generan mayor beneficio, pero también implican mayores riesgos. Básicamente, estos fondos dependen de las distintas variaciones que puede experimentar el mercado de valores. En ese sentido, si el comportamiento de las acciones resulta beneficioso, el inversionista percibirá ganancias, en caso contrario, se generan pérdidas.

2. Fondos de bonos (renta fija): también conocidos como “fondos cotizados en bolsa” (ETF, por sus siglas en inglés. Se caracterizan por representar menos riesgo para el inversionista, aunque todo depende de un plazo, ya que este tipo de fondos permite invertir en diferentes bonos con fechas de vencimiento distintas. En ese sentido, si una persona invierte en bonos con una fecha de vencimiento mayor, correrá muchísimo más riesgo que aquellas personas que inviertan en bonos de corta duración.

Los bonos en los cuales invierten este tipo de fondos son ofrecidos por el gobierno o por empresas que se comprometen a regresar la inversión antes de que se cumpla la fecha de vencimiento. Los primeros representan un riesgo menor que los segundos.

3. Fondos del mercado monetario: son reconocidos por su bajo riesgo, el cual implica menos beneficios. Este tipo de fondos también son ofrecidos por el gobierno o por corporaciones, pero son de corto plazo.

4. Fondos mutuos balanceados o equilibrados: también conocidos como “híbridos” o “de asignación de activos” o “con fecha objetivo”. En pocas palabras, son fondos que combinan otros fondos —como varios de los anteriores— permitiendo mayor diversificación de la inversión, de los riesgos y los beneficios. En resumen, se pueden definir como “fondos de fondos”.

La inversión en fondos mutuos también está determinada por el enfoque que el inversionista decida considerar: si su enfoque es activo, su inversión se dirige a ganarle al mercado, es decir, buscará predecir su comportamiento para multiplicar los beneficios. En ese sentido, se contrata a un profesional que administre el fondo y que pueda ver estas oportunidades. Este tipo de inversión puede estar asociada a tarifas más altas.

El enfoque pasivo, por otra parte, representa menos riesgo y solo busca imitar al mercado, siguiendo su comportamiento e invirtiendo en fondos cuyos beneficios estén más garantizados. Es conocido por implicar menos tarifas.

¿Cuáles son los mejores fondos mutuos de bajo costo en Estados Unidos?

De acuerdo con Bankrate, existen algunos fondos mutuos en Estados Unidos que pueden representar una excelente opción para inversores modestos. Tales fondos fueron seleccionados considerando algunos criterios como la estabilidad de quien los administra y su rendimiento anual. Al mismo tiempo, se consideraron las bajas comisiones que exigen:

1. Fondo índice Schwab Fundamental US Large Company: siguiendo la rentabilidad total del Russell RAFI US Large Company Index, este fondo invierte en grandes empresas que cotizan en bolsa.

2. Ingresos y crecimiento de fidelidad (FGIKX): dirigido a acciones nacionales o extranjeras, este fondo invierte en aquellas que tienen mayor probabilidad de aumentar en el futuro. Estas acciones también se caracterizan por pagar dividendos.

3. Índice de valor de pequeña capitalización de Vanguard (VSIAX): busca invertir en pequeñas empresas del país haciendo un seguimiento del comportamiento de sus acciones.

4. Fondo índice Fidelity 500 (FXAIX): al igual que el primero, también invierte en grandes empresas que cotizan en bolsa.

5. Cartera índice Voya Russell de gran capitalización (IIRLX): enfocándose en el índice Russell Top 200, este fondo apunta a los activos que ofrezcan mejores rendimientos anuales.

Cada fondo tiene sus propias proyecciones y riesgos, por ello es importante hacer un análisis exhaustivo antes de realizar cualquier tipo inversión, sobre todo si la misma está dirigida a la jubilación. De acuerdo con los expertos, cuanto mayor sea la edad de la persona que invierte, mayor será la necesidad de invertir en fondos tradicionales y estables para no correr riesgos de perder su dinero.

También te puede interesar:
Por qué es mala idea tomar dinero de tu plan 401(k) de forma anticipada
Cuenta de jubilación 401(k): cómo armar una estrategia de inversión tú mismo
Cuán posible es para un inmigrante indocumentado abrir una cuenta jubilatoria en EE.UU.: 401(K) o IRA