Los 4 errores más graves al contratar un seguro para tu casa que aún la puede dejar vulnerable

Hay eventos que es posible que tu seguro no cubra y para los que debes prevenirte

Los 4 errores más graves al contratar un seguro para tu casa que aún la puede dejar vulnerable
Una casa es una adquisición muy costosa como para no cimentarla con un buen seguro para vivienda.
Foto: Bongkarn Thanyakij / Pexels

Hay algunas zonas en Estados Unidos donde tener una casa puede significar un constante riesgo, ya sea por cuestiones sociales o naturales. Es bueno considerar tener un seguro de vivienda para protegerla y cuidar tu inversión, porque comprar una propiedad no es barato y lleva tiempo; pero para perder tu patrimonio puede ser cuestión de sólo unos minutos. Pero ni todos los seguros son buenos ni tienen la suficiente cobertura.

Si quieres saber cómo contratar un buen seguro para tu casa, es necesario que evites los siguientes 4 errores más graves que puedes cometer y que podrían dejarla incluso más vulnerable ante los riesgos.

1. No contratar un seguro contra inundaciones

Muchos estadounidenses que contratan un seguro en zonas de alto riesgo de huracanes o incluso aunque no lo sean, piensan que que los cubre de inundaciones. Eso es completamente equivocado. Ningún seguro de vivienda contempla las inundaciones debido a que en buena medida, sin importar si estás en la costa, el agua puede ser uno de los factores naturales más comunes que dañan la vivienda, por ejemplo, como lo es la rotura de una tubería.

Sí existen los seguros contra inundaciones. De hecho, este tipo de productos provienen del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones como parte de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y a través de uno de sus proveedores autorizados. Las coberturas se venden por separado dependiendo de la estructura y el contenido de la casa.

2. No protegerte a tiempo

“No esperes hasta que llegue la tormenta”, advierte Mark Friedlander, portavoz del Insurance Information Institute, para MarketWatch. “La mayoría de las aseguradoras establecerán una moratoria una vez que el servicio meteorológico emita una alerta o advertencia de tormenta, por lo que no puedes realizar ningún cambio en tu póliza”.

Debes contratar un seguro contra inundaciones con al menos 30 días de anticipación. Algunos estados también pueden imponer un periodo de espera si adquieres una póliza por daños causados por el viento. Las aseguradoras te permitirán agregar esta cobertura siempre que no haya alertas de huracanes activa.

3. Un deducible elevado que no puedes pagar

Cuando contratas un seguro, debes tomar en cuenta que al hacer un reclamo por daño por huracán, a diferencia de los seguros usuales contra incendio o robo, debes pagar un deducible que ronda entre el 1% y 10% del valor de tu casa antes de que realmente puedan pagarte el daño. Un alto deducible es directamente proporcional a una prima mensual baja, por ello muchos deciden que así sea, esperando jamás solicitar que el seguro los cubra.

Sin embargo, por tratar de ahorrar en tu pago mensual y en caso de que necesites hacer un reclamo, hay veces que el deducible para muchas familias es impagable y pueden no lograr la protección que pensaban. Por ejemplo, si tu casa asegurada cuesta $300,000 dólares y elegiste pagar un deducible por el 5%, podrías tener que responsabilizarte de cubrir $15,000 dólares en daños antes de que la compañía de seguros pueda comenzarte a pagar el dinero correspondiente a la afectación.

4. No tener una buena cobertura

Ya sea por pagar menos o ignorancia, muchas veces los asegurados contratan un producto que no cubre los costos totales de un desastre. Lo peor de todo es que se percatan de esto hasta que pasa una desgracia y solicitan un reclamo, dándose cuenta de que han cometido un error con el poco dinero que reciben y del que no pueden dar marcha atrás.

Para percatarte si estás contratando el seguro idóneo para ti, debes contemplar los costos de construcción, el valor del reemplazo de tus pertenencias personales elegibles y hasta los costos de vivir en otro lugar en lo que dura la reconstrucción.

También te puede interesar: