Netflix invita a sus empleados a renunciar si no están de acuerdo con sus contenidos

Las pautas de cultura empresarial de Netflix buscan que la gente interesada en trabajar en la compañía sepa a lo que puede enfrentarse, aunque las aclaraciones parecen como un "si no te gusta, puedes irte"

En octubre, un grupo de trabajadores protestó por un programa cómico; parece ser que hasta ahora Netflix les responde.
En octubre, un grupo de trabajadores protestó por un programa cómico; parece ser que hasta ahora Netflix les responde.
Foto: Shutterstock

En los últimos meses, Netflix cae en una polémica tras otra, misma que se ha reflejado en la fuerte desbandada de suscriptores reciente que tuvo y algunas caídas en el mercado que preocupa a sus inversores. En esta ocasión, la compañía hizo una aclaración un tanto polémica dentro de su fuente de trabajo para señalar que los empleados están en la libertad de renunciar si no están de acuerdo con sus contenidos.

La empresa de servicios de transmisión de programas, series y películas, actualizó sus pautas de cultura empresarial por primera vez desde 2017. En un apartado sobre “expresión artística”, advierte a los empleados que pueden verse obligados a trabajar en contenidos que van en contra de sus valores personales.

“Dependiendo de su función, es posible que deba trabajar en títulos que perciba como dañinos”, señala el memorando. “Si le resulta difícil respaldar nuestra amplitud de contenido, es posible que Netflix no sea el mejor lugar para usted”.

Este pequeño párrafo se interpreta como una forma para resaltar que la compañía no dejará de producir contenidos, sólo porque los empleados de diversos grupos sociales se sientan ofendidos. En pocas palabras, Netflix dice: si no te gusta lo que hacemos, no trabajes aquí.

“No a todos les gustará, o estarán de acuerdo con, todo en nuestro servicio. Dejamos que los espectadores decidan lo que es apropiado para ellos, en lugar de que Netflix censure artistas o voces específicas”.

Estas aclaraciones surgen muchos meses después de que la compañía despidiera a empleados por la difusión de información “confidencial y comercialmente sensible”, tras protestar en contra del programa The Closer de Dave Chappelle, donde realizó comentarios sobre las personas transgénero en su rutina de stand up comedy. En aquel momento, el codirector ejecutivo de Netflix, Ted Sarandos, defendió la decisión de transmitir el programa en correos electrónicos internos a los empleados, con el recurso de la no censura.

La actualización en sus pautas de cultura interna también se dan posterior a un trimestre complicado para la empresa. Hace unas semanas, Netflix reportó que perdió la suscripción de 200,000 usuarios, una situación que jamás le había ocurrido en sus 10 años de existencia. Posteriormente, ejecutó una serie de despedidos inesperados entre su grupo creativo.

Aunque la compañía atribuyó la caída de suscripciones por la fuerte competencia, el intercambio de contraseñas y la inflación, sus críticos sugieren otra idea. El CEO de Tesla, Elon Musk, considera que los actuales problemas financieros de Netflix se deben a un contenido que es “imposible de ver”.

Netflix ha estado discutiendo temas culturales dentro de la empresa durante los últimos 18 meses, aseguró un portavoz a The Wall Street Journal. La reciente actualización del sitio web tiene como objetivo ayudar a los posibles empleados a “tomar decisiones mejor informadas sobre si Netflix es la compañía adecuada para ellos”, mencionó el portavoz.

También te puede interesar:

Netflix analiza integrar anuncios en su programación
• HBO llega a casi 77 millones de suscriptores mientras Netflix los pierde
• Cómo administrar tus suscripciones mensuales como Netflix, Amazon, Spotify, entre otras, para no gastar de más