Inversiones en EE.UU.: por qué es conveniente invertir en metales preciosos en épocas de inflación

En SoloDinero te explicamos qué cualidades tienen los metales preciosos para ser considerados como activos de inversión convenientes para protegerse de la inflación en EE.UU.

Los metales preciosos, por su valor intrínseco, pueden reducir el riesgo de tu portafolio de inversiones y protegerte de la inflación en EE.UU.
Los metales preciosos, por su valor intrínseco, pueden reducir el riesgo de tu portafolio de inversiones y protegerte de la inflación en EE.UU.
Foto: Shutterstock

Los metales preciosos, como el oro o la plata, siempre han sido reconocidos como activos valiosos de inversión, y, por lo general, son recomendados por los planificadores financieros como componentes de alto valor agregado para cualquier portafolio de inversión en Estados Unidos. La razón de esto es que los metales preciosos suelen tener fama de proteger tus inversiones de los embates de la inflación, a pesar de ser, paradójicamente, unos activos cuyos precios son sumamente volátiles.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, invertir en metales preciosos no significa, necesariamente, adquirirlos físicamente.

Los inversionistas pueden invertir en metales preciosos a través del mercado de derivados, de fondos de inversión vinculados a los precios internacionales de los metales, así como fondos mutuos, e incluso indirectamente, a través de la compra de acciones de compañías mineras.

Entre los más populares se encuentran:

1) Oro.
2) Plata.
3) Platino.
4) Paladio.

En SoloDinero te explicamos por qué es conveniente invertir en metales preciosos en épocas de inflación como la que se vive en estos momentos en Estados Unidos.

¿Los metales preciosos son una buena inversión?

Por lo general, los metales preciosos son recomendados por expertos financieros debido a sus características únicas como activos. A saber:

1) Poseen un valor intrínseco, lo que los hace más resistentes a perder su valor por la inflación.
2) No poseen riesgo crediticio.
3) No pueden ser “inflados”, lo que quiere decir que no puedes “imprimir” o “crear” oro, plata, platino o paladio de manera artificial.

Asimismo, los metales preciosos siempre han representado una forma de seguro financiero en contra de dificultades financieras o incluso políticas y sociales.

Desde el punto de vista de la inversión, los metales preciosos ofrecen una correlación riesgo-beneficio que puede llegar a ser menor que la de las acciones o los bonos. Por ello, suelen ser incluidos dentro de los portafolios de inversión para disminuir el riesgo de los mismos.

Aunado a esto, los metales preciosos suelen poseer un alto nivel de liquidez, por lo que probablemente no tendrás problemas en venderlos a la hora de cualquier eventualidad.

¿Cuáles son los riesgos asociados a la inversión en metales preciosos?

Como toda inversión, los metales preciosos conllevan sus riesgos.

Entre ellos, la posibilidad de que los precios de un activo como el oro o la plata decaigan debido a desbalances técnicos en el mercado global, como cambios en la oferta y la demanda o, incluso, conflictos geopolíticos.

Asimismo, en tiempos de inestabilidad económica, los precios suelen dispararse, por lo que los vendedores tienden a beneficiarse.

Cabe destacar que la tenencia de este tipo de activos usualmente va concatenada a costos adicionales de almacenamiento, y que, a diferencia de las acciones, los metales preciosos no generan ingresos de forma pasiva.

También te puede interesar:

Qué es lo que hace que suba o baje el precio de las acciones del mercado financiero de EE.UU.
10 cosas que debes tener en cuenta antes de invertir en el mercado financiero de EE.UU.
Qué son las acciones “meme” en EE.UU. y por qué es una tendencia de inversión arriesgada