Los progresistas preparan “Plan B” para mantener aumento al salario mínimo dentro del paquete de estímulo del presidente

La desgravación fiscal para pequeñas empresas podría combinarse con el aumento del salario mínimo para aliviar cargas extra sobre las compañías que deban aumentar las percepciones de sus empleados

Los progresistas preparan “Plan B” para mantener aumento al salario mínimo dentro del paquete de estímulo del presidente
Bernie Sanders y los progresistas buscan caminos para mantener el aumento al salario mínimo dentro del paquete de estímulo.
Foto: Andrew Harnik / Getty Images

Los progresistas del Congreso no están listos para dejar fuera del paquete de estímulo del presidente Joe Biden su propuesta de aumentar a $15 dólares por horas el salario mínimo federal.

El presidente del Comité de Presupuesto del Senado, Bernie Sanders, y su personal han presentado una amplia evidencia que muestra que el aumento a $15 dólares satisface las reglas presupuestarias del Congreso.

Para asegurarse de que el aumento salarial sea aprobado por la parlamentaria del Senado, los progresistas tienen otra idea. Han comenzado a impulsar la posibilidad de un plan de desgravación fiscal para pequeñas empresas que podría combinarse con el aumento del salario mínimo para aliviar cualquier carga sobre las compañías que deban aumentar las percepciones de sus empleados, comentó un asesor demócrata del Senado a Politico.

Por separado, los demócratas exploran otras opciones en el Comité de Finanzas del Senado que podrían incluir cerrar “algunas lagunas que benefician a las grandes corporaciones”, dijo el asistente demócrata.

Los demócratas podrían derogar algunas disposiciones fiscales, incluida una agregada al paquete de alivio de la pandemia del año pasado, “que beneficia a los propietarios de bienes raíces adinerados”, agregó el asistente.

“Hay algunas otras disposiciones fiscales que el presidente Biden ha apoyado que recaudarían dinero más que suficiente para cubrir tanto la ventana de 10 años como los gastos del año final con respecto al salario mínimo”.

El presidente de Finanzas del Senado, Ron Wyden, “está buscando varias opciones para permanecer dentro de nuestra asignación y apoyar a las pequeñas empresas”, dijo su portavoz Ashley Schapitl, y señaló que “está haciendo todo lo posible” para mantener el aumento salarial en el paquete.

Un asistente demócrata de la Cámara, que describió el problema como “un problema matemático del Senado”, dijo que los ingresos adicionales también podrían provenir de reducir un mes la fecha de vencimiento de los beneficios por desempleo que el paquete de la ese órgano legislativo extendería hasta agosto. Los demócratas de la Cámara de Representantes ya han recortado un mes de la extensión original de las prestaciones por desempleo de Biden, que propuso ejecutar hasta septiembre, para compensar el costo de la ayuda a las pensiones que incluyeron en el proyecto de ley de ayuda Covid-19.

Biden ha señalado en privado que el aumento salarial probablemente no forme parte de su primer paquete de ayuda para enfrentar al COVID-19.

Los liberales, sin embargo, siguen confiando en que el aumento del salario mínimo sobrevivirá y confían en que el parlamentario fallará a su favor.

“Lo que el senador Sanders está luchando es un salario mínimo de $15 dólares por hora”, dijo el asistente demócrata del Senado. “Fin de la discusión.”

También te podría interesar:

Los congresistas en la batalla por el aumento al salario mínimo: ¿quién está a favor y en contra?