Nada frenará a los autos eléctricos, ni siquiera los concesionarios con ideas del siglo pasado

La ola de autos nuevos 100% eléctricos, híbridos o Plug-in Hybrid, como el Hyundai IONIQ5 y la pickup Ford F150 Ligthning, sigue avanzando a toda velocidad, a pesar de que algunos concesionarios se niegan a adaptarse a la era digital

Nada frenará a los autos eléctricos, ni siquiera los concesionarios con ideas del siglo pasado
El IONIQ5 2022 es el primer modelo de la nueva sub marca 100% eléctrico del fabricante coreano.
Foto: Javier Mota / Cortesía

La gran promoción del Memorial Day Weekend en el concesionario Lokey Nissan de Clearwater, Florida, ofrecía “cambios de aceite gratis de por vida” para un Tesla Model Y usado.

La semana anterior en Miami, Volkswagen South Motors amargó el feliz día de entrega de uno de los primeros dueños del también 100% eléctrico Volkswagen ID.4 cuando intentó duplicar el pago inicial (down payment) y la cuota mensual de su lease, a pesar de que toda la transacción -desde la reserva inicial hasta la financiación-, ya había sido procesada y aprobada online a través de la aplicación desarrollada por Volkswagen. [Escucha el Podcast de este caso en Inglés]

Ejemplos como éstos muestran algunos de los grandes problemas que sigue enfrentando la industria automotriz con el último eslabón de la cadena que empieza con la investigación, desarrollo y producción de los autos, y termina con la venta a los consumidores.

El primer caso quizá se puede “perdonar” como un error de distracción en el que algún diseñador gráfico uso material de una promoción antigua para la de este año, sin darse cuenta de que un auto eléctrico no requiere cambios de aceite, por el simple hecho de que no tiene motor de combustión interna. Ésa es una de las grandes ventajas de los EVs (electric vehicles), ya que los gastos de mantenimiento se reducen al mínimo.

El problema grave es el segundo caso y los concesionarios que viven en la era de las cavernas.

Las restricciones de actividades presenciales al principio de la pandemia dieron la impresión de que los concesionarios de autos por fin aterrizarían en el Siglo XXI para usar herramientas digitales, asegurar transparencia de las transacciones y sobre todo, evitar largas horas de espera innecesaria para los consumidores. Lamentablemente, no todos dieron el salto.

Por su parte, todos los fabricantes de autos, los tradicionales como Volkswagen, Audi, Ford, Toyota, Mercedes-Benz y Porsche, entre otros, y los nuevos como Tesla, Rivian y Lucid, han invertido grandes cantidades de recursos para mejorar la experiencia de compra para los consumidores, además de miles de millones de dólares en investigación, desarrollo e implementación de la infraestructura  -digital y real-, necesarias para la nueva era eléctrica.

Así que cuando un concesionario intenta utilizar las viejas tácticas de venta para exprimir el presupuesto del feliz dueño del Volkswagen ID.4, las consecuencias negativas son para todos.

Si Volkswagen implementa una aplicación para reservar, comprar o financiar el lease de un auto, seguir su ciclo de producción desde la fábrica en Alemania hasta su entrega al cliente, el concesionario no solo debería respetar el proceso completo, sino aprovecharlo para mejorar la experiencia de sus consumidores.

Pedí una reacción a la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles (NADA, por sus siglas en inglés) y recibí … sus siglas e inglés. Silencio total.

Hay que entender que NADA es una organización que fue creada en para defender los intereses de los concesionarios, no de los consumidores, y que las leyes que prohíben la venta directa de autos del fabricante al consumidor -como lo ha intentado infructuosamente Tesla desde que salió al mercado hacen más de 10 años-, fueron establecidas década antes de la era digital y el internet. 

Cuando se revisa la lista de “Lo que hacemos” en la página de internet de NADA, todas sus actividades están centradas en proteger a sus miembros. 

Hay que ir a la página de “Código de Etica” para encontrar referencias sobre la protección de los consumidores, pero queda claro que los vendedores de Volkswagen South Motors, nunca las han leído y no las aplican.

Mientras tanto, la ola de nuevos modelos eléctricos sigue a toda velocidad.

MINI Countryman SE ALL4 PHEV
El MINI Countryman SE ALL4 PHEV 2021 es el modelo más grande en la historia del fabricante británico. Foto: Cortesía Javier Mota.

La semana pasada cargué en casa y manejé un MINI SE Countryman SE PHEV 2021 hasta Miami Beach, donde Hyundai presentó el IONIO5, el primer modelo de la nueva sub marca 100% eléctrica, que impresiona por su diseño exterior e interior, tecnología, su rango de independencia de hasta 300 millas y el sistema de recarga ultra rápida –la mejor en su clase– que permite pasar de 10% a 80% de capacidad en tan sólo 18 minutos.

Una experiencia muy diferente y mucho más rápida en comparación con el ya mencionado comprador del Volkswagen ID.4 en Miami, quien pasó casi 5 horas renegociando el contrato que ya había firmado online a través de la aplicación de Volkswagen, todo para que al final, tuviera que volver a firmar en una plataforma digital (Docusing), y verse obligado a pagar, entre otras cosas, un cargo por “digital filing”, para poder salir manejando su auto eléctrico.