9 millones de estadounidenses aún no cobran su cheque de estímulo y el IRS les da opciones para reclamarlo incluso sin declarar impuestos

Contribuyentes con ingresos menores de $12,000 dólares anuales podrían perder beneficios si no atienden esta información

9 millones de estadounidenses aún no cobran su cheque de estímulo y el IRS les da opciones para reclamarlo incluso sin declarar impuestos
Para personas con bajos ingresos se les acaba el tiempo para poder reclamar su cheque de estímulo por el COVID-19.
Foto: Nattanan Kanchanaprat / Pixabay

Contribuyentes que ganan menos de $12,000 dólares al año son ampliamente elegibles para recibir el cheque de estímulo de ayuda por la pandemia de COVID-19 de la Ley CARES. A pesar de estar dentro de los grupos de mayor vulnerabilidad, alrededor de 9 millones de estadounidenses en esta situación no han recibido el pago y el tiempo está por expirar en el lapso de un mes.

El próximo 15 de octubre es la fecha límite para reclamar el pago, registrándose en el Servicio de Rentas Internas (IRS). Si no cumplen con este requisito antes de este tiempo, tendrían que esperar hasta 2021 para recibir su pago, según el IRS.

El Servicio fiscal está enviando cartas a los 9 millones de personas, detallando la elegibilidad y la información pertinente para que puedan reclamar sus respectivos cheques de estímulo.

“Si no estabas obligado a presentar una declaración federal de impuestos sobre la renta de 2019, la mejor y más rápida forma de reclamar tu Pago de Impacto Económico es visitar IRS.gov/eip antes del 15 de octubre”, dice la carta. Posterior a esa fecha, la única forma de recibir el cheque de estímulo no reclamado es “presentar una declaración federal de impuestos”, asegura la misiva.

Debido a que los contribuyentes con ingresos menores a $12,000 dólares no están obligados a realizar la declaración de impuestos federales sobre la renta, para el IRS fue complicado encontrar la información correspondiente de la cuenta bancaria del beneficiario para depósito directo o la dirección de su domicilio para enviar un cheque de papel por correo.

Sin embargo, a pesar de las indicaciones del IRS, usar el portal para hacer el reclamo por este cheque también les quita otras posibilidades de apoyo que podrían obtener por su capacidad de ingresos mínimos. El Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (EITC) es un beneficio disponible para los contribuyentes con ingresos bajos o moderados que podrían ser elegibles para un reembolso de impuestos de hasta $6,557 dólares para 2019 con tres o más hijos calificados, según el IRS. Pero para reclamar este beneficio, es forzoso que realicen una declaración en papel y aún así pueda tardar en recibir el beneficio por varias semanas o hasta meses por los retrasos que ha presentado el Servicio de Rentas Internas.

Nancy Rossner, abogada senior de The Community Proyecto de Ley Tributaria, recomendó por medio de MarketWatch que las personas que califiquen para el EITC consulten con un profesional de impuestos que pueda darles un consejo rápido sobre si usar el portal para reclamar su cheque de estímulo más rápidamente o presentar su declaración de impuestos de 2019, lo que activaría el pago del cheque de estímulo y el reembolso del EITC. Este asesoramiento lo pueden encontrar de manera gratuita en persona en la Asistencia Voluntaria de Impuestos sobre la Renta (Volunteer Income Tax Assistance) y el Asesoramiento Fiscal para Ancianos (Tax Counseling for the Elderly), ambos programas financiados por el gobierno federal. Sin embargo, deben informarse sobre las oficinas locales ya que muchas han cerrado u operan limitadamente por la pandemia de COVID-19.

En Solo Dinero esperamos que si conoces tú eres una de estas personas con ingresos menores de $12,000 dólares anuales o conoces a alguna que pudiera ser elegible para recibir el cheque de estímulo económico, el EITC o ambos, y aún no los ha cobrado, puedas compartirle este artículo ya que sería lamentable que las personas con mayores necesidades económicas no puedan recibir los beneficios que por ley tienen debido a la falta de información. No existe un registro de seguimiento para los estadounidenses, por lo que corresponde a ellos estar al pendiente de lo que necesitan para disfrutar de un dinero que podría apoyarlos en estos momentos complicado de COVID-19.

También te puede interesar: