Los precios de las viviendas no volverán a bajar en Estados Unidos: por qué es el momento de comprar una casa

Si bien los precios de las viviendas han aumentado en aproximadamente un 20% en comparación con el año pasado, algunos expertos consideran que van a seguir subiendo de precio, por lo que es un buen momento para hacerte de una propiedad

En Estados Unidos creció la venta de casas en un 7% durante el mes de septiembre.
En Estados Unidos creció la venta de casas en un 7% durante el mes de septiembre.
Foto: Pexels

Hace tan solo algunas semanas se anunciaba que las tasas hipotecarias en Estados Unidos habían bajado después del verano, situación que ayudó para que la compra de inmuebles aumentara. Y es que para septiembre, las ventas de casas registraron un aumento del 7%. Si bien los expertos vaticinan que esto no durará para siempre, es el momento para aprovechar y hacerse de una propiedad.

Las casas no son baratas, eso es verdad y no es un secreto para nadie. De acuerdo con un informe realizado por la firma Clever, desde el año 1965, el precio de una vivienda media ha aumentado aproximadamente en un 118% y, a la par, el ingreso de las familias estadounidenses desde esas épocas han mejorado sus ingresos en solo el 15%.

Expertos entrevistados por Grow analizaron la situación actual de la compra y venta de viviendas en Estados Unidos y aseguraron que si bien los inmuebles son caros, es el mejor momento de adquirir una propiedad, ya que se espera un aumento en los costos para el año 2022, según un estudio realizado por Goldman Sachs.

“Creo que si encuentra una casa que le guste, debería mudarse. [Los precios] no volverán a bajar. En general, creo que los precios de las viviendas seguirán creciendo durante la primavera y durante la próxima década”, dijo en entrevista exclusiva con Grow, Daryl Fairweather, economista en jefe de Redfin, una agencia inmobiliaria.

Fairweather explica que el aumento que se pronóstica se debe básicamente a que la economía va en camino de mejorar notablemente para el 2022, luego que la pandemia del Covid-19 le diera con todo a las finanzas de Estados Unidos y del mundo entero.

Y si bien, el coronavirus desaceleró justamente el crecimiento económico, el país ahora se está recuperando: “Soy bastante optimista de que la economía crecerá el próximo año y eso conducirá a tasas de interés más altas. Incluso con esas tasas de interés más altas, habrá más demanda de vivienda”, explicó a Grows, Fairweather.

Sin embargo, los posibles compradores tienen una versión contraria sobre el momento de adquirir un inmueble. Recientemente, la Universidad de Michigan realizó una encuesta en la que el 66% de los estadounidenses entrevistados cree que hoy es un mal momento para comprar una casa, lo que demuestra que hay una importante preocupación en torno a la sostenibilidad de la demanda de los compradores de vivienda, explica Goldman Sachs.

Para Fairweather, los estadounidenses pueden sostener su decisión de comprar un inmueble ahora en la posición que tienen actualmente en las empresas: ante la escasez de empleados, hoy más que nunca, los trabajadores tienen el poder de negociar con sus empleadores para no solo ganar mejores salarios sino para también obtener más beneficios.

“Esto significa más dinero en los bolsillos de la gente y más demanda de vivienda. Hay indicios de que el mercado de la vivienda parece más fuerte de lo que pensábamos. Las viviendas se están vendiendo más rápido de lo esperado, lo que es una señal de que el mercado de la vivienda y la economía van a recuperarse”, opinó Fairweather.

Qué le espera a la vivienda en el 2022

Según los datos dados a conocer por la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés), el precio de venta medio de las viviendas existentes es de $352,800 dólares. De acuerdo con los datos de Goldman Sachs, los precios de las viviendas han subido un 20% durante el último año. Pero un panorama distinto se enfrentan hoy todos los constructores, ya que, además de los problemas que se les presentaban antes de la pandemia, ahora les esperan nuevos desafíos post pandemia.

“Especialmente la falta de trabajadores de la construcción y la falta de parcelas disponibles para construir, y la pandemia ha exacerbado esos problemas con más demoras debido a  las interrupciones en la cadena de suministro, escasez de madera y ahora una amplia escasez de mano de obra”, revela en su informe Goldman Sachs.

Todas estas situaciones podrían limitar la construcción de viviendas, o por lo menos, harán ruido en el ritmo de construcción anual de viviendas, aunado a que faltan trabajadores de la construcción en Estados Unidos.

***

También te puede interesar:

-Si quieres comprar una casa en Estados Unidos: cuánto dinero necesitas ganar, ahora que bajaron los intereses