Netflix deja en suspenso sus medidas para frenar cuentas compartidas mientras cae en la bolsa

La herramienta de contenidos de entretenimiento vía streaming ha experimentado una desaceleración en su crecimiento con menos suscriptores nuevos respecto a lo esperado durante el primer trimestre del año

Netflix deja en suspenso sus medidas para frenar cuentas compartidas mientras cae en la bolsa
Netflix reportó casi 4 millones de nuevos clientes a nivel mundial al inicio de 2021.
Foto: David Balev / Pexels

Luego de que hace menos de un mes la plataforma de entretenimiento Netflix reforzara sus filtros para evitar el uso compartido de las contraseñas, el director general de la empresa, Reed Hastings, se pronunció al respecto, en lo que podría interpretarse como un paso hacia atrás en esta medida al tiempo en que las acciones de la compañía cayeron un 10% en la bolsa debido a que el servicio de streaming se quedó corto en sus expectativas de crecimiento durante el primer trimestre de 2021 con menos suscriptores de los esperados.

En el marco de la comparecencia del gigante de los contenidos en línea para compartir sus estados financieros en la primera parte del año, Hastings dejó la puerta abierta para implementar otras estrategias, pero que estas no se interpreten como algo que signifique una carga para sus clientes, por lo que estarán receptivos a las señales que envían sus audiencias.

“Probaremos muchas cosas”, adelantó Hastings, “Pero nunca lanzaremos algo que se sienta como que estamos ejerciendo presión. Tiene que parecer que tiene sentido para los consumidores, que lo entienden”, agregó el fundador de Netflix, quien también dejó en claro que su colaborador Greg Peters, jefe de producto de la compañía ha realizado una investigación profunda sobre cómo encontrar mecanismos que sean compatibles con el concepto que sus consumidores tengan del uso de las cuentas.

Te puede interesar: Cómo tramitar la tarjeta Direct Express con la que recibes apoyos de gobierno

Hace apenas seis meses, Netflix incrementó sus cuotas de suscripción, fijándolas en $8.99 dólares mensuales por tan solo un dispositivo conectado en su plan básico, cantidad que se incrementa a $13.99 por dos pantallas simultáneas en el paquete estándar y se va hasta $17.99 dólares con cuatro conexiones al mismo tiempo en su oferta premium.

Después de un pronunciado repunte durante el 2020 derivado de los confinamientos como medida preventiva ante el impacto de la pandemia por COVID-19, el crecimiento de Netflix ha experimentado un desaceleramiento en el número de suscriptores en los primeros meses de 2021, situándose con casi 4 millones de nuevos miembros a nivel global sobre un cálculo de 6 millones de usuarios que se integrarían a la plataforma durante este tiempo.

Con esto, a pesar de que el coronavirus indirectamente le implicó un beneficio mayor al esperado a la empresa, conforme la movilidad regresa gradualmente en Estados Unidos con el avance del proceso de vacunación, Netflix comienza a resentir las consecuencias negativas de la pandemia ante una creciente competencia de servicios de streaming que siguen ofreciendo pruebas gratuitas a los clientes, así como el retraso en las nuevas producciones originales, lo que ha debilitado su catálogo y con ello la fidelidad de muchos de sus consumidores.

Si bien el no integrar a los llamados “no pagadores” que utilizan una cuenta compartida implica que Netflix deje de ingresar varios cientos de millones de dólares, endurecer los filtros también podría implicar que muchos de sus clientes abandonen a la plataforma en un momento que podría resultar determinante en su modelo de negocio y presencia en el mundo del contenido de entretenimiento.