La vacuna contra el COVID-19 podría comenzarse a distribuir el 12 de diciembre, dice asesor de la Casa Blanca

El próximo 10 de diciembre la FDA analizará si da su aprobación para la distribución de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech

Una encuesta de Gallup reveló que sólo el 58 % de los estadounidenses se pondría una vacuna contra el coronavirus.
Una encuesta de Gallup reveló que sólo el 58 % de los estadounidenses se pondría una vacuna contra el coronavirus.
Foto: JOHAN NILSSON / Getty Images

El principal asesor de la Operación “Warp Speed”, el equipo de la Casa Blanca que intenta acelerar las soluciones médicas a la pandemia pronóstico que los estadounidenses podrían empezar a recibir la vacuna contra el COVID-19 el próximo 12 de diciembre.

“El gobierno está preparado para empezar a distribuir las vacunas en las 24 horas siguientes a su aprobación. Tendremos las primeras vacunas para ser distribuidas y esperamos que la gente pueda empezar a ser inmunizada, diría que en las 48 horas siguientes a la aprobación, es decir, el 12 de diciembre”, dijo Moncef Slaoui en una entrevista con ABC News.

Los asesores de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) se reunirán el 10 de diciembre para evaluar si aprueban la vacuna desarrollada por Pfizer y la farmacéutica alemana BioNTech, que este viernes pidieron una autorización de urgencia para elaborar el antídoto.

Ante esa posibilidad, el experto calculó que Estados Unidos podría volver a lo más parecido a la normalidad “en algún momento de mayo” de 2021, cuando alrededor del 70 % de la población habrá recibido la vacuna.

Las primeras vacunas se distribuirán de forma proporcional a la población de cada estado y cada entidad decidirá quién tendrá la prioridad para recibirla.

La administración Trump no ha revelado cómo distribuirá la vacuna a sus alrededor de 330 millones de habitantes y no ha compartido sus planes con el equipo del presidente electo, Joe Biden, quien ha advertido que la falta de cooperación puede costar vidas.

La vacunación enfrentará la desconfianza de mucha gente, ya una encuesta publicada esta semana por Gallup reveló que solo el 58 % de los estadounidenses están dispuestos a recibir el medicamento.

La vacuna de Pfizer requiere dos dosis administradas con tres semanas de diferencia y ha demostrado hasta un 95 % de eficacia en las pruebas clínicas.