Cuánto cuesta cargar un auto eléctrico en casa y otras dudas sobre la nueva era automotriz

La popularidad de los autos eléctricos sigue creciendo, pero surgen dudas sobre la viabilidad y el verdadero costo de esta tecnología en la vida diaria del conductor promedio. El kWh rinde más que la gasolina, pero hay otros costos, como la estación de recarga en casa, su instalación y el propio costo del auto

¿Cuánto cuesta cargar un auto eléctrico en casa? No hay respuesta fácil.
¿Cuánto cuesta cargar un auto eléctrico en casa? No hay respuesta fácil.
Foto: Blink Charging / Cortesía

La semana pasada instalé en mi casa un cargador de Nivel 2 para autos eléctricos, con lo que oficialmente entré a la nueva era de la industria automotriz en la que los modelos con el tradicional tren motor de combustión interna irán desapareciendo lentamente para dar paso a los Tesla Model S, los Volkswagen ID.4, los Porsche Taycan y muy pronto también la Ford F-150 Lightning, la camioneta pickup que en su versión tradicional ha sido el vehículo más vendido en Estados Unidos durante los últimos 44 años.

Dependiendo del estado donde se viva en Estados Unidos, ya existen mandatos para eliminar la venta de vehículos con motor de gasolina tan pronto como 2030. Una fecha que parece muy distante, pero que en términos de la propia industria automotriz está a la vuelta de la esquina.

A pesar de los mandatos de los gobiernos, ya sea el Federal, el estatal o incluso el local, lo cierto es que pasarán muchos años después del 2030 para decirle adiós definitivo a los autos impulsados solamente por gasolina o diésel, porque aunque se dejen de producir o vender en menos de 10 años, los más de 300 millones de vehículos que hoy circulan en calles y carreteras del país no van a desvanecerse en el aire cuando llegué la fecha establecida por el decreto de un burócrata.

Pero igual de cierto es que la ola eléctrica no parece tener freno. Prácticamente todas las noticias relevantes de la industria automotriz tienen como común denominador algún aspecto de la electrificación de la flota. Ya sea un modelo nuevo como la F-150 Lightning, el descubrimiento de una nueva fórmula química o programación de los sistemas computarizados para ampliar el rango del paquete de baterías a la “cifra mágica” de 500 millas o la ampliación de la infraestructura de estaciones de recarga en todo el país.

13 millones de estaciones de recarga para 2030

En este último punto, Mike Battaglia, el vicepresidente de Ventas y Desarrollo de Negocios de la firma Blink Charging -la que me envió el cargador Nivel 2 HQ 100 para instalarlo en casa-, confirmó que, según los cálculos de su empresa, en Estados Unidos se necesitarán más de 13 millones de estaciones de recarga eléctrica, tanto públicas como residenciales, para poder cumplir con la demanda de recarga que representará el creciente número de ventas de autos electrificados para 2030.

Su cálculo sobre la ampliación necesaria de la infraestructura de recarga parece ir a la par con el más reciente informe del sitio especializado Kelley Blue Book (KBB), sobre la creciente aceptación de vehículos electrificados (híbridos, híbridos enchufables y 100% eléctricos) en Estados Unidos, que alcanzó nuevos cifras máximas en el primer trimestre de 2021, cuando 19% de todos los compradores dijo que consideró un vehículo electrificado para reemplazar uno con tren motor de gasolina.

Por ahora, los modelos híbridos de marcas japonesas, específicamente Toyota y Honda, acapararon el interés de los compradores, en un Top 10 encabezado por el SUV compacto Toyota RAV4 Hybrid, seguido por las versiones híbridas del Honda CR-V , el Toyota Highlander, el Toyota Prius (el híbrido original que debutó en 1997), el Honda Accord, el Toyota Camry y la Plug-in Hybrid Toyota Prius Prime. 

Los únicos 100% eléctricos de esta lista fueron los modelos de lujo de Tesla, incluidos el Model 3, Model Y y ModeloS, pero cada vez más fabricantes están sumando sus propias opciones incluyendo Volkswagen con el ID.4; Chevrolet con la nueva generación del Bolt EUV y las marcas de lujo como Mercedes Benz con el EQC; Porsche con el Taycan y Audi con el e-Tron, este último, en diferentes variantes.

Cuánto cuesta cargar un auto eléctrico en casa
El Porsche Taycan 2021 es uno de los primeros autos eléctricos de lujo que realmente compiten con los modelos Tesla. Foto: Javier Mota.

La consideración inicial de compra para vehículos electrificados también se convirtió en un nuevo récord de ventas, con un crecimiento de 81% en comparación con el año pasado, alcanzando por primera vez las 300 mil unidades.

Noticias como el ciberataque al oleoducto Colonial, que reveló entre otras cosas la fragilidad de la red de suministro de combustible en Estados Unidos, ayudan también a alimentar la búsqueda de opciones de transporte para los consumidores.

200 millas por $9 dólares de “combustible”

De vuelta al cargador Nivel 2 de mi casa y la pregunta sobre el costo real de cargar un auto eléctrico, lo cierto es que no existe una respuesta única debido a que el precio promedio de la electricidad doméstica es de alrededor de $ 0.13 por kWh, pero varía de ciudad a ciudad y depende también de la hora en que use.

La respuesta más cercana a la realidad de la mayoría de los consumidores de Estados Unidos, tomando en cuenta el precio promedio de $0.13 por KWh, es que si el vehículo eléctrico consume 33 kWh para viajar 100 millas, el costo por milla será de aproximadamente $0.04 (cuatro centavos).

Por lo tanto, la carga completa de las baterías de un vehículo eléctrico con un alcance de 200 millas (asumiendo una batería de 66 kWh completamente agotada) sería de alrededor de $9 dólares. 

Comparado con el costo promedio de la milla (15 centavos de dólar) para un auto con motor de gasolina, el eléctrico tiene cierta ventaja. Pero antes de llegar a ese punto, hay que ir 2 pasos atrás y tomar en cuenta el costo del cargador Blink Charging HQ 100 ($449.99) y entre $500 y $1,000 de la instalación, que debe ser realizada por un electricista certificado.

También hay que tomar en cuenta el costo del vehículo eléctrico como tal. Aunque en teoría tienen menos gastos de propiedad y mantenimiento, lo cierto es que por lo menos por ahora, son más caros que los modelos con motor tradicional de gasolina.

Así que para empezar a “ahorrar” con un auto eléctrico y un cargador Nivel 2 en casa, primero hay que salir de un hueco financiero de varios miles de dólares. Cuentas más, cuentas menos, ésa es la realidad del momento sobre la vida con un auto eléctrico.

Battaglia reconoce los desafíos que presenta el punto de inflexión que está viviendo la industria automotriz, pero como muchos otros expertos y ejecutivos de los fabricantes de autos y empresas que están construyendo la infraestructura necesaria para hacer viable su uso mayoritario, confía en que las soluciones llegarán más pronto de lo que se espera.

“Cada día que pasa hay más y más estaciones de recarga instaladas y además, el ritmo de crecimiento se está acelerando exponencial, así que ningún consumidor debería dudar en la compra de un auto eléctrico, simplemente por la falta de infraestructura”, dijo Battaglia.

Podcast en inglésBlink Charging