Pzifer actualiza la eficacia de su vacuna contra el COVID-19 al 95%

Tras estos resultados, la farmacéutica estadounidense, que desarrolla el medicamento con su socio alemán BioNTech, espera solicitar la autorización de emergencia a la FDA para fabricarla y distribuirla

Pzifer actualiza la eficacia de su vacuna contra el COVID-19 al 95%
La vacuna de Pfizer podría ser la primera en llegar al mercado.
Foto: JUSTIN TALLIS / Getty Images

Pfizer anunció este miércoles que tras una semana más de pruebas, la efectividad de su vacuna contra el COVID-19 aumentó hasta el 95 %, con una respuesta similar (94 %) en mayores de 65 años.

Tras estos resultados, la farmacéutica estadounidense, que desarrolla el medicamento con su socio alemán BioNTech, espera solicitar la autorización de emergencia en Estados Unidos a la brevedad, con lo que podría convertirse en la primera vacuna para ser administrada entre la población.

La vacuna no provocó efectos secundarios de consideración entre los voluntarios a los que le fue administrada y el único inconveniente registrado hasta ahora es que requiere congeladores especiales para mantenerla 70 grados bajo cero, un obstáculo para su distribución y un añadido a su costo.

En la última evaluación de la fase 3, Pfizer identificó 170 casos confirmados de COVID-19, de los cuales 162 se observaron en el grupo de placebo frente a 8 en el grupo al que se administró la vacuna. En total, cerca de 43,000 personas participaron en el ensayo en todo el mundo, de los cuales poco más de 41,000 recibieron una segunda dosis el pasado 13 de noviembre.

“La eficacia fue constante según la edad, el género, la raza y la etnia”, dice el comunicado de la compañía, que resalta que “la eficacia en adultos mayores de 65 años fue del 94 %”. Los únicos efectos secundarios importantes de la vacuna fueron la fatiga y el dolor de cabeza.

El anuncio de Pfizer se da dos días después de que Moderna, una farmacéutica mucho más pequeña, presentara resultados de efectividad del 94,5 % en su fase 3. Moderna también solicitará en breve la autorización de emergencia de la Administración de Medicamentos y Alimentos FDA, que se usa durante la pandemia para acelerar la disponibilidad de medicamentos experimentales.

La vacuna de Moderna tiene la ventaja que se puede conservar en congeladores comunes e incluso mantenerse a temperaturas por encima del punto de congelación, lo que le abre las puertas de países en desarrollo y centros de salud rurales o remotos.

Pfizer anunció el martes que lanzó un programa piloto de entrega para su vacuna COVID-19 experimental en Rhode Island, Texas, Nuevo México y Tennessee , para conocer los desafíos de distribución que enfrentará.