Índice del mal jefe: las 10 formas en que tu supervisor demuestra que no es bueno

Alguna de estas 10 actitudes pueden hacer que cualquier empleado se sienta poco valorado, sin integrarse a un equipo y con un supervisor que no tenga en cuenta sus capacidades ni las distintas vías de crecimiento

Índice del mal jefe: las 10 formas en que tu supervisor demuestra que no es bueno
Las características de un mal jefe pueden hacer que cualquiera busque salir huyendo de ese equipo.
Foto: Pexels

Mucho se habla actualmente de la diferencia entre ser un jefe y ser un líder y como el sobrellevar ambas figuras influyen de manera determinante en el curso que lleve un área e incluso una empresa. Pero ¿cómo puedes distinguir entre un supervisor que está desempeñando bien su labor y quien no lo está haciendo?

En Solo Dinero vamos a darte 10 tips para que aprendas a reconocer si tu jefe te muestra alguna de estas señales. Varias de ellas pueden resultar causantes de que muchos empleados decidan cambiar de trabajo, al no sentirse respetados y valorados.

1.- Se lleva todo el crédito del trabajo bien realizado

En los empleos hay que trabajar en equipo. Un buen supervisor sabe llevar al equipo, coordinarlo, aprende a ser empático y también reconoce el buen trabajo que se hace. Cuando un jefe se lleva todo el reconocimiento cuando algo sale bien, es una señal de que no está haciendo lo correcto.

Los buenos jefes saben reconocer lo duro que ha trabajado su gente para obtener los resultados positivos a los que se han llegado.

2.- Desconfía de los integrantes de su equipo

¿Si no confías en tu propio equipo, entonces para qué lo lideras? Si tu equipo está conformado por determinadas personas es porque algo viste en ellas. Creer que solo el supervisor sabe hacer las cosas, es un error grave, que solo llevará al equipo en picada. Además, los supervisores saben repartir las tareas, y no se las quedan solo para ellos solos.

3.- No le importa si estás sobrecargado

Y ni siquiera lo pregunta y si lo sabe, no le importa y te siga sobrecargando de cosas, hasta el punto de que puede hacerte llegar a explotar y querer salir huyendo apenas puedas.

4.- No lucha por mejoras para su equipo

A este supervisor ni le vienen ni le van las condiciones de su equipo, así que por lo tanto, no pelea por ellas, aún y cuando sean buen elementos.

5.- Se centra en los puntos débiles

Busca los puntos débiles de los integrantes de su equipo, en vez de preocuparte por fortalecer más los que lo hacen fuerte y más capacitado para el desarrollo de las labores.

6.- Contrata y asciende a las personas equivocadas

Es algo que puede ocurrir por amistad, lo que los ciegas a elegir al candidato más capacitado para realizar las tareas o para la vacante que está abierta.

7.- No te da libertad para trabajar

Es alguien que siempre necesita estar detrás de ti para que puedan desarrollar tus labores. Es el tipo de personas que no acepta propuestas ni otras maneras de trabajar, sino es la suya.

8.- No te apoya, no te respalda

En pocas palabras, no le importa lo que suceda contigo, solo que saques tu trabajo y ya.

9.- No da una dirección que vaya de acuerdo a los roles

O puede dar instrucciones confusas, lo que permea el desarrollo del equipo y de las funciones de cada uno.

10.- No pone metas

Y por lo tanto no hay retos para los integrantes de sus equipos.

***

También te puede interesar:

-Empleo en EE.UU.: cuáles son tus opciones como estudiante extranjero