McDonald’s: la FTC investiga por qué no funcionan constantemente las máquinas de su helado McFlurry

La Comisión Federal de Comercio podría encontrar otro tipo de irregularidades que afectan a los dueños de las franquicias de la compañía de comida rápida

McDonald's y el fabricante de sus máquinas podrían incurrir en una acción ilegal, de confirmarse por el FTC.
McDonald's y el fabricante de sus máquinas podrían incurrir en una acción ilegal, de confirmarse por el FTC.
Foto: Thabang / Unsplash

¿Te ha pasado que vas a alguna sucursal de McDonald’s por uno de sus famosos helados de McFlurry y te dicen que la máquina no funciona? Podrías pensar que tuviste mala suerte; pero esta situación ha sido tan constante en las últimas fechas que la Comisión Federal de Comercio (FTC) podría investigar esta situación.

Durante esta semana, The Wall Street Journal reportó que la FTC investigará que hay detrás de los problemas técnicos que se reportan en las máquinas dispensadoras de McFlurry de McDonald’s. Dentro de la investigación del diario, se presume que los franquiciados de la compañía de comida rápida podrían tener restricciones para reparar las máquinas ellos mismos, lo cual podría resultar ilegal en el caso de que la agencia federal lo descubra.

Pero las máquinas dispensadoras de helado sólo sería un pretexto para que la FTC ahonde en su investigación. Si las sucursales han padecido de alguna avería en cualquier equipo de la empresa, desde el teléfono hasta los aparatos de cocina, esas reparaciones podrían caer dentro de las reglas sobre la restricción de reparaciones ilegales. En pocas palabras, los propietarios de cualquier sucursal deberían tener la libertad de reparar las máquinas, sin ninguna restricción de parte del corporativo de la compañía o cualquier otra empresa.

Durante estos meses de gestión de la administración actual, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva que se le conoce como el “derecho a reparar”, donde se emiten una serie de reglas que en teoría obligarían a los desarrolladores de teléfonos, los fabricantes de automóviles, lavadoras o de los costosos equipos agrícolas y médicos para compartir públicamente las herramientas de diagnóstico y la documentación que utilizan para reparar los productos cuando se rompen.

“La FTC quiere saber cómo McDonald’s revisa los proveedores y el equipo, incluidas las máquinas de helados, y con qué frecuencia los propietarios de restaurantes pueden trabajar en sus propias máquinas, según una persona familiarizada con las conversaciones de la FTC con los franquiciados”, menciona The Wall Street Journal en su artículo.

Dentro de la publicación, The Journal menciona que los propietarios de franquicias podían capacitar a los trabajadores para que aprendieran a repararlas, en lugar de esperar a que el fabricante de las máquinas enviara a alguien a componerlas, sin embargo, se ven limitados de hacerlo por las restricciones impuestas por la compañía del aparato.

Algunas franquicias utilizaban una tecnología, desarrollada por la empresa Kytch, que les avisaba a los trabajadores cuando las máquinas se averiaban, además de señalar el motivo de la descompostura, así podían repararlas de inmediato. McDonald’s decidió que esos dispositivos nos estaban autorizados, lo que obligó a que los dueños de las franquicias estuvieran obligados a llamar al fabricante de las máquinas de helado, Taylor Commercial Foodservice LLC, para que las arreglen.

Este tipo de situaciones son las que la orden ejecutiva firmada de Biden buscaría evitar y por las cuales la FTC tiene poder para investigar y evitar que se vaya en contra de las reglas antimonopolio.

También te puede interesar:

• 6 productos que Walmart te vende más caros y no ahorras nada
• Después de Facebook y Google, fiscales antimonopolio tienen en la mira a Amazon
• Joe Biden firma una orden ejecutiva para que tengas derecho a reparar tus dispositivos móviles en donde tú quieras