¿No son cheques? El siguiente pago de estímulo podría llegar en una tarjeta EIP, qué es y cómo conseguirla

Un segundo paquete de estímulo económico puede provenir de este tipo de tarjeta

¿No son cheques? El siguiente pago de estímulo podría llegar en una tarjeta EIP, qué es y cómo conseguirla
En cuanto tengas la tarjeta EIP debes entrar a su página de internet para registrarla.
Foto: Anna Shvets / Pexels

A pesar de que se anunciaba el envío por correo de un cheque de estímulo dentro del paquete expedido por la Ley CARES desde abril, muchos estadounidenses calificados se sorprendieron al recibir su dinero a través de una tarjeta de Pago de Impacto Económico (EIP, por sus siglas en inglés), en vez de que les llegue por medio de un cheque en papel o depósito directo a la cuenta personal.

¿Qué es la tarjeta EIP?

Las tarjetas EIP son tarjetas de débito prepagadas que el Departamento del Tesoro utilizó para distribuir los primeros pagos de estímulo de la Ley CARES, en vez de una transferencia electrónica dirigida hacia una cuenta bancaria o cheques de papel (que también envió por correo). Estas tarjetas se pudieron utilizar de forma directa para gastar como si fuera efectivo o para transferir dinero a tu cuenta bancaria.

Estas tarjetas de débito fueron emitidas por VISA, por lo que tienen la facilidad de ser aceptadas en muchos establecimientos de Estados Unidos para realizar cualquier tipo de compras, obtener dinero en efectivo de los cajeros automáticos o para transferir fondos a una cuenta bancaria personal sin cargo extra.

Estas tarjetas, al igual que los cheques en papel, se distribuyen por correo. En cuanto la recibas, debes acceder al sitio web de la tarjeta EIP para activarla y obtener más información sobre cómo usarla.

¿Quiénes son elegibles para recibir sus pagos con la tarjeta EIP?

Tanto la cantidad enviada como la elegibilidad del primer pago de estímulo dependía del ingreso bruto ajustado (AGI) de los estadounidenses. Esta información se obtiene por medio del IRS y los impuestos declarados por sus contribuyentes.

Las personas que hayan realizado una declaración de impuestos del 2018 (en 2019) de manera individual menor a $99,000 dólares, eran elegibles; pero si eres jefe de hogar, tenías un límite de $136,500 dólares. Para declaraciones en conjuntas de parejas casadas, el límite era de $198,000 dólares. El monto máximo por pago era de $1,200 dólares para estadounidenses con salarios anuales por debajo de la media nacional, por lo que la cantidad dependía de tu AGI anual.

Aunque por el momento ni la Ley HEROES ni la Ley HEALS han sido avaladas por el congreso, es posible que el método de elegibilidad no cambie.

Las tarjetas EIP se mandaron a los domicilios de alrededor de 4 millones de personas a partir de mayo, porque el IRS no tenía la información de la cuenta bancaria del contribuyente. Así que la forma para saber si recibirías tu pago por medio de esta tarjeta o de transferencia directa, dependía de que en tus declaraciones de impuestos previos hayas registrado una cuenta bancaria personal.

Si obtuviste una tarjeta previa, es posible que ahí mismo recibas tu pago en cuanto se avale el segundo paquete de estímulo, aunque existe la posibilidad de que envíen una nueva tarjeta. A menos de que, durante la nueva declaración de impuestos que concluyó el 15 de julio, hayas registrado una cuenta bancaria personal. Si deseas recibir tu pago directamente en tu cuenta bancaria, debes registrarte par el depósito directo con el IRS a través de su portal Get My Payment (Obtener mi pago).

De acuerdo con Cnet, y para evitar que muchos tiren sus cartas con la tarjeta EIP dentro o caigan en fraudes, el IRS envió una carta sobre tu dinero a la última dirección conocida dentro de los 15 días posteriores a la realización del primer pago, donde se notificaba cómo debiste haber obtenido el dinero (cheque, depósito directo o tarjeta EIP) y, sobre todo, cómo informar si no recibiste el pago.

Muchos estadounidenses tiraron sus primeras tarjeta EIP cuando recibieron su correo, no teniendo en cuenta que ahí obtendrían el pago o pensando que podría ser una estafa. Para los casos de pérdida o destrucción de la tarjeta EIP, puedes solicitar un reemplazo gratuito a través del servicio al cliente de MetaBank. Se te cobraría una tarifa a partir de la segunda solicitud de recuperación.

También te puede interesar: