La sorpresa fiscal que te aguarda si recibiste una compensación por desempleo por primera vez

Recibir un beneficio por desempleo también tiene responsabilidades fiscales

La sorpresa fiscal que te aguarda si recibiste una compensación por desempleo por primera vez
Si recibir un beneficio de desempleo podría parecer insuficiente en estos momentos, también debes contemplar al IRS.
Foto: JP Valery / Unsplash

Tras la debacle económica que vive Estados Unidos por la pandemia de coronavirus, donde muchos se quedaron sin empleo, millones de estadounidenses tuvieron que recurrir a la compensación por desempleo por primera vez. Sin embargo, recibir este apoyo conlleva una responsabilidad fiscal sorpresiva que muchos podrían desconocer y del que deben prevenirse.

Recibir la compensación por desempleo por parte del gobierno es un pago que es tributable, es decir, debes contemplar esta cantidad dentro de tu declaración de impuestos del siguiente año, por lo que es recomendable que lo tomes en cuenta para que en tu próxima declaración no te tome desprevenido.

De acuerdo con la página del IRS, incluso los beneficios autorizados bajo la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES) son tributables y deben incluirse en tu próxima declaración de impuestos en el 2021.

Una manera que tienen los contribuyentes para evitar olvidar su pago de impuestos derivados por la compensación de desempleo, es por medio de la retención de impuestos de sus beneficios desde el momento en el que los reciben.

La ley federal permite a los beneficiarios elegir retener un 10% fijo de tus beneficios para cubrir parte o la totalidad de tu responsabilidad tributaria por los apoyos recibidos por el gobierno. Para hacerlo, debes completar el Formulario W-4V: solicitud de retención voluntaria (puedes encontrarlo como Form W-4V, Voluntary Withholding Request) y entregarlo a la agencia que paga los beneficios. No envíes el formulario al IRS. También es posible que el proveedor del apoyo tenga su propio formulario; si es así, úsalo en lugar del proporcionado por el formulario del Servicios de Rentas Internas.

Otra forma es realizando los pagos de impuestos estimados. Estos son formas de ir pagando los impuestos de todo tu año por trimestre. El pago de los dos primeros trimestres del 2020 vencieron el 15 de julio. El pago del tercer trimestre vence el 15 de septiembre de 2020 y el pago del cuarto trimestre concluye el 15 de enero de 2021.

A pesar de realizar estos procedimientos, es recomendable que en enero de 2021 recurras al Formulario 1099-G: ciertos pagos del gobierno (Form 1099-G, Certain Government Payments) sobre el pago de tus beneficios. Este formulario indicará el monto de la compensación por desempleo que le pagaron durante 2020 y cualquier impuesto federal retenido. Los contribuyentes deben reportar esta información, además de cualquier otro ingreso en tu declaración de impuestos federales del 2020 para el próximo año.

También te puede interesar: