La crisis de empleo será uno de los principales desafíos del nuevo presidente de los Estados Unidos

La economía estadounidense ha recuperado apenas el 50 por ciento de los puestos de trabajo perdidos desde el inicio de la pandemia

La crisis de empleo será uno de los principales desafíos del nuevo presidente de los Estados Unidos
El empleo será un tema candente para el próximo presidente de Estados Unidos.
Foto: Al Drago / Getty Images

Aún no está claro quién ganará las elecciones, pero no importa quién gobierne a Estados Unidos por los próximos cuatro años, una de las mayores prioridades para la próxima administración es clara: hacer frente a la crisis de desempleo que ha dejado la pandemia de coronavirus, escribió este jueves la periodista Anneken Tappe en CNN Business.

La crisis está lejos de haber terminado. El mes pasado, la economía estadounidense ya había recuperado 10.7 de los 22 millones de puestos de trabajo perdidos desde febrero, cuando la pandemia obligó al cierre de empresas.

A pesar de que se han recuperado casi la mitad de los 22 millones de puestos de trabajo perdidos, el ritmo de la recuperación se ha reducido. Los analistas esperan que el informe de empleos de octubre de la Oficina de Estadísticas Laborales, que se presentará el viernes, muestre una nueva desaceleración en la recuperación del mercado laboral.

Los economistas predicen que la economía de Estados Unidos agregó 600,000 puestos de trabajo en octubre, ligeramente por debajo de los 661,000 del mes anterior. Eso dejaría a Estados Unidos con unos 10 millones de puestos de trabajo menos durante la pandemia y mucha gente sin los medios para llegar a fin de mes.

Se espera que la tasa de desempleo caiga al 7.7%, por debajo del 7.9% registrado en septiembre, la tasa de desempleo más alta registrada en la nación antes de las elecciones presidenciales.

El Informe de empleo ADP del miércoles estuvo muy por debajo de las expectativas, ya que los empleadores privados agregaron solo 365,000 empleos en octubre; los economistas esperaban 650.000. Los informes de ADP y del gobierno no están correlacionados, pero los expertos prestan atención a ambos para darse una idea completa del mercado laboral.

Aunque cualquier mejoría es una buena noticia, la recuperación no parece esperanzadora para los desempleados, que en julio dejaron recibir los beneficios mejorados de desempleo aprobados por la Ley CARES. Ese vencimiento hizo que aumentara la tasa de pobreza mensual, según un estudio del Centro de Pobreza y Política Social de la Universidad de Columbia.

Mientras tanto, un número creciente de trabajadores ha agotado sus beneficios estatales y ha pasado a programas alternativos del gobierno, como el programa de Compensación por Desempleo de Emergencia Pandémica. Al 10 de octubre, 3.7 millones de personas recibieron beneficios de PEUC, implementados para hacer frente a la crisis actual.
El programa PEUC, así como el programa de Asistencia por desempleo pandémico, que brinda beneficios a personas como los trabajadores autónomos que generalmente no son elegibles para ellos, vencen al final del año.

Independientemente de quién sea el próximo presidente, Washington debe actuar con rapidez para garantizar la ayuda a los necesitados y encaminar al país hacia una recuperación total del empleo.