Check your Engine: Las 5 reparaciones más comunes cuando enciende la luz alerta del motor y su costo

La Check Engine Light está diseñada para encenderse cuando la computadora de un vehículo detecta un problema que requiere atención inmediata. En caso contrario, las consecuencias pueden ser graves para el auto y para tu bolsillo

El Estudio Anual de CarMd 2022 es una buena herramienta para calcular los gastos de tener y mantener un auto en Estados Unidos. Foto: Cortesía CarMd.
El Estudio Anual de CarMd 2022 es una buena herramienta para calcular los gastos de tener y mantener un auto en Estados Unidos. Foto: Cortesía CarMd.
Foto: Cortesía

La tormenta perfecta sobre la industria automotriz, causada entre otras cosas por la pandemia, la escasez de microchips, el alza al precio de la gasolina y más recientemente la invasión rusa a Ucrania, ha golpeado fuertemente a todos los conductores, en primer lugar a la hora de comprar o hacer lease de un auto nuevo, pero quizá peor a la hora de tener y mantener un auto usado.

A pesar de los constantes recordatorios de los fabricantes y los mecánicos sobre la importancia de los servicios de mantenimiento de los autos, muchos conductores corren riesgos innecesarios y terminan sufriendo graves consecuencias financieras a largo plazo.

El caso más común es el de la luz de alerta Check your Engine y es que incluso si parece que el vehículo está funcionando bien, esa luz se enciende porque hay un problema en el motor, lo que causa, entre otras cosas, un bajo rendimiento en el consumo de gasolina, aumento en las emisiones contaminantes y potencialmente, graves daños a partes esenciales del vehículo.

Como todos los años, CarMd Corporation -proveedor líder de datos de diagnóstico automotriz y soluciones comerciales- publicó recientemente su Estudio sobre el Índice de Salud del vehículo CarMD® 2022, en el que incluye una descripción general sobre los costos y tendencias de reparación de automóviles relacionados con la luz de alerta Check your Engine, así como las recomendaciones que pueden ayudar a prolongar la vida útil del vehículo y, en consecuencia, ahorrar mucho dinero.

El siguiente es un desglose de las cinco reparaciones más comunes relacionadas con la luz del motor registradas en 2021 y el costo promedio para realizar esa reparación, incluidas las piezas y la mano de obra.

Los resultados del estudio reflejan los datos de más de 17 millones de fallas y reparaciones recomendadas para vehículos en Estados Unidos durante el último año calendario.

Cada uno de estos problemas podría evitar que un vehículo apruebe su prueba de emisiones estatal (donde sea requerido) y tendrá un impacto negativo en el ahorro de combustible si no se le presta la atención debida:

  1. Reemplazo del convertidor catalíticos (pieza original del fabricante): $1,355
  2. Reemplazo del sensor(es) de oxígeno: $243
  3. Reemplazo de la(s) bobina(s) de encendido y la(s) bujía(s): $387
  4. Reemplazo del sensor de flujo de aire masivo: $319
  5. Ajuste o reemplazo la tapa de combustible: (Ajuste gratis) reemplazo promedio $25

Algunos de los puntos más destacados del estudio Índice de Salud del vVehículo CarMD 2021 incluyen:

Estudio Anual de CarMd 2022
Estos fueron los índices de aumento de precios promedio por las 10 fallas más comunes asociadas a la luz de alerta Check Engine en el tablero de instrumentos del auto. Foto: Cortesía CarMD.

• Los costos de reparación de automóviles subieron debido entre otras cosas al alza de la edad promedio de la población de vehículos. En 2021, los costos de reparación de automóviles aumentaron 3,6% en general, con un total de poco menos de $393 en promedio, ya que la edad promedio del vehículo aumenta a 12,1 años y los automóviles comienzan a sobrevivir a las piezas que sufren más deterioro por el uso.

Los costos de reparación aumentaron en las cuatro regiones de Estados Unidos en 2021, y los conductores en el sur y el noreste experimentaron el mayor aumento, ambos con 3.7%.

Los costos de mano de obra ($143.35) se redujeron medio por ciento, lo que CarMD atribuye en parte a que más conductores hacen sus propias reparaciones y la competencia entre los talleres de reparación de automóviles.

Tal como lo proyectó CarMD el año pasado, los costos de las piezas ($249,22) aumentaron 6%. Los factores que más contribuyeron en este aumento fueron los problemas en la cadena de suministro junto con un aumento en las piezas de automóviles más caras que fallan, ya que los consumidores conservan sus automóviles y camiones por más tiempo que nunca debido a la falta de inventario de automóviles nuevos.

Problemas con las luces del motor de verificación: Los vehículos del modelo del año 2007 tuvieron más probabilidades de una reparación relacionada con la luz de control del motor en 2021.

¿Por qué es tan costosa la reparación del convertidor catalítico?: Los convertidores catalíticos contienen metales preciosos (paladio, rodio y platino) que los convierten en un bien valioso para los ladrones. La buena noticia es que los convertidores catalíticos por lo general no fallan a menos que se ignore por mucho tiempo una reparación más económica, como reemplazar un sensor de oxígeno, o que el vehículo tenga muchos años, esencialmente más que sus partes.

Recomendaciones ¡Que no cunda el pánico!

La luz Check Engine podría deberse a algo tan simple como una tapa de gasolina suelta. CarMD les recuerda a los conductores que no entren en pánico, pero que no hagan caso omiso de la luz de advertencia porque podría ser una solución simple y asequible.

Una de las cinco reparaciones de la luz del motor más diagnosticadas es precisamente la tapa de gasolina suelta, dañada o faltante, que se puede apretar gratis y cuesta aproximadamente $25 reemplazarla.

Los vehículos modelo 2015, 2016, 2018 y 2019 tenían más probabilidades de tener un problema relacionado con el tapón de gasolina, que son datos que pueden ser útiles para los minoristas de repuestos automotrices para la previsión de inventario.

Si el problema persiste, lo más recomendable es acudir a un mecánico de inmediato para recibir el diagnóstico correcto y no aplazar la reparación, que solo se hará más cara a mediada que se deje pasar más tiempo.