Los pedidos de seguro de desempleo bajan por segunda semana consecutiva en Estados Unidos

Aunque los números no son tan significativos como la semana pasada, para los economistas es un buen signo de la recuperación de la economía

Los pedidos de seguro de desempleo bajan por segunda semana consecutiva en Estados Unidos
Cada vez menos personas solicitan ayuda por desempleo, lo que los analistas interpretan como un signo de recuperación de la economía.
Foto: Scott Olson / Getty Images

Por segunda semana consecutiva, las solicitudes iniciales de ayuda por desempleo cayeron y se mantuvieron por debajo de las expectativas de los analistas de Wall Street. En la semana que finalizó el 17 de abril hubo 547,000 pedidos, 39,000 menos que la semana previa. Esta cifra es la más baja para desde el 14 de marzo de 2020, cuando fue de 256,000.

El nivel de la semana anterior se ajustó con un alza de 10,000 solicitudes, por lo que pasó de 576,000 a 586,000, mientras que el promedio móvil de 4 semanas fue de 651,000 reclamos, una disminución de 27,750 con respecto al número revisado de la semana anterior. Este es el nivel más bajo para este índice desde 14 de marzo de 2020 cuando eran 225.500.

Con los casos de COVID-19 a la baja y con más estados que han reabierto parcialmente algunas actividades económicas, las empresas buscan reponer puestos de trabajo antes de lo que se espera sea un verano de actividad casi normal en el país.

“Esta caída en las solicitudes de desempleo se ve bien aisladamente, pero lo que realmente importa es que confirma que la caída inesperada de la semana pasada no fue casualidad”, escribió Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics. “Esperamos que esta cifra continúe a la baja en los próximos meses a medida que continúe la reapertura, mientras que el crecimiento de la nómina se acelerará notablemente”. Aún así, alrededor de 8 millones menos de estadounidenses están trabajando que antes de Covid.

El informe del jueves mostró que tanto el desempleo como el subempleo aún son problemas importantes para la economía estadounidense. Unos 17.4 millones de estadounidenses todavía reciben beneficios de desempleo de varios programas. La cifra de aquellos que solicitaron beneficios desde el inicio de la pandemia se mantienen en casi medio millón.

Los reclamos continuos, que van una semana por detrás de los datos principales, también cayeron en 34,000 personas y dejan la cifra en 3.67 millones, un nuevo mínimo pandémico y otro indicativo de que la economía comienza a recuperarse.