Más de la mitad de los estadounidenses creen que un impuesto a la riqueza puede eliminar la desigualdad social

La diferencia entre simpatizantes demócratas y republicanos en este tema es abismal: 77% de los primeros lo apoya, por sólo el 35% de los conservadores

Elizabeth Warren, senadora promotora del impuesto a la riqueza.
Elizabeth Warren, senadora promotora del impuesto a la riqueza.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

El 56 por ciento de los votantes registrados en una encuesta Hill-HarrisX respondió que la desigualdad de riqueza es un problema significativo que enfrenta el país y que un impuesto a los más ricos es parte de la solución.

La mayoría de los participantes en la encuesta, realizada entre el 9 y el 12 de abril, piensa que los multimillonarios deben pagar un impuesto sobre el patrimonio, porque eso es parte de la solución a la desigualdad En Estados Unidos, una cifra que se ha mantenido estable en comparación con la encuesta del mes pasado.

Por el contrario, el 44 por ciento de los encuestados dijo que es injusto imponer una recaudación adicional a las personas que ya pagan impuestos sobre la renta, porque eso parece una sanción por ser rico.

La brecha partidista entre el número de personas que creen que un impuesto sobre el patrimonio es parte de la solución a la desigualdad en Estados Unidos es grande, 77% de los demócratas lo avala, y por solo un 35% de los republicanos.

El número de entrevistados independientes que ven un impuesto sobre el patrimonio como parte de la solución a la desigualdad aumentó seis puntos porcentuales desde la encuesta del 5 al 8 de marzo y se ubicó en el 55%.

La senadora demócrata por Massachusetts Elizabeth Warren, ha lanzado en repetidas ocasiones la propuesta de crear un impuesto del 2% sobre el patrimonio neto de los hogares y fideicomisos entre $50 millones y $1 billón de dólares, y un impuesto del 3%sobre el patrimonio neto superior a $1 billón de dólares.

El presidente Biden también ha declarado que, como parte de su American Jobs Plan, un gran proyecto de ley de gasto en infraestructura, la tasa de impuestos corporativos pasaría del 21 al 28%, medida a la que se oponen no sólo los republicanos, sino senadores demócratas como Joe Manchin.

La encuesta más reciente de Hill-HarrisX se realizó después de que otro sondeo encontró que la mayoría de los votantes, el 54%, cree que los estadounidenses con mayores ingresos deberían pagar más en impuestos.

El ejercicio de Hill-HarrisX se realizó en línea entre 2,813 participantes registrados y tiene un margen de error de 1,85 puntos porcentuales.