Los restaurantes necesitan empleados: qué estrategias usan para seducirlos

Aunque no se tiene información sobre si los bonos están funcionando, la desesperación ha llevado a algunos empresarios a considerar un plan de pago que va desde los $500 a los $2,000, dependiendo del puesto, entre 30 y 90 días después de la contratación

Los restaurantes necesitan empleados: qué estrategias usan para seducirlos
Ciertos empleadores están creando ciertas estrategias para seducirlos, para poder ganar empleados comprometidos que acepten sus propuestas y no se queden en casa.
Foto: Pexels

Ahora que los restaurantes están levantando sus restricciones y están muy necesitados de trabajadores, la situación se pone difícil para conseguir a posibles empleados que quieran laborar.

Por eso ciertos empleadores están creando ciertas estrategias para seducirlos, para poder ganar empleados comprometidos que acepten sus propuestas y no se queden en casa.

En Solo Dinero te compartimos que un McDonald’s en Tampa Florida estaba pagando $50 dólares a cada persona que acudiera a entrevista de trabajo. Este anuncio estuvo colocado afuera del restaurante, pero parece que no hubo mucho eco.

“Traté de hacer un pequeño chapoteo”, dijo James Meadowcraft, gerente de McDonald’s en Tampa, Florida sobre el letrero, que indicaba que las entrevistas se realizarían de lunes a viernes.

Lo triste fue que ese letrero duró solo dos semanas porque no pudo lograr atraer a un solo candidato. “Nadie respondió”, dijo Meadowcraft a The New York Post. “Ni siquiera conseguí que nadie intentara estafarnos”.

Por su parte, una historia similar es la que se tuvo en The Galley y Olde Irish Tavern, de Mary Margaret en St. Petersburg, Florida, donde se han entregado cheques de $200 dólares a todos los nuevos empleados que ingresaron a partir del 25 de marzo, reportó The Post.

Estos trabajadores de nuevo ingreso, por si fuera poco, también pueden ganar un aumento potencial de sueldo después de una breve revisión de desempeño tras 90 días laborales, representando sin duda una ventaja importante sobre otras propuestas laborales en la localidad.

“La industria está muy desesperada”, dijo a The Post John Gordon, de Pacific Management Consulting Group. “Los bonos en efectivo no son la norma en la industria de los restaurantes”.

Incluso restauranteros famosos como Stephen Starr, que opera restaurantes en todo el país, incluidos Buddakan, Pastis y Morimoto, se han acostumbrado a pagar bonos por firmar de $300 en algunos de sus restaurantes.

Aunque no se tiene información sobre si los bonos están funcionando, por su parte Jimmy Haber, propietario del elegante operador de chophouse BLT Restaurants, dijo que el mercado laboral está tan mal en este momento que no sabe si debería molestarse en implementar su nuevo plan de bonificación.

Este empresario con establecimientos operando en la Gran Manzana, Miami y otros lugares del mundo, ha considerado seriamente las bonificaciones de inicio de sesión para ayudar con la crisis laboral, con un plan de pago de bonos que van desde los $500 a los $2,000, dependiendo del puesto, entre 30 y 90 días después de la contratación.