La solicitudes por desempleo se mantienen por debajo del medio millón por segunda semana consecutiva

La reapertura económica ha sido tan rápida, que muchos negocios no han podido contratar aún al personal necesario para operar al 100%

La solicitudes por desempleo se mantienen por debajo del medio millón por segunda semana consecutiva
Buena señal. Las solicitudes iniciales por desempleo se mantienen a la baja.
Foto: David McNew / Getty Images

La recuperación de la economía estadounidense continúa su camino ascendente. La semana pasada 473,000 estadounidenses solicitaron por primera vez ayuda del gobierno por desempleo la cantidad más baja durante la pandemia de COVID-19.

Los datos presentados por el Departamento del Trabajo son la evidencia más reciente de que son menos los empleadores que recortan puestos de trabajo, mientras aumenta el gasto de los consumidores y la reapertura de negocios. Las solicitudes disminuyeron en 34 mil desde una cifra ajustada estacionalmente de 507 mil, siete días antes.

Las peticiones de ayuda por desempleo, un indicador aproximado del ritmo de los despidos, se han reducido en casi un 50% desde su punto máximo de 900 mil registrado en enero. Ahora, el problema para muchos empleadores es otro: atraer a solicitantes suficientes para cubrir las vacantes y responder a la creciente demanda de bienes y servicios.

Con la contratación al alza, un alto porcentaje de población vacunada y la recuperación en marcha, los consumidores promedio tienen más dinero después de haber limitado sus gastos durante la pandemia, además, los cheques de estímulo también han ayudado a recuperar el poder adquisitivo de la gente.

Los estadounidenses han comenzado a salir de casa: compran, viajan, salen a cenar y se reúnen en lugares de entretenimiento. La reapertura ha sido tan rápida que muchos negocios no han podido contratar aún al personal necesario para operar al 100%.

Los economistas se apoyan en las solicitudes semanales de ayuda por desempleo para ver la dirección que podría tomar el mercado laboral. Sin embargo, desde la pandemia, tales cifras son menos confiables. Muchos estados no se han puesto al corriente en procesar las solicitudes de desempleo y los casos sospechosos de fraude enturbian las cifras de los recortes laborales.

En abril, se crearon alrededor de 266 mil puestos de trabajo, una cifra mucho menor de la esperada y una señal de que muchos estadounidenses no quieren salir a trabajar todavía por el temor a la pandemia, las dificultades para disponer de cuidados infantiles confiables y, en algunos caos, por la comodidad de recibir un cheque de beneficios por desempleo cada semana.