¿La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca traería un incremento en los precios de la gasolina?

La propuesta energética del virtual presidente de los Estados Unidos impactaría los intereses de la industria

¿La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca traería un incremento en los precios de la gasolina?
Los precios de la gasolina están en su nivel más bajo en 10 años.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Las medidas tomadas para contener la pandemia por COVID-19 han repercutido en la disminución de la movilidad de las personas, lo que bajo el esquema de la oferta y la demanda ha provocado que los precios de la gasolina estuvieran a la baja en buena parte del año en los Estados Unidos; sin embargo, a raíz de los debates presidenciales y las elecciones con el triunfo de Joe Biden, las especulaciones sobre un eventual incremento en el precio de la gasolina no se han hecho esperar.

De acuerdo a un análisis realizado por el portal especializado en los precios de combustible GasBuddy, el costo actual de la gasolina representa su nivel más bajo en 10 años, ubicándose en $2.121 dólares en promedio nacional, según el sitio de servicio público Gas Prices AAA, situación que tal vez podría cambiar como una reacción a la plataforma energética presentada por el candidato demócrata durante su campaña.

“Una presidencia de Joe Biden favorecería más controles ambientales con respecto a la perforación y las emisiones, aumentando los estándares de kilometraje del combustible, la energía vehicular alternativa como la electricidad, la ampliación de los créditos fiscales que benefician a los propietarios de vehículos eficientes en el uso del combustible y la evolución a partir de combustibles fósiles”, se ve en el informe de GasBuddy.

Te puede interesar:

·Joe Biden pide aprobar paquete de ayuda económica

La hipótesis de que la presidencia de Biden traería un incremento en la gasolina descansa en las declaraciones del futuro habitante de la Casa Blanca, quien adelantó que terminaría con la perforación, lo que provocaría una desaceleración en la producción de petróleo en los Estados Unidos, para dar paso a otro tipo de energías, lo que impactaría en el precio final a los consumidores, argumento también utilizado por el presidente Donald Trump en su campaña de reelección.

Sin embargo, otros especialistas aseguran que se está sobredimensionando la influencia del próximo presidente de los Estados Unidos respecto a los precios de la gasolina, ya que se debe evaluar el escenario global en su conjunto. “La escala del mercado mundial del petróleo es tan masiva que sería extremadamente improbable que una sola decisión política, en cualquier parte del mundo, afectara materialmente los precios del petróleo”, aseguró el analista petrolero Pavel Molchanov en entrevista para el Washington Post.

Asimismo, ejecutivos y profesionales de la industria petrolera han manifestado que las políticas anunciadas previo a las elecciones por parte de Joe Biden no resultaría lo catastrófico que algunos pronostican e incluso depende de otros elementos políticos, como la configuración del Senado.

“No estoy tan preocupada como algunas personas”, comentó Vicki Hollub, CEO de Occidental Petroleum durante la Exposición y Conferencia Internacional del Petróleo de Abu Dhabi (ADIPEC). “Al final, mientras tengamos nuestros planes de desarrollo a largo plazo en marcha, creo que estaremos bien como industria”, agregó la ejecutiva, según consigna el portal Oil Price.

En resumen, si los precios de la gasolina aumentan en el corto plazo, será por otros factores. De hecho, los recientes anuncios por parte de los laboratorios Pfizer y Moderna respecto al desarrollo positivo de sus vacunas contra el COVID-19 en su fase 3 y por ende, una aplicación masiva entre la población estadounidense en los próximos meses, detonaría en un aumento en el combustible en la medida en la que la movilidad de las personas regrese a los niveles que se tenían antes de la pandemia.